Julio López
está desaparecido
hace 4504 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Organizaciones de Tigre y Escobar movilizadas en defensa de los humedales
Por Diario El Civismo / Luján - Thursday, Dec. 04, 2014 at 8:29 AM

LA SITUACIÓN DEL RÍO LUJÁN

En el primero de los distritos se presentó un proyecto de ordenanza que establece la prohibición de nuevos barrios cerrados. Vecinos de Escobar se movilizarán por el centro de la ciudad con un pedido similar luego de las reiteradas inundaciones.

Organizaciones de Ti...
19126-protestacontracountries.jpg, image/jpeg, 480x320

Vecinos protestaron sobre la Panamericana a la altura de Escobar.

4/12/2014 - Las últimas inundaciones intensificaron las luchas que diversas organizaciones llevan adelante desde hace tiempo para defender los humedales del río Luján. En ese contexto, fue presentado al Concejo Deliberante de Tigre un proyecto de ordenanza para que se prohíba la instalación de nuevos barrios privados. Entre los argumentos, se expresa que cerca del 90 por ciento de esas iniciativas inmobiliarias “se extendieron sobre llanuras continentales -que deberían absorber desbordes de ríos y arroyos- modificando el ecosistema, impidiendo el natural escurrimiento de aguas, que amortiguaría las inundaciones”.

En Escobar, distintos espacios vecinales acudieron a la convocatoria de la Asamblea En Defensa del Humedal, donde se decidió una movilización para el próximo jueves 11 de diciembre por el centro de esa ciudad. Impulsarán, también a través de una presentación legislativa, un proyecto similar al elevado por sus vecinos de Tigre.

PROYECTO

La Asamblea de Vecinos Inundados de Tigre, la Asamblea del Delta y el Movimiento en Defensa de la Pacha presentaron, semanas atrás, el proyecto en cuyo primer artículo se establece “prohibir en la totalidad del territorio perteneciente al partido de Tigre, la radicación y habilitación de emprendimientos urbanísticos de perímetro cerrado encuadrados por las normas vigentes en la materia como clubes de campo y barrios cerrados”.

Los promotores de la iniciativa marcan que “nuestra región ha crecido de manera desigual y excluyente, privilegiando los negociados de corto plazo por sobre un plan de ordenamiento urbano que responda a las necesidades de las mayorías populares a una vida digna”. A modo de repaso histórico, recuerdan que “desde la década del 90 esta región fue la elegida por sectores de alto poder adquisitivo para la compra de viviendas en urbanizaciones cerradas, las que se ubican específicamente en zonas de humedales y valles de inundación”. En ese contexto, “para la construcción de dichas viviendas se han realizado grandes obras para elevar la cota natural del terreno, es decir, rellenar espacios bajos o inundables quitándoles la función esencial que cumplen estos suelos pantanosos, como es el filtrado de aguas dulces hacia las napas subterráneas y, a su vez, se modifica la aptitud de retener la humedad y agua necesaria para regular los ciclos de las lluvias con los de sequía, de esta manera, se modifican los ecosistemas y se impide el normal y natural escurrimiento de las aguas”.

Para las organizaciones autoras del proyecto, “resulta imprescindible preservar de la especulación inmobiliaria (porque hoy la fijación del precio del m2 del suelo es a partir de esta especulación inmobiliaria), la privatización y la exclusión social, a la escasa tierra urbanizable que queda en Tigre, y avanzar en el debate y en la construcción de consensos acerca de qué municipio estamos construyendo, brindando marcos generales acerca de los usos del suelo, poniendo el énfasis en la función social de la tierra y el derecho colectivo, priorizando los valores de lo público por sobre los intereses privados”.

Entre los argumentos del proyecto que busca transformarse en ordenanza, las organizaciones exponen que “actualmente Tigre vive un proceso de concentración de la tierra en manos de grupos monopólicos; más del 50% de los 158 km2. de la tierra continental se encuentra dentro de barrios privados en los que vive actualmente alrededor del 10% de nuestra población, lo que constituye un despilfarro del territorio de nuestro partido”.

En el mismo sentido, indican que “los barrios cerrados crecieron descontroladamente con el lema de ofrecer mejor calidad de vida”, pero que “en los últimos tiempos en estas planicies de inundación se construyeron decenas de urbanizaciones de diverso tamaño, la mayoría con viviendas de gran confort, canchas de golf, de tenis, paseos de compras, escuelas y centros de equitación”.

Recuerdan, además, que “en noviembre de 2013 la Legislatura Bonaerense transformó en ley la declaración de emergencia hídrica de la cuenca del río Luján, debido a las inundaciones recurrentes y desmedidas”, decisión que impone a los Estados Nacional y Provincial “realizar un examen exhaustivo del estado del río y del valle de inundación, de las zonas de humedales y de toda perturbación de origen antrópico y/o natural que fuere causa directa o indirecta de comportamientos anormales del río, y posteriormente, realizar las inversiones necesarias para evitar las destrucciones ya mencionadas”.

En paralelo a los argumentos vinculados con las inundaciones, se plantea que “la escasez de tierra y el aumento del precio del m2 dificulta el acceso de los sectores de medios y bajos ingresos, profundizando el déficit habitacional”.

Es la segunda iniciativa que en Tigre apunta a prohibir la instalación de nuevos barrios cerrados. Tiempo atrás, el concejal Luis Cancelo elevó al Concejo un proyecto de similares características.

MOVILIZACIÓN

El sábado, la Asamblea en Defensa del Humedal de Escobar convocó a una reunión que incluyó la participación de diversas organizaciones culturales y sociales, además de miembros de la comunidad educativa. De igual manera se acercaron otros espacios conformados por vecinos de municipios aledaños.

Por unanimidad, los presentes resolvieron manifestarse el próximo jueves 11 de diciembre, a las 11, en el centro de Escobar para reclamar la prohibición de los barrios privados y de todo emprendimiento que destruya los humedales. Además, en breve se presentará al Concejo Deliberante local un proyecto de ordenanza similar al elaborado en Tigre.

A modo de síntesis, desde la Asamblea expresaron la preocupación por “la entrega de la planificación urbana a las desarrolladoras de barrios privados, como se puede observar en el reordenamiento territorial del Municipio de Escobar aprobado en el 2009, que implica la desaparición de todas las tierras bajas de humedales para dar paso a nuevas urbanizaciones imitando lo hecho en el denominado ‘Nuevo Tigre’ con Nordelta y Villanueva”.

También se manifestaron en alerta “por las últimas inundaciones que afectaron fuertemente a toda la cuenca del río Luján, que también irrumpieron distintos barrios de Escobar”. De igual modo se declararon “movilizados por las advertencias que han realizado distintos especialistas en diversos medios de comunicación acerca de la necesidad de prohibir las urbanizaciones cerradas sobre humedales por el impacto ambiental que estas generan”.

agrega un comentario