Julio López
está desaparecido
hace 4446 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Fueguinos en el Museo de La Plata
Por Grupo G.U.I.A.S. - Sunday, Sep. 28, 2008 at 7:11 PM

IX Congreso Argentino de Antropología Social
"Fronteras de la Antropología"
5 al 08 de agosto de 2008

Fueguinos en el Museo de La Plata

Fernando M. Pepe*
Harrison, Patricio*
Miguel Añon Suarez*

Resumen

El presente trabajo se generó a partir del proyecto que comenzamos a principios de 2006 con los objetivos de gestionar la no exposición y restitución de los restos humanos de los pueblos originarios de América que se encuentran en las "colecciones" del Museo de La Plata, UNLP, a sus comunidades. Nos centramos en la reconstrucción de sus historias de vida, lucha y muerte para contextualizarlos como hombres, como nuestros iguales, generando así un archivo de la memoria.
Nuestro primer paso fue la recolección y análisis de toda aquella bibliografía disponible que nos posibilitara la "descosificación" de estos restos humanos.
Este trabajo bibliográfico fue acompañado por un registro intensivo de las colecciones de la división Antropología del Museo de la Plata, donde identificamos los restos de tres miembros de los pueblos fueguinos, el Selk´nam "Capello", y quienes, prisioneros, mueren en el Museo de La Plata, la Alacaluf "Eulltyalma" y el Yamana "Maish Kenzis", cuyo esqueleto estuvo expuesto en la sala de Antropología Biológica hasta el 22 de agosto del 2006, momento en el que procedimos a retirarlo de vitrina, sentando así precedente para el retiro de exhibición de todos los restos humanos de los Pueblos Originarios de América de las salas del Museo de La Plata.

Palabras clave: Genocidio, exhibición, identificación, restitución.

*Estudiantes de la carrera de Licenciatura en Antropología, FCNyM, UNLP.
Integrantes del grupo G.U.I.A.S. (Grupo Universitario de Investigación en Antropología Social). fermiguelpepe@yahoo.com.ar, harrison.patricio@gmail.com, miguelanionsuarez@msn.com


Introducción

Estoy caminando por la senda que dejaron aquellos que se fueron…
Sigo el rastro de sus pisadas…
Las huellas de aquellos que se fueron están aquí…"


Fragmento de un canto shamánico selk'nam
(Rex González 1977).

Este trabajo se generó en el marco de un proyecto de trabajo e investigación que se centra en la identificación de los restos humanos pertenecientes a los Pueblos Originarios de Argentina y Sudamérica, que la Facultad de Ciencias Naturales y Museo de la Universidad Nacional de La Plata, tiene bajo su custodia, y a gestionar la noexhibición de los restos pertenecientes a estos pueblos e impulsar su restitución; en el marco de la Ley Nacional Nº 25.517, sancionada el 21 de Noviembre de 2001 y promulgada el 14 de Diciembre de 2001:
ARTICULO 1°- Los restos mortales de aborígenes, cualquiera fuera su característica étnica, que formen parte de museos y/o colecciones públicas o privadas deberán ser puestos a disposición de los pueblos indígenas y/o comunidades de pertenencia que lo reclamen.
ARTICULO 2°- Los restos mencionados en el artículo anterior y que no fueren reclamados por sus comunidades podrán seguir a disposición de las instituciones que los albergan, debiendo ser tratados con el respeto y la consideración que se brinda a todos los cadáveres humanos.
ARTICULO 3°- Para realizarse todo emprendimiento científico que tenga por objeto a las comunidades aborígenes, incluyendo su patrimonio histórico y cultural, deberá contar con el expreso consentimiento de las comunidades interesadas.

En post de estos objetivos desde el grupo GUIAS (1), logramos terminar con la cosificación del sujeto colonizado y sometido para integrarle en el contexto de lo real, identificarle como sujeto social, definiendo el verdadero carácter de su lucha y entender esta como un conflicto entre iguales.
Como parte de este proceso procuramos construir un conocimiento que revierta la situación de los pueblos colonizados priorizando los estudios sobre la supervivencia y las luchas de resistencia, en un intento por devolverles a los pueblos la parte de conocimiento que pueda serles útil. Nuestro primer paso en este proceso fue la recolección y análisis de toda aquella bibliografía disponible. Diferenciamos distintos momentos de registro: libres, el de captura y causa de muerte; los estudios post mortem, (donde el proceso de cosificación de estas personas, consideradas ya como objeto de estudio, se encontró invisibilizado pues las pocas publicaciones se encuentran en francés y alemán); cuando ingresan a los catálogos de la Sección Antropología del Museo de La Plata, (como parte de las colecciones fundadoras) y finalmente los expedientes referentes a las restituciones, los reclamos de las comunidades, y las publicaciones actuales, relacionadas a esta problemática. La principal fuente de consulta es la basta biblioteca del propio Museo. El más significativo de estos registros es el de captura y causa de muerte, pues no solo es el más completo, sino que nos enmarca en el contexto de violencia ejercida sobre los Pueblos Originarios al momento de la fundación del Museo de La Plata en 1884, (en adelante MLP). El trabajo bibliográfico (2) fue acompañado por un registro intensivo de las colecciones de la división Antropología del MLP, con el fin de identificar y reunir los restos pertenecientes a un mismo individuo (cueros cabelludos, corazones, cerebros y los restos óseos). Durante el inventariado constatamos que la restitución del Cacique Inakayal (19 de Abril de 1994, por ley nacional Nº 23.940, que dispone el traslado de sus restos a Teka, Provincia de Chubut) se realizo de manera incompleta pues en el MLP encontramos su cerebro y el cuero cabelludo con la oreja izquierda.


