Julio López
está desaparecido
hace 4534 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Bariloche: Movilización mapuche forzó una entrevista con Kirchner
Por A.M. - Friday, Nov. 07, 2003 at 10:54 AM

Como resultado de la fuerte presencia mapuche en el acto que se llevó a cabo en Bariloche el jueves pasado, un grupo de werken consiguió alterar el protocolo y entrevistarse con el presidente de la Argentina, Néstor Kirchner. Los referentes mapuche le manifestaron al mandatario la necesidad de establecer un diálogo entre los pueblos indígenas y el Estado, para que se diseñe de una vez por todas una política que contemple los "derechos milenarios" de los habitantes originarios.

Al término del encuentro, que se extendió por 10 minutos, Jorge Nahuel, de la Coordinadora de Organizaciones Mapuches (COM), se mostró optimista orque "necesitábamos establecer un diálogo entre pueblo originario y presidente. Pero un diálogo político, no como él está acostumbrado". Hasta el momento, "siempre nos ha identificado como parte de la masa marginal y hambrienta que está buscando soluciones inmediatas o de emergencia. Hemos dejado esa agenda de lado".

El werken neuquino precisó que "lo que queremos plantear es un objetivo de mediano y largo plazo, que el Estado argentino diseñe de una vez por todas una política estructural para los pueblos indígenas y que empiece por identificarnos por lo que somos: precisamente pueblos indígenas". Nahuel formuló estas declaraciones al programa Al paso del más lento de Radio El Arka.

"Él en un principio quiso derivarnos a la ministra de Desarrollo Social pero le dijimos que justamente uno de los dilemas que tenemos con ella es que nos sigue identificando con lo que nosotros no queremos. No reconoce que representamos a culturas milenarias y que por eso tenemos derechos milenarios que el Estado tiene que responder", añadió el dirigente mapuche.

Kirchner y otros funcionarios del gobierno nacional estuvieron en Bariloche el pasado 6 de noviembre, con la excusa de conmemorar el centésimo aniversario de la donación de tierras que Francisco Pascasio Moreno le hiciera al Estado. Además del propio presidente y otros funcionarios, hizo uso de la palabra un descendiente de Moreno, quien habló con la ruidosa desaprobación mapuche de fondo.

Como el santacruceño fue gobernador de su provincia antes de acceder al Sillón de Rivadavia, los mapuche tienen presente su gestión en materia indígena. "Allí nuestros hermanos están todavía en un estado de debilidad organizativa. Entonces él prácticamente los ha ignorado. No los identifica, no los ve. Sus políticas fueron y son coherentes con esa negación. Por eso trabajamos sobre la sensibilidad de su ser patagónico pero sabemos que conoce tanto de los mapuche como de los misioneros o chaqueños", ironizó Nahuel.

La concurrencia mapuche al acto –prácticamente soslayada por los grandes medios de comunicación- no tuvo justamente como objetivo saludar el aniversario de Parques Nacionales. "Nuestra movilización fue lo que nos permitió dialogar. En su programa no había lugar para una audiencia con nosotros, pero la presencia mapuche fue fuerte y no la pudo eludir. Nos había eludido en los saludos protocolares porque no nos mencionó pero después nos abrió las puertas. Esa fue la consecuencia de la movilización", sentenció el werken.

En un próximo encuentro al que se comprometió a acceder, los mapuche le exigirán a Kirchner que "el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) adquiera nivel ministerial. Incluso hay una sentencia de la Justicia federal que obliga al Estado en ese sentido, porque sino no tenemos interlocutor. No podemos estar resolviendo cuestiones políticas y territoriales con el presidente todas las semanas. Hace falta que el Estado tenga un interlocutor pero con status y jerarquía para responder a los pueblos indígenas. Hoy el INAI es un instituto devaluado, descapitalizado, sin autonomía administrativa ni financiera, un fiel reflejo del lugar que ocupamos en la política argentina", finalizó Nahuel.

Al pueblo mapuche también le preocupa la cordial relación que el actual presidente ha mantenido con las grandes empresas petroleras, ya que ellas han producido daños inmensos en las comunidades Kaxipayiñ y Painemil (Loma de la Lata). En este sentido, Roberto Ñankucheo, otro de los werken de la COM señaló que "Kirchner tendrá que dejar atrás una historia, la que tuvo como jefe de una de las provincias. Hoy como presidente nos deberá demostrar que es posible la convivencia entre las dos culturas pero sobre la base del respeto de los derechos".

"Ñankucheo aclaró que "no estamos pidiendo que los derechos se reconozcan porque ya están reconocidos, estamos pidiendo que se cumplan. Ya son leyes, son constitución, son tratados internacionales... Hay que ponerlos en práctica". Además de las comunidades de Loma de la Lata –fuertemente afectadas por la contaminación hidrocarburífera-, otras diez ubicadas en el centro neuquino corren idéntico riesgo. "Con las petroleras tiene que quedar todo claro antes de que entren al territorio mapuche", apuntó.

Restitución

De la movilización del jueves participaron mapuche de Río Negro y Neuquén, quienes habían llegado a Bariloche para acompañar la restitución territorial que la Administración de Parques Nacionales y el lof (comunidad) Wiritray habían acordado el miércoles pasado. Se trata de algo más de 300 hectáreas que se levantan en la cabecera norte del lago Mascardi, a una treintena de kilómetros de la ciudad turística.

Una de las werken de Wiritray, Clarisa Montenegro, dijo en Al paso del más lento: "Estamos muy emocionados, hay hermanos de todo el país acompañando nuestro proceso, que comenzó hace cuatro años. En algún momento pensamos que no llegaríamos a este acta-intención, que finalmente firmamos ayer (por el 5 de noviembre). Es la decisión política de restituir nuestro territorio ancestral".

"Hoy el pueblo mapuche está contento pero todavía falta muchísimo porque una cantidad importante de hermanos no ha tenido la suerte que hemos tenido nosotros. Ojalá que este hecho sea un punto de partida para que otras comunidades como Wiritray se organicen en la armonía, la filosofía y la cosmovisión del pueblo mapuche", señaló Montenegro.

Según la werken, Wiritray significa "lo nuevo que se levanta" y lo hace en el Relmulafken, el "lago de los siete colores", tal la denominación originaria de espejo de agua que desde la colonización se conoce como Mascardi. "Vamos a empezar a generar otra historia", finalizó la mujer. En efecto, el jueves pasado se escribió en Bariloche una página importante de esa nueva relación a la que aspira el pueblo mapuche.

agrega un comentario