Julio López
está desaparecido
hace 4444 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Jujuy: Se vivió una vez más el carnaval en la puna
Por Fuente: Yachay Kispe - Thursday, Mar. 01, 2012 at 3:30 PM

LAS ALEGRIAS DE LAS COMUNIDADES SE DESPARRAMO A LO LARGO Y A LO ANCHO DE LA PUNA JUJEÑA. ESTA NOTA ES SOBRE LO QUE ACONTECIO EN RINCONADA, LAGUNILLAS CIENEGUILLAS, SANTA CATALINA, ORATORIO, SAN FRANSISCO, TIMON CRUZ, LA CIENEGA Y EL ANGOSTO.

Jujuy: Se vivió una ...
dsc06939.jpg, image/jpeg, 1920x1080

Cada año y desde tiempos inmemoriales, cada verano llega el tiempo de festejar el carnaval por la zona andina. Claro está, es el tiempo de la reproducción, del comienzo de las cosechas, de las señaladas, en síntesis es el tiempo de festejar, de alegrarse y de visitar a los vecinos, a la familia, de recorrer las comunidades cantando y bailando al son las cajas, erkenchos, anatas, acompañados de las wiphalas blancas. El condimento especial lo pone el clima con sus imprevistas lluvias, granizadas, nevadas, acompañados de viento, o el sol calcinante de la puna. Pero a pesar de todo, la gente recorrió el territorio ya sea en vehículos o caminando, pasando campos, cienegos, ríos, cerros y lagunas, desparramando sus alegrías.
El sábado 18 todos se trasladaron al mojón para desenterrar el carnaval, allí los padrinos del mismo, reciben a la comunidad con la pachita abierta y mucha chicha y vino para pedirle permiso a la Pachamama para salir a carnavalear; y allí nomas ya van saliendo las primeras coplitas, al son de los erkenchos y anatas; “que les parece señores, ya ha llegado el carnaval, ahora no hay que sentarse, todo es cantar y bailar”.
Luego, según cada programa de las comparsas o cuadrillas, comenzaran a satisfacer las invitaciones de los vecinos, donde en cada casa se recibirá a los carnavaleros con chicha, vinos, yerbiados y nunca faltaran los suculentos platos con asados, mote, ensaladas y una buena sopa.
Así casa por casa, y por diferentes comunidades se irán trasladando con su alegría a cuestas; donde los dueños de casa los reciben con talco, papel picado y serpentina para “talquear” a los visitantes.
Hablaremos de la comparsa la ALEGRIA PUNEÑA de oratorio, desentierra el sábado, para el domingo trasladarse a la comunidad de Timon Cruz y por la tarde llegar a Rinconada. Allí fueron recibidos por sus pares de la LA CRIOLLA con quienes compartirán coplas y contrapuntos. El lunes, se visitaran a varias familias y luego se trasladaron al cruce de de Casablanca donde fueron recibidos por la comparsa LA FLOR DE CIENEGO de la comunidad Ciénaga Grande, luego siguiendo la ruta de la costa de la laguna de Pozuelos, pasaron visitando la familias de la comunidad de Lagunillas de Pozuelos, cruzando ríos, donde los vehículos cruzaron vacios y la gente cruzo caminando ya que era imposible que se pudiera pasar con toda la gente cargada. Asi se llego a Cieneguillas, ya cuando el sol se hiba ocultando detrás de los cerros; y ya de “nochesito” cuando la intención era llegar a la comunidad de Casiras, sobre la frontera con Bolivia, no se pudo llegar ya que los caminos estaban totalmente difíciles por las lluvias del verano. Desde allí se trasladaron hasta el pueblo histórico de Santa Catalina; cuando el sol ya asomaba dando inicio al martes, los carnavaleros cargados en dos vehículos encararon para el pago de Oratorio, ya que ese día todos se juntan en aquel pueblo para concretar el martes de chaya, momento en el cual se chayan a los vehículos y la recepción estaba a cargo de la comparsa ALEGRIA PUNEÑA, hasta allí llegaron la cuadrilla de la comunidad de Timon Cruz, todos con sus erkenchos y cajas, después de una gran asado como almuerzo se concentraron en la cancha y juntaron a los vehículos para chayar; más tarde se visitaran a los vecinos del pueblo para coplear toda la noche; el miércoles de ceniza se trasladaron hasta la comunidad de San Juan y Oros, y cuando regresaban no pudieron cruzar el rio, teniendo que quedarse a dormir allí para cruzar recién al día siguiente. El jueves, ya “ronquitos” de la garganta por tantos días de cantar. Se visitaran a los vecinos primero para cuando ya la tarde hiba cayendo se volverán a trasladar al mojon para enterrar al carnaval, allí cantaran y bailaran a todo dar, dejando las ultimas alegrías que seguramente volverán el año que viene. Todos se sacudirán el talco juntado durante los cinco días y cinco noches. La comisión saliente recogerá las cajas, erkenchos, anatas y chalecos y los dueños fueron a buscar piedras blancas para recuperar sus pertenecías y enterrar al carnaval. Finalmente se elegirá la nueva comisión para que coordinen las alegrías del año que, cerrando con la copla “el carnaval ya se ha muerto, se lo llevan a enterrar, hechenle poquita tierra, que se vuelva levantar”. Y terminar cantando en tonada de pascua, ya sin caja.
También hablaremos de LOS CROTOS de Oratorio, que también desde el sábado desparramaron sus alegrías, pero el domingo se trasladaron hasta la comunidad de LA CIENEGA, caminado por medio los cerros y después de siete horas llegaron hasta aquel lugar, cabe destacar que hay distancias enormes separan los centros de estas comunidades, por lo cual bordeando peñascos, bajo la nieve de las alturas, la lluvia y el viento, y el frio de la noche oscura, iluminándose el camino con linternas y acompañados de la copla “lejos, lejos es mi paguito, que hora, que hora llegare, será más tarde o más noche, cerquita el amanecer”, bordeando el rio grande que marca la frontera entre Argentina y Bolivia; el lunes caminando todo el día y noche llegaron hasta la comunidad de EL ANGOSTO, de allí la cuadrilla se separo debido a los vehículos, ya que varios se vinieron hasta Santa Catalina y otro caminado llegaron el miércoles hasta la comunidad de San Francisco, allí fueron recibidos por las familias de dicha comunidad para chayar las viviendas, allí se produce el “topamiento” con la cuadrilla de La Ciénaga, y la comparsa local por supuesto; y seguir con las alegrías a son de las coplas a lo largo de toda la noche. Cuando eran las cuatro de la mañana, los carnavaleros de Oratorio comienzan el regreso al pago, luego de seis horas de caminar por medio los cerros, cruzando los caudalosos ríos, haciendo una siestita de por medio, se llega al pago donde los vecinos los esperaban con comida, mucha aloja y chicha para componer y despedir al carnaval.
Así, el jueves de tentación, como se dice, se despiden las alegrías; muchos tendrán aventuras para contar durante el carnaval, de lo lindo y lo malo que les toco vivir. Después de seis días y seis noches de cantar y bailar, finalizaron las fiestas por la región puneña. Como dice la gente “tristecitos” nos volvemos, y ahora será hasta el año que viene.

Fuente: EQUIPO DE COMUNICACIÓN ANDINA, F. O. PACHAKUTI 89.9 DEL PUEBLO KOLLA.

agrega un comentario


Carnaval
Por Fuente:YACHAY KISPE - Thursday, Mar. 01, 2012 at 3:30 PM

Carnaval...
dsc06996.jpg, image/jpeg, 1916x598

Carnaval

agrega un comentario