El genocidio de los Pueblos Originarios de Tierra del Fuego


"Los salvajes innobles, infectos, que habíamos visto en Tierra del Fuego"

"Creo que el hombre, en esta parte extrema de América del Sur, está más degradado que en cualquier otra parte del mundo"

(C. Darwin, 1951)

El territorio de Tierra del Fuego ha estado habitado por los pueblos originarios desde hace más de 10.000 años. Al momento de la llegada de los primeros conquistadores, distintos pueblos habitaban el territorio.
Los Selk´nam, pueblo de la isla Grande de Tierra del Fuego, situada en el extremo meridional de Sudamérica; el pueblo Haush, vecinos de los Selk´nam, habitaron la zona comprendida entre el cabo San Pablo sobre la costa atlántica y la bahía Sloggett en el lado opuesto de la isla, sobre la costa del canal de Beagle; el pueblo Yámana, también conocido como canoeros, habitaba la costa sudoeste de la península y las islas en torno del Cabo de Hornos, la bahía Sloggett al límite del territorio Haush y toda el área comprendida entre la Península Brecknock y el pueblo Alacaluf, que habitaba una inmensa región de archipiélagos, hoy parte de Chile, además ocupaba la costa suboccidental del continente sudamericano.
Todos ellos iban a sufrir el mismo destino de destierro, asesinato y exterminio por parte de los colonizadores, tanto europeos como argentinos y chilenos.
A continuación expondremos sintéticamente cuáles fueron los sectores de la sociedad que estuvieron implicados en el genocidio fueguino y los métodos utilizados para llevarlo a cabo. Creemos que se pone en manifiesto, de esta manera, que los métodos utilizados en la creación de las colecciones de restos humanos del Museo de La Plata, se encuadran claramente como parte de la política de exterminio y muerte que sufrieron todos los pueblos originarios de América por parte de los estados europeos y americanos.


Sectores implicados


"Esos desdichados salvajes tienen la talla escasa, el rostro repugnante y cubierto de pintura blanca, la piel sucia y grasienta, los cabellos enmarañados, la voz discordante y los gestos violentos. Cuando se ve a tales hombres, apenas se puede creer que sean seres humanos, habitantes del mismo mundo que nosotros. A menudo se pregunta uno qué atractivos puede ofrecer la vida a algunos animales inferiores; ¡la misma pregunta podría hacerse, y aún con mayor razón, respecto a tales salvajes!"

(C. Darwin, 1951)

- Los primeros viajeros, los buscadores de oro, los cazadores de ballenas y lobos marinos: todos ellos causaron grandes depredaciones, los primeros asesinatos e instauraron la costumbre de tomar prisioneras para convertirlas en sus mujeres.
- Las misiones religiosas: jugaron un rol de suma importancia en este proceso, dado la gran cantidad de fueguinos que albergaban; las epidemias hicieron en estos establecimientos verdaderos estragos. Los registros llevados y conservados por estas numerosas misiones son hoy el reservorio más importante de datos para poder reconstruir esta triste historia.
- Los terratenientes y estancieros: extranjeros que consideraban a los fueguinos como una amenaza por lo que organizaron cuadrillas de cazadores de indios y se pagaba por cabeza, por pares de orejas, testículos o mamas. Emplearon varios métodos de matanza como persecución directa, acecho con Winchester y perros adiestrados, envenenamiento de ballenas varadas e inclusive, organización de festines con comida envenenada.
- El gobierno nacional: (tanto el argentino como el chileno), en su apoyo al reclamo de los terratenientes llevó a cabo la verdadera política de genocidio y desaparición de los Pueblos Originarios. Si bien los métodos genocidas utilizados por el estado argentino contra las poblaciones de Tierra del Fuego no son nuevos ni novedosos, es raro encontrarlos explicitados como lo hace el primer gobernador Fueguino, el Coronel Godoy, en su carta con fecha de 20 de enero de 1897, en la que se dirige al presidente de la República Argentina, planteando las siguientes soluciones para el problema de los pueblos fueguinos: "Cuatro cosas pueden hacerse:
- 1ro.) Tomarlos y mantenerlos por cuenta de la nación.
- 2do.) Exterminarlos por el hambre y la miseria, o por muerte violenta en la lucha con la policía.
- 3ro.) Dejarlos en libertad de seguir su vida de depredaciones con perjuicio de los intereses de privados.
- 4to.) Tomarlos y trasladarlos a otro punto."
(Inda, 2005).


Hitos del genocidio fueguino


"Uno de nosotros les mostró su brazo desnudo y se extasiaron con su blancura, lanzando las mismas exclamaciones de sorpresa y haciendo absolutamente los mismos gestos que había hecho ante mí un orangután en el Zoological Gardens".

"Jamás había visto yo, verdaderamente, seres más abyectos ni más miserables"


(C. Darwin, 1951)

En los primeros contactos entre los blancos y los fueguinos, se producen ya asesinatos y secuestros, evidenciándose cual es el destino que le depara el colonizador a las Poblaciones Originarias que encuentra a su paso. No hemos tomado todos los hechos violentos de la historia fueguina, lo cual seria imposible por su magnitud, sino los que creemos que representan hitos históricos de importancia en la colonización de Tierra del Fuego y aquellos que implican la exposición de fueguinos en circos y / o Museos tanto europeos como argentinos. Nos centramos en los casos argentinos principalmente dejando de lado en el presente trabajo los casos donde fue el estado chileno el que actuó.

- En 1580, se produce el primer encuentro entre Selk´nam y europeos. El español Pedro Sarmiento de Gamboa y sus acompañantes, a pesar de que fueron recibidos pacíficamente, secuestraron a uno de los Selk´nam. En el intento por rescatarlo, los Selk´nam hirieron de un flechazo a un español, pero no lograron rescatar al secuestrado.

- 1598, Oliver van Noort, comandante de la segunda expedición holandesa al Estrecho de Magallanes, desembarcó en las islas Pingüinos (hoy islas Marta y Magdalena). Esta vez, un grupo de cuarenta Selk´nam atacaron e hirieron a tres o cuatro hombres de la tripulación. En represalia los holandeses mataron a todos los hombres adultos y tomaron cautivos a cuatro jóvenes y dos niñas.

- En 1619, se produce el primer contacto entre los españoles y los Haush que vivían en el extremo sudeste de la Isla Grande, los hermanos Nodal, cuyo velero ancló en la bahía Buen Suceso, sobre el Estrecho de Le Maire, intentaron capturar algunos fueguinos, pese a que el contacto fue amistoso.

- Durante el siglo XVIII, marinos norteamericanos comenzaron a explotar las fabulosas colonias de lobos marinos en las islas y sobre las costas australes del continente. Los contactos entre los loberos y los Pueblos Originarios fueron brutales.

