Julio López
está desaparecido
hace 4505 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

UN PASEO POR YACIRETA O COMO SE RELOCALIZA LA MISERIA
Por Asociacion Mutual Sentimiento - Friday, Mar. 23, 2007 at 2:11 PM
mensajes@mutualsentimiento.org.ar (011) 4552-2257

El impacto de la Represa de Yaciretá afecta a argentinos, paraguayos y Comunidades Indígenas, sesenta mil es la cifra oficial de afectados directos, pero se estima que la sobrepasa. Estas familias eran dependientes de la rivera del rió. Este les daba casa, comida, trabajo y esparcimiento.

Les prometieron nuevos puestos de trabajo y casas con aire acondicionado (compromiso hecho por escrito), condiciones estas, que iban elevar su calidad de vida. Pero inundaron sus tierras sin tomar ningún recaudo. Paradójicamente el ex presidente Menem lo llamo “el monumento a la corrupción”.

Se desalojaron violentamente a 389 familias quemando sus casas, chacras y pertenencias. Ahora viven en lugares inhóspitos, aislados de servicios públicos, a kilómetros de la ciudad de Posadas en parajes que contradicen su esquema cultural. Y las promesas, y los escritos firmados se los llevó el río.

El ecosistema se fue quebrando y transformando en un rió sin peces, por lo cual se destruyó la cultura de la costa, es decir, su modo de vida y a su gente. El río dejo de ser la fuente de sustento diario para miles y miles de personas que vivían a su vera; pescadores, lavanderas, oleros. Diversidad de riquezas perdidas. La gente vive una situación de desarraigo total y el desempleo es devastador.

En el barrio “El Brete” los vecinos hacen guardia permanente, armados con bidones de nafta y en los barrios se declaro el estado de resistencia.

La gente se fue a vivir en los alrededores de los basurales encontrando mejores perspectiva de vida en ellos que en los asentamientos diseñados por Yaciretá. Estos modelos sacados de una pesadilla son llamados “guetos”, porque hacen vivir a una familia, con un promedio de seis hijos, en una casilla de dos dormitorios con paredes de 15cm de ancho, sin sombra y con mas de 40º de temperatura durante diez meses al año, con un contrato de comodato que les obligan a firmar y que no les da la posibilidad de expansión que necesitan. Si el bebé de la familia creció, si viene otro en camino o si vive otro integrante de la familia no le permiten hacer otro cuarto, los restringen y les impiden progresar.

Fueron afectados en su estilo de vida, en su hábitat tradicional, vivían en un paraíso único y fueron llevados a guetos construidos por el Ente Binacional Yaciretá que se robo todo con la anuencia de los gobiernos de turno incumpliendo los principios fundamentales de la obra.

Ignorados como ciudadanos desde el momento que son violados sus derechos humanos, cortadas sus posibilidades de desarrollo como familia y como personas, se configura así el delito de” abandono de persona”. Esto motivó la denuncia por genocidio realizada ante el Fiscal Nacional de Investigaciones Administrativas, Dr. Carlos Garrido. Pero a pesar de hacer múltiples gestiones ante la entidad correspondiente, nunca hubo respuestas.

La población es discriminada al no reconocerse sus derechos como afectados. Atropellado su hábitat y sus derechos humanos, se obliga a esta gente ha acercarse a la Ciudad de Buenos Aires. Fueron traídos por TEA (Trenes Especiales Argentinos) o “El Tren de los Pobres” que solidariamente colabora con los afectados, pero que también sufre la amenaza de no poder correr más.

“Fuimos recibidos en el edificio Madero de Yaciretá por funcionarios del Ministerio de Infraestructura sin ninguna respuesta, ayuda, solución o propuesta para lo necesario en las noches (mantas, colchones, comida, etc.). Vergonzosamente en vez de preguntar qué necesitábamos nos dicen que siendo las 22:30 PM es muy tarde, que los comercios están cerrados y no pueden hacer nada por nosotros.

Cuando llegamos, de la mano de Dios aparece la Mutual Sentimiento, la cual en una forma muy abierta, amplia y cargada de sentido humano nos alberga, cobija y protege, nos instruye haciendo vislumbrar un futuro distinto y para que con mas fuerza
sigamos la lucha.

Hace muchos días que estamos y estaremos hasta que nos den soluciones dignas, preferimos morir peleando en Buenos Aires, antes que de hambre e injusticia en nuestros basurales y guetos”, Brígido Olivera, vocero de la Asamblea Binacional de afectados por Yaciretá en defensa del medio ambiente y los derechos humanos.

La Asociación Mutual Sentimiento agradece la gran solidaridad de quienes realizaron donaciones para la gente de Misiones.

agrega un comentario


La información es incorrecta
Por Nasim - Wednesday, Jul. 16, 2008 at 4:38 PM

La información es incorrecta, por lo menos en Paraguay. Tengo una compañera que se mudó con su familia a una de las casas que Yacyreta hizo. Son muy cómodas, con jardín y árboles y muchas piezas. Hay parques y todo el área ha sido planeado muy bien. También a ellos no se les es 'forzado a firmar'. Tienen la opción de dinero o casa, y las casas generalmente son mejores de las que tenían previamente. No sé como son las cosas en Posadas, pero por Encarnación la situación es otra. El censo se hizo en el 2005 y las personas que vinieron después ya sabían que se iba a inundar esa parte, así que es su culpa que se fueron a vivir alli. Creo que la información está incorrecta.

agrega un comentario