Julio López
está desaparecido
hace 4509 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Bush, el indeseable
Por Víctor Ego Ducrot / APM - Monday, Oct. 31, 2005 at 10:28 AM
veducrot@perio.unlp.edu.ar

Las dos Cumbres de Mar del Plata

Las cartas están sobre la mesa. Entre el ALCA de Bush y la lucha de la gente, la Cumbre de las Américas dará un documento lavado. ¡Bush, que nunca descanses en paz!


Ya esta todo listo en Mar del Plata. La ciudad militarizada. Vallados policiales. Se viola la Constitución de Argentina porque sus habitantes no pueden transitar libremente por el territorio. Ni los cementerios trabajarán. Nunca se supo antes de una jornada igual: las madres no podrán enterrar a sus hijos. Y todo porque viene George W. Bush, presidente de Estados Unidos y genocida. Es una verdadera ignominia. Algún día, quizá dentro de no tanto, las obligaciones diplomáticas sean sólo eso, obligaciones diplomáticas, y prime la mayoritaria opinión de los pueblos.

Ningún encuestador de esos que conforman la pléyade de oráculos en las democracias controladas y mediáticas de nuestra América Latina se atrevió a enviar tropas propias a universidades y colegios, barriadas populares y estadios de fútbol, ni siquiera a trajinadas estaciones de ferrocarril y trenes subterráneos en horas picos, cuando los habitantes de a pie vuelve de los pocos puestos de trabajo que el neoliberalismo dejó por estas tierras al Sur del Río Grande.

Y se comportan así no sólo porque no tienen buenos pagadores para sus mediciones, sino porque, en caso contrario, deberían difundir un dato que le molesta al sistema de poder en general: que la inmensa mayoría de los argentinos repudian la presencia de Bush en el país y, es más, repudian a la misma Cumbre de las Américas.

El domingo por la mañana, apenas entibiada por el sol mañanero de la primavera, una vecina del barrio de Almagro, en Buenos Aires –empleada en un supermercado-, dijo con contundencia: “pero como puede ser que el país viva pendiente de es gran hijo de puta, me refiero a Bush claro y sin querer ofender a las putas, que nada me hicieron”. El cronista pago su cuenta por una bolsa de café y otra de pan y dijo para sí mismo: sin comentarios.

Los organizadores de la Cumbre de los Pueblos sostienen que unas 40.000 personas se movilizarán en Mar del Plata para repudiar la presencia de Bush, debatir sobre los asuntos que verdaderamente afligen a los latinoamericanos y para escuchar el presidente de Venezuela, Hugo Chavéz, quien después de hablar en la Cumbre de la Américas –ya dijo que se plantará ante Bush y le dirá “ALCA al carajo”-, hará uso de la tribuna junto a otras personalidades de la “contracumbre”, entre los que se encontrará el Premio Nóbel de la paz, Adolfo Pérez Esquivél.

Actos, marchas callejeras, talleres de debate y por qué no algún encontronazo con las fuerzas represivas –que se instalaron por decenas de miles en Mar del Plata- si ellas provocan a los legítimos manifestantes, dominarán sobre el escenario de la ciudad balneario más importante de este país. Se espera la llegada de organizaciones democráticas de toda América Latina, de Europa y de Estados Unidos, desde donde viajarán madres de solados muertos en Irak.

De otro lado, en el armado de la Cumbre de las Américas, las presiones de Estados Unidos van día a día en aumento. Con diferencia de 72 horas se expresaron el secretario de Comercio, Carlos Gutiérrez, el embajador en Buenos Aires, Lino Gutiérrez, y el subsecretario de Estado para América Latina, Thomas Shannon. Los tres dijeron que el camino a seguir en la región debe ser “libre comercio” y facilidades para las inversiones privadas (estadounidense claro) más desaparición del Estado. Es decir más ALCA (Acuerdo de Libre Comercio para las Américas).

La resistencia a la embestida de Washington corre por cuenta del los socios mayores del MERCOSUR (Mercado Común del Sur), Brasil y Argentina, y sobre todo del líder bolivariano Hugo Chávez.

En ese marco, y a partir del texto borrador del documento final de la cumbre de jefes de Estado que discuten las diplomacias –y oportunamente difundiera completo APM el jueves pasado-, no son muchos los involucrados en las negociaciones que admiten otra posibilidad que un comunicado final lavado o “light”. Estados Unidos no estaría dispuesto a otro fracaso como el suyo en la última Asamblea de la Organización de Estados Americanos (OEA) y el bloque de países que latinoamericanos –salvo Venezuela y Cuba (este último no participa de la Cumbre de las Américas)- discute con Washington pero no se atreve a “sacar los pies del plato”.

Mientras tanto…Bush el indeseable será objeto de infinitos epítetos como el pronunciado en su contra por la vecina de Almagro, ciudad de Buenos Aires.

agrega un comentario