- Entre 1826 a 1830, durante el viaje del "Adventure" y del "Beagle", el capitán ingles, Fitz-Roy tomó como rehenes un cierto número de fueguinos; para castigarlos se lleva a Inglaterra a dos hombres, de los cuales uno murió en Europa, además de un muchacho y una muchacha. En 1832 acompañados por Charles Darwin a bordo del "Beagle", comandado por el capitán Fitz-Roy, vuelven a Tierra del Fuego los sobrevivientes, York Mister, Jemmy Button (nombre que se le había dado para recordar el precio que por él se pagó un botón) y Fueguia Basket.

- En 1869, la misión anglicana se estableció definitivamente en Ushuaia, cuando el estado argentino aún no había tomado posesión del territorio fueguino, heredado de España y luego litigado por Chile.

- Es en 1880, cuando se produce el golpe mortal hacia los pueblos fueguinos. Los blancos emprendieron la ocupación de la isla, atraídos por el descubrimiento de oro aluvial y por las ricas pasturas, apropiadas para la cría de ovejas. Los fueguinos fueron atacados por buscadores de oro y por asesinos profesionales a sueldo de algunos propietarios y administraciones de estancias.

- En 1881, un grupo de fueguinos fue llevado a Europa donde los exhibieron en extenuantes giras, que comenzaron en París en el "Jardin d' Acclimatation" (Mason y Báez, 2006) y luego siguieron por otras ciudades.

- El 12 de octubre de 1884, la expedición del Comodoro Augusto Lasserre, funda la Subprefectura de Ushuaia, tomando posesión oficial y definitiva del Territorio Nacional de la Tierra del Fuego y las islas adyacentes. El nuevo núcleo poblacional estaba compuesto en su mayoría por hombres solos, soldados, empleados del gobierno, policías, marineros, mineros y exploradores; lo que altera las relaciones sociales con los pueblos fueguinos. "Su personal íntegramente masculino, no perdió tiempo en conseguir parejas con mujeres Yámanas de la Misión Anglicana." (Inda, 2005).
El asalto a núcleos familiares Selk´nam para capturar mujeres, preferentemente jóvenes, desató trágicas consecuencias. "La falta de mujeres y el deseo de poseer la del indio, fue entonces el motivo principal, de la persecución y muerte de los varones (…) No se puede omitir un factor muy importante de fricción. Obreros y peones de estancias eran hombres solos y buscaban indias. A veces lo hicieron de buenas maneras y produjeron un gran mestizaje; otras brutalmente, originando verdaderas hecatombes" (Inda, 2005).

- 1886, Ramón Lista, designado por el General Julio Argentino Roca como jefe de la Expedición Exploradora de la Tierra del Fuego, zarpa de Buenos Aires en el transporte Villarino el 31 de octubre de 1886 y el 24 de ese mes inician el desembarco en la Bahía de San Sebastián, en Tierra del Fuego. El 25 de noviembre estalla la tragedia, relatada por el propio Lista, en un informe del día 27 que eleva al Presidente de la República, Dr. Miguel Juárez Celman: "(…)después de un ligero tiroteo, el matorral fue desalojado quedando en nuestro poder algunos prisioneros, mujeres en su mayor parte, y sobre las zarzas veinte seis indios muertos (…) regresé al campamento general con los prisioneros tomados de los cuales envió nueve a Buenos Aires en el transporte "Villarino" para ser entregados a quien corresponda". (Lista, 1887). En su libro "Viaje al País de lo Onas" cuenta, "después de algunas descargas de carabinas, el matorral quedo a nuestro poder, y sobre las zarzas veintiocho muertos, entre ellos un ona atlético, el jefe…", (Lista, 1998).
Otra versión de los hechos es relatado por los salesianos que viajan con los exploradores, "El comandante Supr dijo airado, que era una barbarie lo que hacen con los fueguinos. Embarcó a dos criaturas en pañales a las que le mataron la madre, ocho chicos, cinco mujeres heridas y varios hombres, algunos heridos otros no. Aseguran personas dignas de fe que los indios se acercaron al personal de la expedición sin aires de enemistad (…) A balazos primero y luego a sablazos mataron a muchos: 14 hombres fueron hallados muertos, otros habrán muerto en el bosque donde huyeron. Mujeres y niños tienen heridas, quien en la cabeza, quien en el pecho. Fue una masacre que no se sabe explicar y menos cohonestar (…)" (Inda, 2005).
No fue la única matanza que involucra a Ramón Lista ya que a los pocos días, el 11 de diciembre, en el paraje Cabo Peñas se repite la historia: "Tomaronsé algunos prisioneros (mujeres y niños), quedando sobre las piedras dos indios muertos (…)" (Lista, 1998). Los salesianos escriben horrorizados: "En fin, acribillado por las balas cayó el valiente y por conmiseración fue ultimado con un tiro de revólver en el oído derecho. El reverendo Padre Fagnano, -capellán de la Expedición-, y yo, nos hemos hecho cargo de las criaturas abandonadas y mientras seguía el tiroteo no podíamos menos que protestar indignados contra este acto de crueldad que pasaba a nuestra vista sin que pudiéramos impedirlo." (Inda, 2005). Lista, luego de esta expedición, fue nombrado gobernador del Territorio Nacional de Santa Cruz, cargo que ocupo entre 1887 y 1892.

- 1887. El ingeniero rumano Julio Popper, atraído por el descubrimiento de oro, llegó a Tierra del Fuego. Contaba con un ejército privado de 18 hombres seleccionados, uniformados con ropas para la región y bien disciplinados. En su conferencia del 5 de marzo de 1887 en el Instituto Geográfico Argentino, al regreso de su primer viaje de exploración a Tierra del Fuego al refriese a su contacto con los fueguinos, dice: "Dos indios quedaron esta vez muertos sobre el terreno." (Inda, 2005). Popper, orgulloso de este asesinato, se hizo retratar junto a los cadáveres de los fueguinos.

- En 1889 el empresario y ballenero conocido como "Maitre", secuestró once Selk´nam y los llevó a Europa donde los exhibió como caníbales en la Exposición Universal, que conmemoraba cien años de la Revolución Francesa. Extraña manera de celebrar los principios de Igualdad, Libertad y Fraternidad que esta revolución impulsaba. Una vez en París, la familia fue introducida en una jaula de hierro. De los once Selk´nam, dos murieron en el viaje de ida. Sólo nueve llegaron a Francia. Otros dos murieron en la jaula, de hambre y maltrato. Uno al que llamaban "Calafate" se fugó en Francia y logró por sus propios medios regresar hasta Montevideo, y los seis restantes fueron entregados al doctor Gonzalo Bulmes, quien los embarco al país de origen. De los seis restantes mueren dos más en viaje de regreso. Los sobrevivientes fueron entregados a la Misión Salesiana de Punta Arenas.

