Julio López
está desaparecido
hace 4385 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Diana Sacayán: ¡Furia travesti!
Por Zula ((i)) - Monday, Oct. 19, 2015 at 8:45 PM
zula(arroba)riseup.net

¿Cuantas marchas son necesarias para recordarles y recordarnos que no aceptamos ni una muerta más? Estamos cansadxs de llorar y juntar nombre sobre nombre, historia sobre historia, muerte sobre muerte. Nos queremos vivas: ¿es acaso mucho lo que pedimos?

Diana Sacayán: ¡Furi...
12096632_10207554212039588_6150614443322240220_n.jpg, image/jpeg, 960x659

En una semana 10 mujeres fueron brutalmente asesinadas: Sandra Constantopulos. Daiana Rodríguez. María del Carmen de la Cruz. Marlene Carriman López. Silvina Barba. Rosario del Carmen Salinas. Claudia Sposetti. María del Rosario Díaz. Julieta Mena. Diana Sacayán.
Todas estas muertes duelen, pero el travesticidio de Diana Sacayán, duele tal vez un poco más, porque ella era una compañera de lucha. Ella más que nadie sabía en su propio cuerpo sobre la violencia institucional, la violencia machista, la violencia de clase. Se entregó a la lucha de manera incansable pero su lucidez y su conocimiento de la brutalidad patriarcal no fueron suficientes para escapar a una muerte violenta. Diana fue encontrada sin vida en su departamento del barrio de Flores. Más de 1.000 personas se concentraron en la plaza para luego marchar hasta las puerta de su edificio exigiendo justicia por su asesinato y también para despedirla. Al grito de “Señora, señora no sea indiferente se mata a las travestis en la cara de la gente” o “Diana Sacayán presente, ahora y siempre” modificaron la comercial Avenida Rivadavia.
Diana no es la primera travesti asesinada, y lamentablemente, no será la última porque la indiferencia a la que fueron sumidas las compañeras trans hace que la sociedad mire para otro lado. Que sus vidas y sus muertes sean una más de tantas. Contra esa indiferencia, Diana, lucho incasablemente y para dejar en claro que los derechos de las personas trans también son derechos humanos.
A pesar del dolor y las lágrimas de quienes luchamos junto a ella, sabemos que la lucha continua. Y la resistencia brota de las periferias y se manifiesta en las calles. Las mujeres, luego del 3 de junio, decidimos silencio nunca más. Y no vamos a parara hasta que el asesino o los asesinos de Diana estén en la cárcel.

agrega un comentario