Julio López
está desaparecido
hace 4466 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Sonia Tessa: "el machismo impregna todas las instituciones"
Por Indymedia Rosario - Saturday, Mar. 09, 2013 at 6:16 PM
rosario@indymedia.org

Este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, la periodista Sonia Tessa recibió un reconocimiento por parte del Concejo Municipal de Rosario. Con larga experiencia en medios locales, actualmente es editora de Rosario/12 y participa del Suplemento Las/12 , ambos del periódico nacional Página/12. Reconocida en su labor por organizaciones de género y derechos humanos, sumamente querida en el ambiente periodístico por su calidad humana, Sonia tuvo su homenaje como mujer trabajadora y profesional comprometida en un legislativo local que aprobó de forma unánime su distinción. Indymedia Rosario entevistó a Tessa, quien consideró que es obligación de las y los periodistas "desnaturalizar determinadas cuestiones que son consideradas naturales y no lo son", tanto en la lectura de la realidad, como en el trato cotidiano dentro de los ámbitos de interacción social.

Sonia Tessa: "e...
sonia_tessa.jpgeo7yi1.jpg, image/jpeg, 816x612

((i)) Sonia, ¿cómo viviste el acto de reconocimiento realizado en el Concejo?

Fue muy emocionante, estoy muy feliz de vivir ese momento. Le agradezco mucho a los concejales, pero sobre todo a aquellos con los que he trabajado tantos años. Lo mío es parte de una tarea colectiva, no personal. Fue muy importante la presencia de los organismos de derechos humanos y la participación de colegas de todos los medios en los que trabajé, que han sido muchos.

((i)) ¿Cual crees que es el rol del periodismo en la democratización de las sociedades, en lo que la problemática de género es un eje central?

Nosotros los periodistas tenemos la obligación de desnaturalizar determinadas cuestiones que son consideradas naturales y no lo son. Uno puede decir 'por supuesto no a la violencia de género', 'por supuesto legalización del aborto', pero también se trata de desnaturalizar ciertas cuestiones impregnadas entre nosotros, la relación entre hombres  y mujeres, la diferencial que tenemos en el acceso al trabajo, en el tema de las actividades domésticas. Vamos a poder construir una sociedad mejor cuando podamos  dejar de ver como naturales esas relaciones. Tampoco lo son las relaciones entre clases sociales, está claro. Pero cuando somos mujeres hay una doble explotación.

((i))¿Qué implica hacer periodismo con una mirada de género?

Cuando era más chica para mí era una intuición, con los años se ha construido en una mirada, hasta podría decir en un método, en el sentido de que ante un hecho vinculado a la vulneración de un derecho contra una mujer, lo primero que me pregunto es si éso tiene que ver con que sea mujer, en qué situación está esa mujer, si está en una situación social vulnerable, si esto no le pasaría siendo varón. Con ese método uno empieza a hacer luego el trabajo periodístico y las preguntas. Hace años trabajo esta problemática y en todas las instituciones está impregnada la mirada machista. El machismo es parte de nuestras vidas.

((i)) ¿Cómo es tu trabajo con las organizaciones sociales?

Es de forma muy natural, me acerco a temas que me interesan y gracias a ello me acerco a los actores sociales que lo impulsan. Hace años que cubro delitos de lesa humanidad y allí generé una relación bastante estrecha con los organismos de derechos humanos. No es que la tuviera de antes, aunque sí hice notas. Tiene que ver con la constancia, cuando uno ve todos los días a las personas y trata los temas de manera consecuente y tal vez tenga que ver con que las organizaciones me ven como una persona confiable. Yo esas relaciones las cultivo cotidianamente.

((i)) Como periodista ocupás una lugar de desición importante en uno de los periódicos más importantes de la ciudad  ¿Has sufrido en el desarrollo de tus tareas complicaciones producto de tu condición de mujer?

Día a día, eso lo sufro todos los días. El machismo es parte de todos y tener una jefa mujer a muchos los pone en cuestión y a los propios jefes les cuesta menos decirme que no a mi, que decirle que no a mis compañeros cuando van con sus reclamos o sus pedidos. Conmigo siempre lo primero es el 'no'.

((i))La última década estuvo signada por un avance de mujeres en lugares de poder. ¿Esto se ve reflejado con un cambio de situación en la cotidianeidad de las mujeres de a pie?

Creo que se trata de un cambio cultural muy profundo lo que tenemos que hacer. Que haya una mujer en la intendencia y en la presidencia, lo único que significa en concreto es que muchas niñas van a ampliar su horizonte de posibilidades. De ahí a que eso se haga concreto, hay un largo trecho. Cada mujer que ocupa un lugar de poder político lo hace más como parte de una organización política que como mujer. Ojo, hoy está muy extendido, muy de moda, hablar de cuestiones de género, de no naturalizar que el género masculino sea el género para todos, se habla de todos y todas. Pero hay materias pendientes que son muy cruciales, como la cuestión del aborto, que aun no se logra con mujeres no sólo en la presidencia y la intendencia, sino también en las distintas cámaras legislativas. Y eso tiene que ver con la vida cotidiana de las mujeres de a pie. En el aborto clandestino las que ponen su vida son las mujeres pobres, las otras van a  clínicas y pagan una buena suma para hacerse un aborto sin riesgos.

 

Foto: facebook Sonia Tessa

agrega un comentario