- En 1891, comienza la privatización de la tierra pública, antiguamente comunal, por concesiones, arriendos y ventas. Esto complejiza aún más las relaciones entre la heterogeneidad del colectivo "blanco" y los Pueblos Originarios.

- 1898, Octubre. El coronel Pedro Godoy, gobernador de la Tierra del Fuego, envió a la Exposición Nacional de Buenos Aires dos familias de "indios Ona", provenientes de los alrededores de Harberton en la región austral de la gran Isla del Fuego. Lehmann Nitsche, jefe de la sección Antropología del Museo de La Plata, relata: "Que alojaron en una gran tienda. Los indios habían llevado todo el equipamiento ergológico de su civilización primitiva y durante las horas de visita, el público se precipitaba para contemplar este espectáculo exótico para la capital de Argentina, y disfrutar de un cuadro vivo, que recordaba los tiempos prehistóricos (…) ellos miraban con desconfianza las observaciones antropológicas, y las dos mujeres, incitadas por sus maridos, me permitieron solamente medirle la talla (…) Los individuos examinados son siete y corresponden a dos familias. El hombre Nº 1 (Tchoskiái) está casado con Kossanch (Nº 4), la cual dio a luz en la misma exposición a una hijita (Nº 7)", (Lehmann Nitsche, 1910. Traducción de los autores).

- Para 1900, las mejores tierras de las praderas fueguinas, donde durante siglos se criaron las manadas de guanacos, alimento principal de los Selk´nam, ya estaban en posesión de manos privadas y estatales. Los Selk´nam se vieron despojados de sus territorios, ahora ocupados por estancias con miles de ovejas, cercados con alambrados y defendidas con hombres armados. El hambre, las persecuciones violentas y las enfermedades lograron que en veinte años desapareciera casi por completa la población originaria de Tierra de Fuego.

- En 1902, R. Lehmann Nitsche, documenta en su viaje a Tierra del Fuego que en el paraje llamado Puerto Hope encuentra: "(…) los indicios de la morada de una familia Alacaluf, desaparecida, asesinada, muerta quién sabe cómo y por qué; los dos miembro sobrevivientes, las dos muchachas hermanas cuyo relevamiento se dará en las líneas siguientes, pasaron a ser propiedad del español quien había venido a reemplazar la familia Alacaluf y cuyo Winchester había de triunfar sobre el arco y la flecha de los desgraciados hijos del suelo." (Lehmann Nitsche, 1916 a).
En Río Grande Lehmann Nitsche se aloja en la comisaría donde constata que:
"De las cinco mujeres, compañeras de aquellos gendarmes, cuatro eran Onas y una Yagan como pude comprobar por un breve examen lingüístico; la última por la pequeñez de la talla, y la esbeltez de su cuerpo, se distinguía a simple vista de sus compañeras robustas y gordas. Todas ellas, sin duda, habían sido arrebatadas a sus antiguos dueños, los Onas, en una de las sangrientas luchas con que los avances de la llamada civilización blanca siguen manchando sus pretendidas tendencias de progreso." (Lehmann Nitsche, 1916 b).


El Museo de La Plata (UNLP)


"Es a partir de la anexión militar de la Patagonia posterior a 1869 que el Museo comenzará a recibir el grueso de su acervo, destacándose las donaciones de restos humanos por Estanislao Zeballos, en 1889, fruto de la profanación sistemática de cementerios indígenas en su viaje al Río Negro de 1881, incluyendo -se jactaba Moreno- a varios jefes de renombre"

"La política de acumular y exhibir como estrategia de apropiación y colonización del interior sólo recientemente anexado al territorio nacional reproduce, en escala nacional y latinoamericana, la acción que otros museos ejercían sobre sus colonias, un imperialismo interno montado sobre la naturaleza y la cultura material en los bordes del Estado -nación"


(Andermann, 2003).

Desde su inauguración en 1884 en el Museo se han exhibido restos humanos (vitrinas con cráneos, esqueletos y momias), pertenecientes a los Pueblos Originarios que estaban siendo exterminados en ese mismo momento a lo largo del territorio argentino.
Francisco P. Moreno, su fundador, contaba con una "colección" personal de más de 1000 cráneos humanos, pertenecientes en su gran mayoría a los Pueblos Originarios de las provincias de Buenos Aires y Chubut. En sus continuos viajes de exploración, procuró de acrecentar su "colección", principalmente de los cementerios pampeanos y patagónicos, llegando a contar con una colección de casi 10.000 restos humanos de los pueblos originarios de Argentina. Durante este proceso, desde el MLP, se enviaron "Misiones Exploradoras" a las regiones australes, con el fin de acrecentar las colecciones, principalmente las arqueológicas, donde se incluía los restos humanos de las poblaciones originarias que estaban siendo exterminadas.
Una "expedición" tristemente famosa en el MLP, es la del "explorador" Pozzi.
En el año 1888 Pozzi viaja por el territorio de Santa Cruz, y en Corpen Aiken, sobre el Río Chico, es asesinado el "araucano Michel, tribu de Calachú", por "uno de los que tomaron parte en una expedición del museo" (Lehmann Nitsche 1910).
Los familiares de "Michel" reclaman el cuerpo y le dan sepultura. Pozzi en un nuevo viaje en los años 1897-98, lo exhuma, lo traslada al MLP y su esqueleto ingresa a las colecciones de la división Antropología con el Nº 1786.
Otra manera de incrementar estas "colecciones" eran las donaciones. El coronel Godoy, gobernador de Tierra del Fuego y los "exploradores del Museo de La Plata", Natal, Beaufils y Pozzi, son los principales "donadores o coleccionistas" de estas latitudes, después, claro está, del propio Moreno y de Ramón Lista, quien dice: "Puedo asegurar, que después del explorador Moreno, soy yo quien posee el mayor numero de cráneos y objetos de piedra pertenecientes a los primitivos habitantes de aquellas regiones." (Lista, 1998).
Producto de estas "donaciones y expediciones", provienen los nueve esqueletos de Tierra del Fuego registrados por Lehmann-Nitsche en 1910 en el "Catálogo de la Sección Antropología del Museo de La Plata". (3)
Para poder ser utilizados como objeto de estudio en todos los casos hay referencias a la pertenencia étnica, sexo y lugar de procedencia, así como el año en que se realizó la expedición y quiénes la realizaron. Si se trata de una donación, se indica quien la realizó y en que año. Del catálogo Lehmann-Nitsche extraemos un dato revelador, que de nueves casos, los siete que registran la fecha de muerte estaban vivos al momento de la fundación del MLP. Queda así demostrado que estos no son "restos arqueológicos de primitivos habitantes", sino víctimas del genocidio - etnocidio que se estaba perpetrando en esos momentos a lo largo de toda la Argentina.
Dentro de este grupo de fueguinos solo tres están identificados, el fusilado "Capello" (Selk´nam), los prisioneros que mueren en el del MLP "Eulltyalma" (Alacaluf) y "Maish Kenzis" (Yamana), cuyo esqueleto estuvo expuesto en la sala de Antropología Biológica hasta el 22 de agosto del 2006, momento en el que procedimos a retirarlo de vitrina. Sentándose así precedente para el retiro de exhibición de todos los restos humanos de los Pueblos Originarios de América de las salas del MLP. La identificación nominal de tres de los fueguinos nos permitió reconstruir sus últimos momentos de vida. Brevemente exponemos sus casos, a modo de ejemplo del triste fin que corrieron los fueguinos, en manos de los científicos y políticos positivistas de principios del Siglo Veinte.


