Julio López
está desaparecido
hace 4386 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Bolivia ¿Por el camino de Argentina?
Por sebastian hacher ((i)) - Tuesday, Feb. 11, 2003 at 3:14 PM
sebastian@indymedia.org

Nuevas noticias desde Bolivia: conmoción social por impuestazo del gobierno.

Bolivia, La Paz/
Cuando el presidente Sanchez de Losada se tuvo que retirar del acto por el aniversario del departamento de Oruro, quizás pensó que su suerte había comenzado a cambiar. El desfile cívico se había convertido en un virtual acto de protesta; los mineros habían detonado varios cachorros de dinamita cerca del palco oficial, como forma de demostrar su malestar con las nuevas medidas económicas.

Envalentonado quizás con el resultado del conflicto cocalero, el domingo había dado un discurso por cadena nacional, anunciando impuestos convulsivos al salario que van de entre el 4,2 al 10,3% y un rigido presupuesto para el año que comienza , atancando centralmente a la universidad.
La de los mineros es la primera manifestación pública, pero es solo la punta del iceberg; la COB (Central Obrera Boliviana) llamó a un paro y movilización para este jueves, y todo el espectro político y social del -desde las cámaras empresarias hasta el movimiento estudiantil- es un hervidero de reuniones, convocatorias y repudio al impuestazo.

Hace dos días, el gobierno parecía fortalecerse por la forma en que logró hacer frente al conflicto cocalero, encerrando a los sindicatos campesinos en una mesa de negociación sin medidas de presión y con demandas cada vez mas devaluadas. Hoy parece, si lo comparamos con Argentina, mucho más cerca del comienzo del fin de De la Rua que de los años "dorados" del menemismo. Así de rápidos son los tiempos en nuestro continente.


Esas viejas recetas

Usando una retórica conocida en Argentina Sanchez de Losada declaró que "Si asumimos el camino de la austeridad y responsabilidad yo creo que podemos superar la crisis económica", y que "Bolivia está en una encrucijada; si sigue gastando mas de lo que son sus ingresos, va por un camino seguro a la quiebra y el colapso económico, como sucedió en la Argentina".

El impuesto, contenido en el proyecto de presupuesto que discutirá hoy el congreso, sería aprobado automáticamente, gracias a un mecanismo conocido como "el rodillo paralamentario", como se nombra a la coalisión parlamentaria que da mayoría segura al oficialismo.

Luego de seis meses de mandato, el gobierno ataca frontalmente, y de una sóla vez, a sectores importantes de trabajadores (unos 500.000 según el Diario La Voz) y al sector que constituye su principal caudal electoral y social; la clase media urbana. Empujado por las recetas del FMI, con casi el mismo algebra de austeridad fiscal a cualquier precio que intentaron aplicar en Argentina, el gobierno se juega ahora el todo por el todo.

El repudio al impuesto es generalizado y cruza toda la sociedad boliviana. Las primeras reacciones fueron de la clase media, que inundó los medios de comunicación con llamados de protesta, y de la Confederación Empresarios Privados, cuyo presidente declaró que "este tipo de políticas fueron incluso rechazadas por la administración de George Bush", como para dejar claro que están preocupados por mas que segura baja de las ventas, y que no han pegado un giro brusco para ponerse en contra del imperialismo.

Más moderado, Fernando Quiroga, de la Federación de empresarios de Cochabamba, opinó que al gobierno simplemente "se les fue un poco la mano...y puede provocar un problema bastante serio". Y si bien el problema, para los empresarios, es escrictamente económico, en un horizonte más que cercano pueden también vislumbrar un verdadero terromoto político.


Paro, movilizaciones y diálogos.

La COB (Central Obrera Boliviana) llamó a un paro nacional y una movilización para el Jueves, como primer medida de lucha contra el nuevo ajuste. A la movilización sumarían diferentes sectores. La Federación de Docentes de La Paz y los estudiantes universitarios del todo país serán los primeros en definir su participación.

Según su ejecutivo, Saturnino Mallcu, las reformas presupuestarias son una irresponsabilidad que responde a las exigencias de los organismos internacionales para reducir el deficit fiscal en 5,5 % para recibir nuevos prestamos y endeudar mas al país. La central obrera, que venía apostando a un diálogo con el gobierno, se vió obligada a romperlo y adoptar medidas, en un contexto de malestar social extendido.

