Julio López
está desaparecido
hace 4504 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

La justicia ya investiga el espionaje de la Federal
Por Adriana Meyer - Tuesday, May. 21, 2013 at 11:34 PM

Martes, 21 Mayo 2013 22:45 | El juez federal Sergio Torres allanó la Policía Federal tras la denuncia presentada esta mañana por el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia. Los procedimientos fueron positivos en el marco de la nueva causa que investiga la presunta violación de la ley de Inteligencia, como indicaron hoy en Tribunales los organismos sociales denunciantes y tal como impulsó la fiscalía.

La justicia ya inves...
7a6fe08027b80ee08bda1ed60d73e334_m.jpg, image/jpeg, 265x176

Ahora hay un expediente judicial que investiga la infiltración del agente de Inteligencia de la Policía Federal Américo Balbuena en la agencia Walsh. ¿Qué información recopiló? ¿Para qué y/o para quién? ¿Cómo funciona la división a la que pertenecía y si acaso el decreto del año '63 que la creó no contradice la letra de tres leyes nacionales que prohiben las tareas de inteligencia interior? Además del ahora acusado Balbuena, para quien pidieron sea llamado a indagatoria, si la causa podría culminar con alguna medida que inste al Poder Ejecutivo a desmantelar esa estructura de la Federal y a entregar a quienes fueron espiados toda la información.

Mañana marchan "contra la infiltración K y la represión".

Organismos de derechos humanos y partidos de izquierda integrantes del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia presentaron esta mañana una denuncia penal para que se investigue la infiltración que hizo la Policía Federal en la agencia de noticias Rodolfo Walsh, que recayó en el juzgado federal a cargo de Sergio Torres. Según pudo saber OJOS VENDADOS, la causa ya está formalmente abierta y con las medidas de prueba requeridas en marcha.

En el escrito pidieron que sea convocado a declaración indagatoria el agente Américo Balbuena, quien revistaba como Personal Civil de Inteligencia (PCI) en la sección Reunión de Información división Análisis de esa fuerza policial, porque durante once años ejerció como periodista dedicado al seguimiento de las actividades de movimientos gremiales y sociales. Las organizaciones denunciantes exigieron también el nombre de los superiores de Balbuena y la lista completa de los agentes infiltrados de la Federal.

Esta presentación es similar a la que realizaron, con el patrocinio de la abogada Myriam Bregman, en noviembre de 2011 para denunciar tareas de espionaje realizadas por la Gendarmería Nacional, en lo que terminó denominándose Proyecto X, nombre de uno de los programas informáticos usados por los gendarmes. Los primeros casos fueron denunciados por los trabajadores de Kraft pero luego la investigación demostró que el arco de espiados era mucho más amplio.

Dice el escrito presentado: “venimos a denunciar la infiltración del Oficial de Inteligencia de la Sección Reunión de Datos- División Análisis de la Policía Federal, AMÉRICO ALEJANDRO BALBUENA, quién fuera infiltrado desde el año 2002 hasta el pasado mes de abril del corriente, en la Agencia de Comunicación RODOLFO WALSH, dónde simulando ser periodista obtuvo ilegalmente información de las distintas organizaciones políticas, sindicales, sociales, estudiantiles, de derechos humanos”. Y más adelante afirma que “durante los aproximadamente once años que Balbuena mantuvo su actividad como infiltrado en la mencionada Agencia Alternativa de noticias, simulando ser 'militante' se ocupó de cubrir periodísticamente la agenda de actividades políticas, a través de la cuales le permitió tener vínculos con distintos referentes y militantes de partidos políticos, organizaciones sociales, sindicales, estudiantiles, de derechos humanos, etc. Incluso realizar entrevistas dentro de los domicilios particulares de varios de ellos”.

"La infiltración de las fuerzas de seguridad en los movimientos sociales tiene como objetivo la criminalización de la protesta social. No estamos ante un caso aislado, cada fuerza tiene su grupo de espías, la Federal tiene un cuerpo de 1.000 agentes para esta tarea", dijo Bregman, letrada del PTS y querellante en la causa Proyecto X.

Además de ese partido y otros de izquierda, suscribieron la denuncia el Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (Ceprodh), la propia agencia Walsh, el delegado del subte Claudio Delle Carbonara, la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos, la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, Liberpueblo, Apel, entre otras varias personalidades y organizaciones políticas y de derechos humanos.

Mañana el Encuentro Memoria Verdad y Justicia convoca a marchar a las 17.30 desde Avenida de Mayo y 9 de Julio hasta Plaza de Mayo para denunciar que las organizaciones de derechos humanos, sociales, política y gremiales "somos víctimas del espionaje comandado por las fuerzas de seguridad del kirchnerismo", y contra la "represión y la criminalización de la protesta".

Alejandrina Barry, hija de asesinados por la dictadura y miembro del Ceprodh, dijo: “marchamos también porque la criminalización de la protesta ha pegado un preocupante salto: en la provincia de Buenos Aires, la Bonaerense detuvo ilegalmente a delegados de ATE en La Plata; fueron atacados brutalmente integrantes de la comunidad Qom en Formosa; en la Ciudad de Macri se suceden desalojos violentos por parte de la Metropolitana, como en el Borda, el Parque Centenario, Sala Alberdi y recientemente en la Gráfica Mom en Pompeya; la Federal desaloja a vendedores ambulantes en Retiro; en Córdoba, detienen sin orden judicial a ocupantes de tierras fiscales; en Santa Fe se desalojó con balas de plomo en Empalme Graneros a los que reclaman un pedazo de tierra para vivir; en Famatina, los ambientalistas fueron reprimidos cuando se manifestaban contra la megaminería; por si esto fuera poco, en Santa Cruz reprimieron a trabajadores estatales y llevarán a juicio a petroleros de Las Heras”.

Por todo esto convocaron a movilizarse "para exigir el desmantelamiento del aparato de espionaje contra los luchadores, que entreguen las listas del personal infiltrado, el fin de la represión y criminalización de la protesta y el desprocesamiento a los más de cinco mil luchadores con causas".

agrega un comentario