El caso de Maishkenzis: 112 años de ignominia
(4)

"Habiendo dejado a este indio vivo, encontré que, luego de una larga ausencia del museo, encontré su cerebro y su esqueleto en las vitrinas de nuestras galerías antropológicas"

(Ten Kate, 1906)

"Después de la Campaña del Desierto se trajeron indígenas al Museo de La Plata y se los utilizó como peones de limpieza. Cuando murieron, mandaron sus cuerpos a los laboratorios de la Facultad de Medicina para que les sacasen el cerebro, el pelo, los huesos y luego sus restos volvieron al museo. Seguían siendo considerados 'patrimonio' del museo. ¡Eran objetos, no seres Humanos!"

(Rex González, 1992)

"Maish kenzis", joven del pueblo Yamana, que habitara las islas e islotes entre los canales fueguinos. Fue parte del grupo de prisioneros que estuvieron cautivos en el Museo de La Plata después de la Campaña del Desierto. Su llegada al Museo se produce en 1886, luego de pasar dos años y medio en una misión en Ushuaia. Ya desde 1884 se encontraban prisioneros en el MLP el cacique Inacayal y su familia, con quienes compartió el mismo fin: el desarraigo de su tierra, la vida en el Museo como prisioneros, su prematura muerte, descarne y exposición de sus cuerpos como trofeos de guerra en la sala de Antropología Física del MLP.
El esqueleto de "Maish kenzis" se encontraba, aún en el año 2006, expuesto en la vitrina donde se describen con criterio anatomista las distintas partes del esqueleto humano. Su nombre no figuraba en la vitrina y tampoco su historia, solo el esqueleto lleva el número de registro Nº 1867 y una inscripción en la mandíbula que dice "Yahgan".
Los demás restos mortales se encontraban en los depósitos, el cerebro disecado (Nº 5436), el cuero cabelludo (Nº 5447), registrados en el catálogo del Museo de Lehmann-Nitsche (1910) y una muestra de su piel sin número de registro que sólo se halla registrada en el Catálogo de ubicación del Departamento de Antropología Biológica del MLP. Le falta el hueso hioideo (Nº 5454), registrado por Lehmann Nitsche en 1910. La descripción y dos fotografías del hioideo, fueron publicadas por Ten Kate en "D'osteologie éthnique", (Ten Kate, 1896). Se conservan al menos tres fotografías de "Maish kenzis" en el Museo, donde se lo ve obligado a posar semi desnudo de frente y perfil. Dos de estas fotografías fueron publicadas parcialmente por Ten Kate en 1906. Estas fotografías completas y la restante fueron publicadas por los autores del presente trabajo en "Identificación y restitución: colecciones de restos humanos en el Museo de La Plata" (2008).
Es su estadía en el Museo se lo hacía trabajar en distintas actividades, fue obligado a preparar esqueletos humanos para su exhibición. El mismo fue sometido a constantes estudios tanto por investigadores locales como extranjeros. Debemos a una publicación de Herman Ten Kate, encargado de la sección de Antropología del MLP, el que podamos aproximarnos a la cruda historia del joven prisionero "Maish kenzis". Ten Kate convive con él en su estadía en el MLP y registra: "este indio tenía un buen carácter. Tímido, obediente y fiel (…) poco sociable, salvaje, se habituó poco a poco al entorno y en los últimos tiempos se convirtió en un auxiliar útil para el museo (…) en el Museo de La Plata se ocupaba de diversos trabajos y no mostraba repugnancia por trabajar con esqueletos humanos. Igualmente el miedo se traducía rápida y expresivamente en su rostro." (Ten Kate, 1906, Traducción de los autores).
Ten Kate solicita a E. Beaufils - preparador del Museo en el período en que "Maish kenzis" muere cautivo en el - que le describa los caracteres psicológicos, el modo de vida, edad aproximada, sus hábitos y la causa y fecha de muerte por que E. Beaufils según Ten Kate, "(…) conoció a esos indios muy de cerca durante la triste cautividad (…) se trata del comportamiento de indios viviendo en condiciones completamente anormales."(Ten Kate, 1906 Traducción de los autores).
Ten Kate dice que "El estado de marasmo (desnutrición) en el que se encuentran esos indios a la época de su muerte, al menos ciertamente Maish, deben haber influenciado sobre el peso de su encéfalo, en ese sentido que han tenido una disminución" (Ten Kate, 1906 Traducción de los autores).
"Maish kenzis", según E. Beaufils, muere en el Museo en septiembre de 1894, aproximadamente a los "22-23 años" ("30 años" según Ten Kate, 1896), de una afección "tísico pulmonar". Al momento de su muerte Ten Kate se encontraba ausente y fue Fernand Lahille, conservador de la Sección Zoológica del Museo quien se encargó de la autopsia, de medir y pesar todos los órganos de "Maish kenzis". Se le extrajo el cerebro, que fue disecado por C. Jacob (1906), quien fue jefe del Instituto Anátomo - Patológico de Psiquiatría y Neurología de la UBA y profesional a cargo del laboratorio histológico del Hospicio de Las Mercedes de Buenos Aires. El cuero cabelludo y un pedazo de piel disecada fueron conservados. Así "Maish kenzis" comienza a formar parte de las "colecciones" del MLP. El esqueleto de "Maish kenzis" fue retirado de exposición, el 22 de agosto de 2006 por el grupo GUIAS, cerrándose así este largo período de "ignominia" (González, 1992).