Las movilizaciones prometen ser masivas, alimentadas por un humor social que desgasta rapidamente a un gobierno que a seis meses de asumir parece estar ya en las últimas visperas. Las radios locales reciben cientos de llamados de indignados oyentes de clase media que se quejan del impuestazo y la corrupción de los políticos. Los medios de comunicación, cuestionados por sus propios trabajadores por ceder a las presiones oficiales, han virado su línea editorial en 180 grados, convirtiéndose de la noche a la mañana en furibundos opositores.

Y si bien el gobierno logró unir a la mayoría del país es un su contra, cuenta con una sola ventaja; logró paralizar por el momento al sector mas combativo; el movimiento campesino. Luego de un conflicto donde no parecía haber una estrategia definida, con mesas de negociación que son presentadas por el gobierno como "meramente informativas" y por Evo Morales con "un gran triunfo", no está claro hacia donde va el movimiento. En el último ampliado de las seis federaciones del Trópico de Cochabamba se impuso la posición de "erradicación voluntaria de la coca hasta llegar a una hectarea por familia" como forma de parar la erradicación forsoza y la militarización del Chapare. Las vigilias, mientras tanto, han "bajado la tensión" reduciendose al mínimo. Y si bien todavía existe -y se nota en los discursos de los dirigentes de base- la dicotomía entre una base mas aguerrida y un proyecto político mas moderado del MAS, el conflicto campesino quedó desacomodado con respecto a la nueva situación abierta.

Ayuda militar vs. solidaridad internacional

Junto con el liberalismo político, que aplica calcadas las recetas que el FMI impuso durante todos los 90 en la Argentina, la apuesta de la Embajada de Estados Unidos parece apuntar a una mayor militarización e intervención directa de la CIA en la región.

Además de la duplicación de la ayuda militar de Estados Unidos a 4 millones de dólares y del fondo de 91 millones para la "lucha contra la droga", Estados Unidos se propone crear una base antiguerrillera en el Chapare, como "forma de prevenir que el movimiento campesino se convierta en guerrilla", obviando que se trata de un movimiento de gran tradición sindical y de un país donde las guerrillas nunca han tenido mayor adhesión popular.

Junto con eso, el nombramiento de David Greenlee como nuevo embajador, parece apuntar a darle la máxima jerarquía a la intervención militar en la región. Greenlee fue durante los 80 el principal hombre de la CIA en Bolivia, responsable de masacres de campesinos, como la de Villa Tunari en el 88, con 28 muertos y 50 heridos, muchos de los cuales quedaron inválidos de por vida y de la nunca esclarecida "tragedia de Huachaca" que ligó a la CIA directamente con el narcotráfico.

Bajo el mote de la "lucha contra el narcotráfico" Estados Unidos viene enmascarando su intevencionismo político. Las reciente masacre de 18 campesinos en los últimos bloqueos, la violencia descarnada de la represión y la militarización como respuesta incluso "preventiva" contra las movilizaciones sociales, son quizás el prólogo de lo que se puede llegar a vivir aquí.

No es descabellado pensar que Bolivía puede estar siguiendo la misma senda que en Argentina estalló el 20 de diciembre del 2001. El presidente boliviano parece un Menem, aplicando la ortodoxia del FMI a rajatabla, con la misma base social que De la Rua antes de su caída. La diferencia es que Bolivia viene de dos años de convulsiones sociales y enfrentamientos, desde la guerra del agua hasta los bloqueos de enero de este año y un nuevo salto en la situación puede generar resultados inospechados.

Si se acercan horas definitivas en Bolivía, los ojos concientes y solidarios de toda lationoamérica deben mirar al altiplano; la solidaridad internacional es vital para frenar nuevos intentos de regar nuestro suelo con sangre de compañeros.

agrega un comentario


ULTIMOS COMENTARIOS SOBRE ESTE ARTICULO
Listados aquí abajo estan los últimos 10 comentarios de 3 escritos sobre este articulo.
Estos comentarios son enviados por los visitantes del sitio.
TITULO AUTOR FECHA
Dr. FMI y sus recetas Adela Romero J. Thursday, Feb. 13, 2003 at 10:56 AM
mas noticias sebastian hacher ((i)) Tuesday, Feb. 11, 2003 at 10:45 PM
Estamos 'allá', que es decir aquí Cristina Tuesday, Feb. 11, 2003 at 3:47 PM