Julio López
está desaparecido
hace 4469 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Un Cóndor vuela hacia el padre Sol
Por Guillermo Riguera - Saturday, Jan. 13, 2007 at 11:52 AM
riguera@gmx.net

Buenos Aires, 12 de enero de 2007.

El día de ayer el Hermano Cóndor ha levantado vuelo de retorno hacia su padre el Sol. El 11 de enero de 2007 falleció en la localidad de San Martín, al noroeste de la ciudad de Buenos Aires, José Diego Lanusse ó José Diego Condorcanqui descendiente de Fernando Condorcanqui, hermano menor José Gabriel Tupac Amaru II quien se rebeló a la dominación española en Cuzco y de Juan Bautista propuesto para formar una monarquía constitucional por delegados patrios en Tucumán en 1816.

Habiendo sido rescatado de un naufragio del barco que lo llevaba preso a España, Fernando Condorcanqui que estudió junto a sus hermanos en un colegio jesuita en el Cusco, se destacaba de la tripulación y otros presos, y ocultando su identidad por cuestiones de seguridad. Así Fernando llega a Brasil, desde donde emprende un largo viaje hacia su tierra natal, cruzando parte de la amazonia, el Chaco, llegando hasta la zona montañosa de Jujuy donde finalmente se asienta en el pueblo de Rumicruz apellidándose Huanca (el primero), pues su verdadero apellido lo condenaba. De esta manera se establece la familia Condorcanqui emparentada directamente con el legendario Tupac Amaru.

Reconocido por los suyos como Amauta (sabio), José Diego Condorcanqui fue luchador incansable por los derechos de los Pueblos Indígenas, formó parte de las primeras organizaciones modernas en el país como la Comisión de Instituciones Indígenas de Argentina, participó en el Primer Parlamento Indígena que sesionó en Comahue en abril de 1972, presentó al senado de la nación junto a otros líderes indígenas el proyecto de ley que una vez promulgado sentó las bases del Derecho Indígena en la era constitucional, participó activamente además en el Centro Kolla, y en la Asociación Indígena de la República Argentina –AIRA.

A pesar de arrastrar una enfermedad que limitaba sus movimientos, cada 19 de Abril Condorcanqui no faltaba a la cita anual en conmemoración del “Día del Indio Americano”, en plaza Los Andes del barrio de Chacarita de esta ciudad frente al monumento que recuerda al "Malón de la Paz" de 1946, una marcha a pie desde las comunidades kollas de Salta y Jujuy, a más de 2000 kilómetros, que con sus reclamos determinó el inicio de tratativas y gestiones que culminarían en muchos de los reconocimientos culturales, políticos y territoriales de la actualidad.

Debieron pasar muchos años de permanente esfuerzo para que los derechos declarados en la década del ’40 por los que luchaba Condorcanqui, comenzaran a pasar de la letra escrita al reconocimiento real del derecho tradicional de los Pueblos Indígenas, como pueblos pre-existentes a la conformación del estado nacional. Así fue proclamado por el Art. 75 inc. 17 durante la reforma de la Constitución Nacional en 1994, en la que José Diego Condorcanqui actuó activamente junto con juristas indígenas, para sensibilizar a los miembros de la constituyente que dictarían la norma.

En ocasión de la celebración de la Ceremonia a la Pachamama en agosto de 2003, con voz fuerte y con la lucidez que lo caracterizaba, Condorcanqui afirmó: “Originarios somos los que nacemos de la Tierra”, y aquellos que “nos alimentamos de los frutos de Pachamama y bebemos de su agua, sin importar el color que tengamos”, evitando cualquier referencia sobre una cuestión de raza, planteando una visión incluidora de la diversidad.

Ese día el Amauta advirtió con vehemencia “estemos atentos los hijos de esta Tierra y aprendamos a quererla y protegerla de la depredación”. Condorcanqui, quien no se consideraba “anciano” aunque otros amablemente así lo nombrasen, siempre honró a la Pachamama, le dió de beber su vino, le prendió un cigarrito, le ofrendó hojas de coca y le dio de comer sus alimentos, en ofrenda por los dones recibidos de ella, hoy en devolución le entregó su cuerpo a la Madre Tierra y su espíritu vuela a
encontrarse con su Padre Sol.