El caso de "Eulltyalma" o "Tafá"


"el lenguaje de ese pueblo apenas si merece el nombre de lenguaje articulado. El capitán Cook lo ha comparado al ruido que haría un hombre al hacer gárgaras; pero ciertamente, ningún europeo ha dejado oír jamás sonidos tan duros, notas tan guturales al limpiarse la garganta."

(C. Darwin, 1951)

"Eulltyalma", mujer Alacaluf, fue llevada a Buenos Aires como prisionera junto con la familia del cacique Inacayal desde Teka, Chubut. Prisioneros en la isla Martín García, son trasladados al MLP, por intervención de su fundador y director F. P. Moreno, donde mueren y son expuestos como trofeos de guerra. De "Eulltyalma" se conserva además de su esqueleto y el cráneo rotulados con el (Nº 1866), el cerebro (Nº 5437), el cuero cabelludo (Nº 5446), la mascarilla mortuoria (Nº 5441) y el molde de su mano izquierda (Nº 5442).
En la única fotografía que se conserva de su estadía en el Museo, publicada por Milcíades Alejo Vignati, en su "Iconografía aborigen" en 1942, se la ve obligada a posar semi desnuda, en un intento de dar un aspecto primitivo a su imagen. La fotografía, según Masotta (2007), "(…) se constituye en parte del proceso identitario del Occidente burgués, es decir, como una especie de identikit colectivo que puede mostrar la diversidad del mundo y en el cual es posible señalar: este soy yo, este no soy yo.".
El 9 de Octubre de 1887 muere "Eulltyalma". Sus restos ingresan a las colecciones inmediatamente después de su muerte y de la disección de su cuerpo. Los muy pocos datos sobre ella los aporta el preparador del MLP, E. Beaufils, que a pedido de Ten Kate la describe: "Reservada, triste y rencorosa. Su rostro, preferentemente triste, cambiaba difícilmente. Taciturna, dormía casi todo el día. Habitualmente indiferente y predispuesta a la discusión. Astuta, muy activa, muy trabajadora (…) Tejía en telar para las colecciones etnográficas" (Ten Kate, 1906, Traducción de los autores)


El caso de "Capello" o "Seriot", el guerrillero Selk´nam


"…yo llegué a odiar hasta el sonido de su voz…"

(C. Darwin, 1951)

Fusilado en Haberton (Tierra del Fuego) en 1897. Sus restos son entregados en 1898 por Coronel Godoy al MLP en carácter de "donación". Así comienza a formar parte de las colecciones del Museo, bajo el nombre de "Capello". Su esqueleto y su cráneo están rotulados con el Nº 1863 y fue utilizado como material de estudio hasta el 2006, cuando fue retirado del Laboratorio Lilia Ascona y reubicado en el Depósito Nº 3, creado a tales efectos, por pedido expreso del grupo GUIAS.
Los antecedentes sobre la vida de "Seriot" son recogidos por E. Inda, en su obra "El Exterminio de los Onas" (Inda, 2005). Nos centramos brevemente, sólo en los hechos más relevantes a nuestro entender de su corta vida, por estar bien detallada su historia en este libro. Inda documenta que J. V. Belza lo llama "el Ona Guerrillero" y cita de la obra de E. Bridges, "El Ultimo Confín de la Tierra", las desventuras de "Capello", llamado así probablemente por el gorro cónico usado por los Selk'nam, "Durante varios años una Subprefectura Marítima estuvo establecida en la Bahía del Buen Suceso. Jorge Morgan, informante de Payró, dice que a Capello lo llevó de acompañante de Bueno Suceso a Valentín y se rebeló como gran cazador de guanacos. El oficial que estaba al frente (debe ser Fique) era muy bueno con los indios y en una ocasión había enviado a hacer un viaje a Buenos Aires a un joven Haush, con el consentimiento de su padre, en el transporte del gobierno que hacía el recorrido más o menos cada dos meses. Le dieron el nombre de Emilio y a su regreso hablaba bastante español y parecía muy impresionado por las cosas maravillosas e innumerables personas que había visto. Se le ocurrió al subprefecto, que vivía con su esposa en la bahía Thetis, hacer el mismo experimento con un joven llamado Capello (llamado así probablemente por el gorro cónico usado por los onas)... Capello dudaba, pues tenía una mujer joven y temía perderla. La esposa del subprefecto prometió entonces cuidarla hasta su regreso.... Pero al volver, algunos meses después, su mujer había desaparecido. Según le dijeron, como otros indios habían planeado robarla, para que estuviera más segura la habían llevado a la Isla de las Estados. Debía regresar en el próximo viaje. Capello no quedó satisfecho... y cuando comprobó que su mujer no estaba a bordo se alejo protestando. Por algún tiempo quedó en acecho por la vecindad. Esperaba la oportunidad de apoderarse de la mujer del subprefecto para guardarla en rehén hasta que le fuera devuelta la suya. La gente de la Subprefectura sospechó el peligro y se mantuvo alerta. Un día un muchacho blanco salió a cazar pájaros con su escopeta. Capello le lanzó una flecha por sorpresa y se apoderó del arma, de los pocos cartuchos que tenía y de su ropa. Hecho esto, Capello y los suyos se alejaron por la costa en dirección noreste, en donde se encontraron con un grupo de onas de las montañas, siempre dispuestos a empresas temerarias." (Inda, 2005).
El 14 de abril de 1891 "Capello" aparece por primera vez en los documentos oficiales cuando el subprefecto de la Bahía del Buen Suceso, Luís Fique, le escribe al prefecto marítimo de Buenos Aires, Carlos Mansilla, que los señores E. Rousson y P. Willens, miembros de una misión de exploración en la Tierra del Fuego denuncian que fueron atacados por "Capello" y otros "indios".
El 28 de Mayo de 1894 el gobernador Godoy informa al Ministro del Interior que, según noticias recibidas del subprefecto de Bahía Thetis, daban cuenta del asesinato del marinero uruguayo Luciano Gallardo, desertor del transporte "Villarino", recluso de esa Subprefectura. El gobernador relata: "Fue asesinado por móvil de robo, se supone, por el indígena de malos antecedentes llamado Capello en los campo del Cabo San Pablo y Río Grande. Supone así mismo, aquel funcionario, que el referido indio, en compañía de varios otros, no es extraño a la muerte del marinero español N. Barón que pertenecía a la tripulación de la fragata inglesa "Duches of Albany" naufragada a inmediaciones del Cabo San Pablo el año asado" (Inda, 2005). Esta denuncia desata la persecución de "Seriot" y los suyos, por parte de la policía, bajo las órdenes del comisario Ramón Cortés.
El 5 de septiembre de 1894, es acusado del asesinato del agrónomo y minero español J. Saint Martin y de sus ayudantes. "Capello" busca refugio en la estancia de los Bridges, pero es delatado y el comisario Cortes viaja desde Ushuaia con un pelotón de policías armados que toman el campamento de forma sorpresiva y aunque están desarmados los fusilan a quemarropa: "Al instante, uno de los vigilantes, haciendo fuego a quemarropa, hirió de muerte a Capelo. Otro de los indios fue preso y el tercero, que intento escapar, fue baleado." (Inda, 2005).


