Julio López
está desaparecido
hace 4469 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

A siete años del caso... Avanza la causa contra McDonald's
Por (reenvio) Diario Hoy - Monday, Jul. 18, 2011 at 3:29 AM

La impulsó la familia de una niña que sufrió el síndrome urémico hemolítico tras haber comido una hamburguesa en un local de esa cadena. La compañía afirmó que sus alimentos son seguros, pero fue multada por publicidad engañosa

"En los últimos siete años, mi hija pasó cinco veces por el quirófano, tuvo que someterse a diálisis y ajustarse a una dieta que la acompañará de por vida”, dijo Gabriela Lauga con la angustia de los que sufren y la fortaleza de los que luchan...

El vértigo de las sociedades modernas y la pasmosa facilidad con que las noticias se fagocitan unas a otras suelen correr de la escena a los episodios que en su momento provocaron escozor. Todo pasa, pero el dolor queda. Y el caso de las hamburguesas contaminadas sin dudas se ajusta a ello.

Fue en 2003 cuando su aparente responsabilidad en una seguidilla de casos de síndrome urémico hemolítico (SUH) colocó a McDonald’s en el ojo de la tormenta. Hubo uno con consecuencias irreparables -el de un chiquito de siete años cuya vida se apagó en La Plata- y otro con derivaciones dramáticas: el de Micaela Toranzo, la hija de Gabriela que hoy tiene diez años.

Por el temor que inspira se lo conoce muy bien. Se sabe que el SUH puede contraerse por el consumo de carne infectada con Escherichia coli, la bacteria que, según los familiares, estaba presente en las hamburguesas que les sirvieron en los locales de esa cadena de comidas rápidas.

En la Justicia

Dispuesta a que la compañía responda por lo ocurrido, la familia de Micaela inició una causa que avanza hacia su resolución en el juzgado en lo Civil y Comercial nº 45 de la ciudad de Buenos Aires. Mientras tanto, nadie de McDonald’s se acercó a tenderles una mano o a interiorizarse de lo ocurrido.

“El expediente es reservado”, se excusaron fuentes de ese juzgado al ser consultadas por Hoy. Pero dejaron trascender que por estos días “transita su etapa de recolección de pruebas”, lo que incluye pedidos de informes a bioquímicos, ingenieros industriales, universitarios y organismos del Estado.

Según los investigadores, la causa carutalada Toranzo Félix Alberto c/ Arcos Dorados -gerenciadora de la marca- tiene nueve cuerpos y, pese a su volumen, “se mueve bastante rápido”. Eso sí: mientras en la mayoría de los expedientes los pedidos de pruebas ocupan una carilla, en este necesitó cuatro.

Insuficiencia renal, anemia y alteraciones neurológicas son -sino la muerte- algunas de las temibles derivaciones del ingreso de esa bacteria en el organismo.

Gabriela está convencida de que su hija contrajo la afección en un eslabón que esa cadena posee en un shopping de Villa del Parque. “Se comprobó que mi hija se intoxicó con la cepa más virulenta, que había carne contaminada, y que las parrillas se podían abrir en cualquier momento”, dijo en diálogo con este medio.

Lo de las parrillas no es un tema menor. Repasemos: en octubre de 2005 la subsecretaría de Defensa del Consumidor le aplicó a McDonald’s una multa de $ 250 mil por publicidad engañosa. Los fundamentos se apoyaron en el hecho de que la empresa no estaba “en condiciones de garantizar” que la carne fuera “cocida a la perfección”, como lo aseguraba en sus folletos.

Según aquella resolución, la publicidad invitaba a pensar que la cocción no podía interrumpirse hasta que llegaba a un mínimo de 71,1 grados, pero “un botón” -que permitía abrir las parrillas- demostraba lo contrario. “Esa multa -lamentó Gabriela- fue misteriosamente revocada por el entonces ministro de Economía, Roberto Lavagna”.

Lo de la cocción también es fundamental. Veamos: consultado por Hoy, el médico veterinario y secretario de la Asociación de Lucha contra el Síndrome Urémico Hemolítico (Lusuh), Marcelo Da Rocha, dijo que para eliminar totalmente la bacteria, las hamburguesas deben estar cocidas “por encima de los 72 grados, caso contrario perduran los riesgos”.

