Julio López
está desaparecido
hace 4510 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Comunicado ante persecusión del gobierno y "vecinos"
Por (reenvio) Olla Popular de Troilo y Corrientes - Tuesday, Feb. 03, 2015 at 1:23 AM

FRENTE A LA PERSECUCIÓN JUDICIAL DEL GOBIERNO DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES, LA OLLA POPULAR DE TROILO Y CORRIENTES COMUNICA

La Olla es un espacio político no partidario que se generó a partir de las jornadas populares del 19 y 20 de diciembre de 2001. Al principio como Asamblea Popular en el auge de las asambleas y después de la segunda desaparición de Julio López se constituyó como Olla popular temática donde mes a mes se propone discutir distintas temáticas en el espacio público.

Las temáticas a desarrollar son aquellas que son invisibilizadas a la población por los medios masivos y por los políticos. En ese marco, los últimos viernes de cada mes, de 19 a 24 hs, realizamos una olla popular vegana gratuita, con micrófono abierto, y diferentes expresiones artísticas.

En noviembre de 2014 nos enteramos de la existencia de una investigación judicial de casi 250 hojas de la Justicia Contravencional de la Ciudad de Buenos Aires que se venía llevando a cabo desde hacía un año. Esa investigación fue iniciada por una denuncia por obstrucción de la vía pública (art. 78), ensuciar bienes (art. 80), ruidos molestos (art. 82), usar indebidamente el espacio público (art. 83) y ocupar la vía pública (art. 84).

La denuncia realizada en diciembre de 2013 y desestimada por un móvil policial que se acercó al lugar encontrando el "panorama normal" siguió su curso por la actuación del Foro de Seguridad Pública, que sin constituirse como denunciante miente y exagera sobre lo que sucede en La Olla diciendo que la duración es hasta las 5 de la mañana, que se corta el tránsito y que se vende comida, que se usa la vereda de baño y otras mentiras.

Además de denunciar la conformación de La Olla como agrupaciones de izquierda, del Partido Obrero, anarquistas, del Centro de Estudiantes de Sociales, simpatizantes del "movimiento zapatista de liberación de México", libertarios, y que pertenecen a "una agrupación denominada Garganta Poderosa, que es gente muy peligrosa ya que varias veces que los vecinos los llamaron por disturbios, han roto un bar así como también han llegado a incendiar un patrullero de su seccional".

Todos los intentos por demostrar la denuncia resultan infructuosos debidos a que son mentiras. Sin embargo lo que molesta a las autoridades y a los "vecinos" del Foro de Seguridad es sin duda el carácter político de La Olla como consta en el expediente.

Tanto es así que la denuncia es desestimada por Espacio Público, por la policía, por la Dirección General de Control, y por la fiscalía que decide no dar por probada la denuncia y dar por cerrada la causa en varias oportunidades.

La Dirección General de Control pese a sostener que "no obstante escapar a su competencia solicita inspección requiriendo indague a los vecinos de la zona A LOS EFECTOS DE ENCAUSAR A LOS PRESENTES"

En ese sentido un subinspector de la policía que fija su domicilio en la comisaría y el Foro de Seguridad Pública que junta menos de 100 firmas en planillas tituladas "Vecinos de Troilo Unidos Contra La Olla" continúan con la denuncia.

En Julio de 2014 consta en la causa la detención de una persona por daños, y en octubre de 2014 la denuncia por rotura de vidrios que nada tienen que ver con la actividad de La Olla.

Y así sigue la causa donde siguen consultando a los vecinos por la filiación política de quienes nos acercamos a La Olla y siguen sin poder constatar los falsos hechos denunciados. Es más en las entrevistas a los vecinos, no solo no se encuentran molestos con la actividad sino que parecen conocerla mejor que los que las autoridades que la investigaron por más de 8 meses.

Acto seguido el fiscal dice que "atento a las nuevas probanzas" que no constan en la causa, se sigue con una nueva denuncia contra los "referentes políticos" de la Olla, el denunciante insiste con las mentiras del Foro de Seguridad y refiere en la fiscalía que no quiere ir a mediación.

En noviembre intervienen en La Olla personal de la Fiscalía, Higiene y Seguridad Alimentaria, Espacio Público, la Dirección General de Control y la Policía Metropolitana. El personal de Higiene y Seguridad Alimentaria no constataron la denuncia y al no existir lucro alguno en la distribución de los alimentos no tienen competencia, el inspector de la Dirección General de Control quien fue para constatar ruidos molestos, también excede su competencia el hecho que no pertenece a ningún establecimiento privado o que requiera habilitación alguna, siendo este conflicto visto como "entre particulares" y que no se prendió fuego y que a las 23 horas se desconcentró.

Por eso La Olla sostiene que:
1. No se produce Obstrucción de la vía pública (art. 78), ya que se produce dejando un carril libre.
2. No se ensucian bienes (art. 80) por el contrario solemos dejar la esquina que tanto amamos más limpia que como la encontramos,
3. Que cada vez que un vecino se ha acercado con buenos modales a quejarse por Ruidos molestos (art. 82) hemos satisfecho la demanda bajando el volumen,
4. Que al ser una actividad gratuita, no estamos usando indebidamente el espacio público (art. 83) ni ocupando la vía pública (art. 84), ya que estas contravenciones implican necesariamente estar lucrando.
5. Estamos convencidos que por lo único que se nos persigue, investiga y acosa judicialmente no es más que por nuestra posición política que es lo que realmente molesta a los funcionarios políticos, policiales y los supuestos "vecinos" del Foro de Seguridad Pública.

agrega un comentario