Conclusiones


"… los indicios de la morada de una familia Alacaluf, desaparecida, asesinada, muerta…"

(Lehmann Nitsche, 1916 a)

Se desprende de lo aquí expuesto que ya desde los primeros contactos la política estatal ya sea de estados europeos o americanos hacia los pueblos originarios, implicó: secuestros, asesinatos, fusilamientos, destierros, persecución y explotación. En una palabra, se llevó a cabo un "etnocidio".
Exploradores, balleneros, viajeros y científicos europeos dejan una profunda huella en la historia de los pueblos fueguinos. En sus primeros contactos ya se evidencia el "destino histórico" que le deparaban los conquistadores europeos a los pueblos fueguinos. Las misiones evangelizadoras tuvieron un papel muy importante en este proceso; por esta razón consideramos que merecen ser tratadas en un trabajo más amplio y específico. Podemos adelantar ya un dato: es en ellas donde se producen las mayores tragedias, contándose en decenas los muertos por las enfermedades que en ellas se incuban. La llegada formal del estado, tanto chileno como argentino, es el golpe final para los pueblos sobrevivientes, que pasan de ser perseguidos por "cazadores de indios" contratados por los terratenientes, a ser considerados criminales por la justicia y perseguidos por la policía. Es en este marco que consideramos que la apropiación y exposición de los restos mortales pertenecientes a los pueblos que luchan ya no por sus tierras sino por su propia supervivencia, era tomada como "trofeos de guerra", pretendiendo así demostrar la extinción de una etnia o su derrota frente a la civilización.
La difusión mediática del caso Maish Kensis y de la restitución incompleta del Cacique Inakayal fueron fundamentales para que después de tanto tiempo se aprobara de forma unánime, el 1º de septiembre de 2006, en el Honorable Consejo Académico de la FCNyM de la UNLP el retiro de exhibición de los restos humanos de los pueblos originarios de América, del Museo de La Plata de la UNLP (expediente Nº 1000- 05286/2006); se incluyó en dicho expediente, a pedido del miembro del grupo GUIAS y consejero Académico por el Claustro de Estudiantes, Diego F. Andreoni el "punto C: la restitución de los restos humanos identificados pertenecientes a los pueblos originarios dentro un programa de repatriación"; siendo el primero de estas características en nuestro país. (5) El 6 de octubre de 2006 el HCA aprobó a pedido del consejero Diego Andreoni que para el estudio de los restos humanos identificados pertenecientes a los Pueblos Originarios, "se deberá contar con el expreso consentimiento de las comunidades interesadas" (expediente Nº 1000 - 05286/2006), cumpliendo así con el artículo 3º de la Ley Nacional 25.517 sobre Restitución de Restos Aborígenes.
Los restos humanos de "Capello", "Eulltyalma" y "Maish Kenzis", al igual que los del Cacique "Inacayal" y de las 35 personas identificadas, fueron unificados y reubicados en un nuevo depósito exclusivo (depósito Nº3) para los restos identificados y/o con pedido de restitución.
"Los casos de reclamos por los antepasados aborígenes, de alguna manera revelaron la existencia de un modus operandi que conecta a través de las distintas épocas históricas, la conducta de los grupos de poder hacia aquellos que consideran sus enemigos: el mecanismo de negación de la identidad humana del "otro" para poder proceder a su destrucción y el ocultamiento o la obstaculización de la búsqueda de la verdad, cuando las condiciones históricas permiten la demanda. Apropiación - negación de la identidad - sustitución de la identidad, aparecen como momentos de un proceso de dominación, en el que el monopolio cultural está al servicio de la política hegemónica de la clase dominante: los indios deben tener nombres cristianos, sus antepasados son objetos de estudio en los museos, los hijos arrancados a sus madres no deben saber cuál es su origen." (Di Fini, 2001)


Notas:


1. El Grupo Universitario de Investigación en Antropología Social (GUIAS) es una organización autoconvocada de estudiantes avanzados de la carrera de Antropología de la Facultad de Cs. Naturales y Museo de la U.N.L.P. Luego de más de un año de investigación hemos identificado los restos de 35 personas, que se encuentran en las colecciones del Museo de La Plata, lo cual permitió que se generara tres nuevos pedidos de restitución por parte de las comunidades originarias a la Facultad de Ciencias Naturales y Museo de la Universidad Nacional de La Plata.

2. Cabe aclarar que en el presente trabajo exponemos brevemente y de manera sintética la historia de la colonización de Tierra de Fuego, ya que el espacio disponible no nos permite extendernos demasiado. Destacaremos solo los puntos que nos introducen en la historia del genocidio sufrido por los pueblos originarios de esta región. Recomendamos a quien quiera profundizar sobre la historia de vida de los pueblos fueguinos la lectura de la bibliografía citada.

