Julio López
está desaparecido
hace 4504 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

“Las Heras, un pueblo de trabajadores, no de asesinos”
Por ANRed - Thursday, Dec. 12, 2013 at 12:23 PM

Miércoles 11 de diciembre de 2013 | Mañana, jueves 12 de diciembre, se dictará la sentencia contra los cinco trabajadores petroleros que fueron acusados por la muerte del policía Jorge Sayago en Las Heras, provincia de Santa Cruz, en el verano de 2006. Entrevista a Ramón Cortez, uno de los procesados. Por Corresponsal Popular de ANRed

“Las Heras, un puebl...
tapa-1696.jpg, image/jpeg, 500x332

Con la tranquilidad de los que se saben honestos, Ramón iba y venía preparando todo, un saludo acá y allá con la sonrisa y el gesto franco, ¿Quien podría pensar al verlo que tiene una sentencia de muerte?

La marcha del sábado 23 de noviembre en Las Heras, culmina con un Festival, con micrófono abierto para el que quiera expresarse, la plaza reúne a vecinos, artistas, organizaciones sociales y políticas, la Agrupación Petrolera Santacruceña, Unión de Alumnos Autoconvocados, ATECH, con los Docentes en Lucha de Comodoro Rivadavia y Democracia Obrera entre ellos. Todos vienen a sumarse a la lucha por los trabajadores procesados, a los que se les dictará sentencia el 12 de diciembre en Caleta Olivia, Santa Cruz. El pedido de cadena perpetua es el mejor ejemplo de la política de terror que se impone a cualquier intento de justicia. El juicio, viciado de abuso de poder y torturas, sumará otra historia trágica a la Patagonia Argentina, revelando el retroceso de un país por un gobierno que antepuso la corrupción y el enriquecimiento ilícito, ante las necesidades de los trabajadores.

Por eso, la invitación del 12 del 12, se reitera, esta vez, en Caleta Olivia, ese día vendrán trabajadores de todo el país a pedir por la absolución de los trabajadores.

“el petiso” Ramón, le dicen por su baja estatura, es delgado y un tanto desgarbado en su andar, lleva una remera blanca con la inscripción de “las Heras perdió el miedo” y “absolución de los trabajadores de las Heras”, se nota que es una persona querida por el trato que tiene con la gente que está en la plaza.

Una nena de cabellos largos, junto con una Sra. y otros nenes, están cerca y cada tanto uno se le cuelga y le pide papas fritas, los nenes tienen sus rasgos, son su familia, cinco hijos y una esposa luchando a la par. Ramón, me dice que tiene 38 años, pienso que aparenta más, tres años en la cárcel sufriendo golpes y humillaciones dejaron su huella, digo, pero la sonrisa y el gesto franco siguen ahí. Nos corremos a un costado a charlar, la música de los artistas que vinieron a brindar su apoyo llena el ambiente de alegría, los relatos de los oradores son duros, todos piden justicia a la justicia, no quedan dudas de la fortaleza de los que viven en Las Heras.

- ¿Cómo estás Ramón, esperando el día de la sentencia, sabiendo que falta tan poco y es tan dura la pena que pide el fiscal?

Yo estoy tranquilo, yo creo que los muchachos también están tranquilos llevando esta lucha adelante, luchando contra los jueces que nos quieren condenar a cadena perpetua…pero nosotros sabemos y tenemos la conciencia tranquila, porque sabemos que no somos ningunos asesinos. El pueblo de Las Heras no es violento, ni tampoco es un pueblo asesino. Este un pueblo de trabajadores, de luchadores; gente humilde, como soy yo. Fíjate que yo soy empleado municipal y salí a luchar por el impuesto a las ganancias, solo por ir me toca pasar por esto, yo estuve tres años preso, fui torturado, maltratado, torturado como en la época de los militares… Y ahora estoy tranquilo esperando el 12 del 12, sabemos que el día viene, que los compañeros vamos a salir bien, Dios quiera que estos jueces que nos quieren sentenciar, se pongan a pensar un poco, que condenando a gente inocente no están haciendo justicia para la familia de Sayago.

- Cuál fue el peor de los momentos que tuviste que vivir en estos años de proceso, porque desde el 2006 hasta ahora, imagino habrás pasado de todo?

Lo peor de este momento fue cuando me sacaron de mi trabajo y me llevaron a la cárcel, me metieron preso y me torturaron tanto que veces no me acuerdo las cosas que digo, trato de no recordar aquellos malos momentos para no ponerme mal, con decirte que me han sacado la circulación de mi cabeza, tengo un porcentaje que no me circula sangre en la cabeza por las palizas que recibimos. No solamente yo, sino los otros compañeros que estuvieron con la misma causa también, fueron torturados de tal manera que algunos le sacaban la cabeza de la trafic para afuera para que arrastre la cara por el asfalto, mientras la trafic iba andando, pero nosotros estamos firmes, seguimos firmes en nuestro lugar de trabajadores y sabemos que vamos a llegar al tribunal con la frente bien en alto porque no somos ningunos asesinos

- ¿Eras petrolero o trabajador municipal cuando ocurrió todo en el 2006?

Yo soy municipal desde el año 1990 que soy municipal, sigo siendo municipal, pero en esta batalla tan grande que fui a mirar y bueno me toco a mí, me metieron preso porque alguien dijo que me vio ahí y bueno, por un dicho estoy pagando, pasando por todo este mal momento.

Soy uno de los que le pidieron cadena perpetua, y bueno, estoy tranquilo esperando mi libertad, el 12 de diciembre yo se que vamos a salir en libertad, tengo toda la fe, y si no es así, seguiré peleando adentro de la cárcel, peleando de la buena manera, no? Haciendo cartas, dirigiéndome a los jueces grandes, de casaciones a todos los jueces que pueda llegar para pelear mi libertad y demostrar mi inocencia, igual la demostré en el tribunal… no hay nadie que diga que soy asesino porque, son todos dichos los que figuran en el expediente de los jueces

- Veo que los nenes, están alrededor nuestro, juegan felices, inocentes de todo han tenido que soportar el dolor de ver a su padre preso y a su madre sufriendo por el autoritarismo gubernamental, ¿Cómo se compone tu familia Ramón?

Mi familia, se compone por mi esposa y cinco hijos, con mi esposa somos el único sostén de la familia y la estamos luchando, somos los dos empleados municipales, y luchamos contra esta injusticia, contra esta causa que nos han armado, porque para nosotros es una causa armada, no hay pruebas de nada, se demostró en el juicio, no hay prueba de nada, simplemente con dichos no pueden condenar a nadie a cadena perpetua.

Ramón agradece a toda la gente que vino a brindar su apoyo, y sigue pendiente del festival, su familia y amigos, su relato es seguro, tranquilo, no hay rasgos de resentimiento, solo pedidos de justicia, como tiene que ser.

agrega un comentario