Aunque la Justicia penal haya dicho que no había “pruebas suficientes” para acreditar que la chiquita contrajo la enfermedad por la hamburguesa de McDonald’s -la prueba del delito ya no estaba porque simplemente se la había comido-, la causa civil sigue adelante.

Existe la posibilidad de que el juzgado arroje luz sobre el caso y es por eso que Gabriela aguarda esperanzada. “Hace poco declaró el médico que gracias a Dios pudo salvarle la vida”, concluyó.

Sindrome uremico hemolitico

Más de 150 pacientes en la Provincia

Aunque eclipsado por otras enfermedades que tienen más difusión en los medios -como el hantavirus, el dengue o la gripe A-, el síndrome urémico hemolítico (SUH) está permanentemente al acecho. Tanto que, según informó a Hoy el ministerio de Salud bonaerense, a lo largo de 2009 hubo 156 casos en la Provincia.

A principio de año, se conoció la muerte de un chiquito de un año y ocho meses y la internación de una niña de poco menos de dos años, ambos en el hospital José Penna de Bahía Blanca (aunque el primero contrajo la enfermedad en Tres Arroyos).

Tal como ha publicado este medio, el SUH afecta básicamente a niños de menos de 5 años y comienza a manifestarse con una diarrea leve y acuosa, que luego se torna sanguinolenta. El cuadro -que debe motivar la urgente consulta al pediatra- puede estar acompañado por palidez, irritabilidad, vómitos y convulsiones.

La enfermedad es causada por una bacteria -la Escherichia coli-, que puede estar en las manos de quienes no se las lavan como corresponde luego de ir al baño. También puede estar en la leche sin pasteurizar y en las carnes que no son bien cocidas.

La versión de la empresa

Voceros de McDonald’s, ante una consulta de Hoy, dijeron que “nunca fueron notificados respecto de los fallos sobre publicidad engañosa” que cayeron sobre la empresa. Y agregaron: “Durante los más de 20 años que la empresa está en la Argentina, siempre trabajó en función de garantizar y asegurar los procesos de cocción de las hamburguesas, que son certificados y validados por las autoridades competentes”.

“La calidad de la comida, y por ende el nivel de cocción adecuado, está garantizado y cumple con todos los estándares internacionales”, afirmaron. Los voceros prefirieron no opinar sobre la causa que se tramita en el juzgado en lo Civil y Comercial nº 45.

El caso que conmovió a La Plata

En junio de 2003 nuestra ciudad se estremeció por el caso de Alejandro Torreta, un chiquito de apenas siete años que lamentablemente falleció tras haber permanecido internado durante cuatro meses en el Hospital de Niños.

Sus familiares estaban convencidos de que el cuadro podía haber sido causado por la ingesta de una hamburguesa en uno de los locales de McDonald’s y realizaron una denuncia penal.

A fines de la última semana su tío, Rubén Alonso, contó que hace tres años la causa fue archivada porque la Justicia no encontró un nexo causal. Es decir, pese a que algunas de las inspecciones encontraron bacterias en la carne cruda, los fiscales no pudieron acreditar que el pequeño había contraído el síndrome urémico hemolítico al comer en esa compañía.

“Cómo íbamos a tener la prueba del delito. Quién va a guardar la hamburguesa (si no es que la comen) cuando los síntomas aparecen tras un período de incubación”, dijo Alonso a Hoy. Nadie, en la Justicia, les avisó que la investigación se había caído. Un día fueron a la fiscalía y supieron que el expediente había pasado al archivo. Llama la atención que la causa se haya cerrado de esa forma cuando cualquier ciudadano que se ve involucrado en incidentes menores muchas veces debe transitar muchos más años para lograr que concluya el proceso judicial que lo involucra.

Se mantienen varias dudas respecto de por qué no se indagó más en las pruebas indiciarias del caso. Lamentablemente se ve que, cuando hay poderosos intereses de por medio, muchas veces la Justicia no es ciega.

fuente http://www.diariohoy.net/accion-verNota-id-81496-titulo-Avanza_la_causa_contra_McDonald%27s

agrega un comentario