3. En el catalogo de 1910 están registrados también 6 cráneos de Fueguinos (Nº 1335 a 1340). Durante el inventariado en el MLP encontramos ocho esqueletos de Fueguinos no catalogados, exhumados por la Dra. Anne Chapman y rotulados como: "Caleta Falsa, Estancia Policarpo, Anne Chapman, 1970". Es importante tener en cuenta que "no interesa por qué vía estos restos han ingresado a los museos que hoy los exhiben. Su enajenación es vivida por las distintas comunidades aborígenes como una probación a la memoria de sus ancestros, por lo tanto, como un avasallamiento de sus derechos como pueblos al control y uso de su memoria histórica" (Di Fini, 2001).

4. Ignominia: burla pública.

5. En la misma sesión el HCA resolvió aprobar la restitución complementaria de los restos del Cacique Inakayal, relocalizados por GUIAS.


BIBLIOGRAFIA CITADA

Andermann, J. 2003. "Objetos entre tiempos: Coleccionismo, soberanía y saberes del margen en el Museo de la Plata y el Museo Etnográfico". Márgenes, 28-37 (Belo Horizonte, Bs. As, Mar del Plata, Salvador).

Bridges, E. Lucas, 1978. "El último confín de la Tierra". Editorial Marymar.

Darwin, Ch., 1951. Viaje de un naturalista alrededor del mundo, Edición "El Ateneo"

Del Río W.M. 2005. "Memorias de expropiación. Sometimiento e incorporación indígena en la Patagonia 1872-1943". Ed. Universidad nacional de Quilmes. Primera edición. Bs. As. Arg.

Di Fini, María. 2001. "Estado e identidad. El problema de la restitución de restos como mecanismo revelador del uso instrumental de la identidad al servicio de la construcción de hegemonía", Razón y Revolución Nº 8. Reedición electrónica.

Inda, Enrique S. 2005, "El exterminio de los Onas". Buenos Aires, Cooperativa de Trabajo Cultural y Educativa Cefomar.

Jacob, C. 1906 " Contribution a l`étude de la morphologie des cerveaux des indiens (décrits dans les Matériaux pour servir a lànthropologie des indiens de la République Argentine) ". Revista del Museo de la Plata, T XII. La Plata.

Lahille, F. 1898. "Fines de verano en la Tierra del Fuego".

Revista del Museo de La Plata, T. VIII.

Lehmann-Nitsche, Robert. 1904. "Braquifalangia de la mano derecha con sindactilia parcial del índice y dedo medio, observada en una india Ona de la Tierra del Fuego".Revista del Museo de La Plata, T. XI.

Lehmann-Nitsche, Robert. 1910 . "Études anthropologiques sur les indiens ona (gruoe tshon) de la Terre de Feu", Revista del Museo de La Plata, tomo XX (serie II, T. X).

Lehmann-Nitsche, Robert. 1910. "Catálogo de la Sección Antropológica del Museo de La Plata". Buenos Aires: Coni.

Lehmann-Nitsche, Robert. 1916 (a). "Relevamiento antropológico de dos indias alacaluf", Revista del Museo de La Plata, T. XXIII (serie II, T. X).

Lehmann-Nitsche, Robert. 1916 (b). "Relevamiento antropológico de una india yagan",

Revista del Museo de La Plata, T. XXIII (serie II, T. X).

Lista, R. 1998. "Obras" T. I y II. Ed. Confluencia. Arg.

Mason, P. y Báez, C. 2006. Zoológicos Humanos. Fotografías de fueguinos y mapuches en el Jardin d' Acclimatation en Paris, siglo XIX. Pehuén Editores.

Masotta, Carlos. 2007. "Indios en las primeras fotográficas argentinas del S. XX", La Marca Editora, talleres Trama, pasaje José de Garro 3160, Ciudad Autónoma de Buenos Aires. ISBN 978-950-889162-4.

Pepe, F., Andreoni, D., Añon Suarez, M., Harrison, P. 2006. "El Calvarium de los Pueblos Originarios en el Museo de la Plata". Resumen. II jornadas de jóvenes investigadores, realizadas el 11, 12,13 de Octubre, en la Fac. De Cs. Nat. Y Museo de la U.N.L.P.

Pepe F., Añon Suárez, M., Harrison, P. 2007 "Arqueología en el Valle de Kuña Piru: ¿Con el pueblo o contra el pueblo Mbyá Guaraní? Cuarta reunión de Teoría Arqueológica en América del sur. San Fernando del Valle de Catamarca, Catamarca. Arg. (En prensa).

Pepe, F., Añon Suárez, M., Harrison, P. 2008. "Identificación y restitución: colecciones de restos humanos en el Museo de La Plata". ISBN 978-987-05-4032-8. Ed. El autor. La Plata, Bs. As.

Quijada, Mónica. 2000. "Ancestros, ciudadanos, piezas de museo. Francisco P. Moreno y la articulación del indígena en la construcción nacional argentina" (siglo XIX) en: E.I.A.L. www.tau.ac.il/eial/IX_2/quijada.html 08/07/00.

Rex González, A., 1977. "Arte precolombino de la Argentina. Introducción a su historia cultural". Filmediciones Valero, Buenos Aires.

Rex González, A., 1992. Diario "Página 12". Suplemento "Futuro", (15/8/1992).

Ten Kate, H. 1896. "Sur quelques points D'osteologie éthnique imparfaitement connus". Revista del Museo de La Plata. T. VII. La Plata, Bs.As Arg.

Ten Kate, H. 1903. " Materiaux pour servira l'anthropologie des indiens de la République Argentina ". Revista Museo de La Plata, T. XII. La Plata Bs.As Arg.

Vignati, Milcìades Alejo. 1942 "Iconografía Aborigen Los caciques Sayaweke, Inacayal y Foyel y sus allegados", en Revista del Museo de La Plata, I, 13-48; La Plata.


Extracto del catálogo de la división Antropología Biológica del Museo de la Plata.
(Lehmann Nitsche 1910)


agrega un comentario


En PDF
Por Grupo G.U.I.A.S. - Sunday, Sep. 28, 2008 at 7:48 PM

download PDF (228.9 kibibytes)

agrega un comentario