Homenaje del Dr. Eulogio Frites
José Diego Condorcanqui

El 11 de Enero de 2007, durante la mañana falleció en la localidad de San Martín, Provincia de Buenos Aires, el anciano amauta del Pueblo Kolla don Cóndor, por José Diego Condorcanqui –registrado en el Registro Civil de Jujuy en 1935 como José Diego Lanusse-.

Moreno hijo del Sol, no conocí a sus padres de sangre, sólo me dijo que era de Abra Pampa, provincia de Jujuy, y que se había criado en Tucumán alrededor de poetas e indigenistas.

En 1969 el poeta peruano Heredia me invitó a un acto conmemorativo por el Día del Indio Americano, el 19 de abril, que se celebró en un local de la calle Boedo en la Ciudad de Buenos Aires. Estaba en el escenario el joven Condorcanqui, recitando un poema de Pachacamak. Allí nos juntamos un grupo de jóvenes indígenas kollas, diaguitas, mapuches, guaraníes, wichís, qom-tobas, pilagás y sumamos a Cóndor, a él y a nosotros se sumó doña Noemí Marino, su compañera.

El 21 de enero de 1971, en una reunión en Plaza Flores, donde por primera vez en la historia de las Comunidades de los Pueblos Indígenas de Argentina, José Diego Lanusse Condorcanqui fue uno de los principales protagonistas, en la organización autogestionaria indígena, siendo parte de la Comisión Coordinadora de Instituciones Indígenas en la República Argentina.

En Abril de 1972 se convocó en Comahue, provincia del Neuquén, el Primer Parlamento Indígena del país –Gran Futa Tragvn en idioma mapuche-, del que surgió lo que hoy es la Legislación respecto al Derecho Indígena. El 19 de abril de 1972 –así se publicó en los medios de comunicación-, los representantes indígenas del país lo despidieron en idioma mapuche “Peukayal peñi Cóndor” (chau hermano Cóndor).

En 1974 Cóndor y otros indígenas próceres, presentamos un Proyecto de Ley en el Senado de la nación, con firma del senador Dr. Fernando De La Rua y otros, reactivado en 1984 fue convertido en Ley 23302 en 1985, con el reconocimiento de la Personería Jurídica, territorialidad, biodiversidad e interculturalidad a las Comunidades de los Pueblos Indígenas existentes en el país.

Cóndor fue designado en 1985 para trabajar en la Biblioteca del Congreso de la Nación. Intervino activamente en la organización de las Comunidades Indígenas, fue miembro del Centro Kolla, de la Asociación Indígena de la República Argentina –AIRA.

En 1994 se lo tuvo colaborando activamente con las organizaciones autogestionarias de las Comunidades de los Pueblos Indígenas, para la Reforma de la Constitución Nacional, donde en la ciudad de Santa Fe se obtuvo el texto del Art. 75 inciso 17, por la que el Estado Argentino reconoce el Derecho Indígena Positivo.

José Diego Lanusse Condorcanqui y numerosos otros jóvenes indígenas, dejó una placa conmemorativa en el Monumento al Indio en la Plaza Los Andes en Chacarita, en homenaje al Malón de la Paz –caravana de indios Kollas que caminó desde Abra Pampa, Jujuy a Buenos Aires, para pedir la devolución de las Tierras Comunitarias a las que las Comunidades de los Pueblos Indígenas-. En ese mismo lugar desde 1950 cada año el día 19 de Abril el Día del Indio Americano, nos reunimos para renovar los mensajes de revitalización de la presencia indígena en el país y en el mundo.

Cóndor –José Diego Lanusse- estuvo presente por última vez, aunque en silla de ruedas, el 19 de Abril de 2006. De aquí en más estarás siempre presente en la conciencia de las Comunidades de los Pueblos Indígenas, los que estamos con vida y las generaciones futuras, como cuando retornamos de Neuquén en 1972 “Peukayal Peñi”. Que sigas en nuestra conciencia, la de nosotros, los Morenos Hijos del Sol y la Madre Tierra.

Dr. Eulogio Frites
Presidente de la Comisión de Juristas Indígenas en la República
Argentina –CJIRA

agrega un comentario