Julio López
está desaparecido
hace 4412 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Caso Franco Casco: la querella considera nula una pericia odontológica
Por La Capital - Friday, Oct. 27, 2017 at 12:05 PM

Viernes 27 de octubre de 2017 | El representante de la familia del joven desaparecido tras estar preso en la 7ª dijo que el informe demuestra que hubo graves irregularidades.

Caso Franco Casco: l...
0021888284.jpg, image/jpeg, 400x300

Imagen: Querellante. El abogado Salvador Vera representa al hijo y una hermana de Franco Casco.

La pericia odontológica complementaria al cuerpo de Franco Casco elaborada por la cátedra de Odontología Legal de la UNR e incorporada a la investigación tres años más tarde y con un resultado distinto a un examen hecho por peritos nacionales, movió a controversia dentro de la compleja causa por la desaparición y muerte del joven bonaerense ocurrida en octubre de 2014. "Ese informe da cuenta de una irregularidad muy seria y muy grave. Fue una incursión no autorizada en el cuerpo de Franco Casco, sin orden judicial ni control de peritos de parte y que tiene una validez nula como prueba", dijo el abogado querellante Salvador Vera. En tanto, el defensor de seis de los policías procesados por la desaparición forzada del muchacho pedirá hoy que les dicten la falta de mérito por considerar que el estudio desmiente la existencia de torturas.

La pericia en cuestión llegó en julio pasado a la Fiscalía Federal que lleva adelante la pesquisa por la desaparición forzada seguida de muerte de Franco Casco. El joven de 20 años apareció muerto en aguas del Paraná a fines de octubre de 2014 luego de permanecer detenido en la comisaría 7ª, último lugar donde hay constancia de su presencia con vida la noche del 6 de octubre. Tras una prolongada discusión sobre la carátula de la causa, la misma recayó en los Tribunales Federales y el juez Carlos Vera Barros procesó a 30 policías a los que atribuyó distintos roles, medida que fue apelada y está a la espera de revisión.

Controversia

El informe que ingresó de forma tardía al expediente es una pericia elaborada el 31 de octubre de 2014 por dos docentes de la cátedra de Odontología Legal de la Facultad de Odontología de la UNR. Es decir, un día después de la realización de la autopsia que, en el Instituto Médico Legal, dirigió el médico forense Raúl Rodríguez. Ese estudio constató que a Casco le faltaban dos incisivos centrales que se habían perdido por motivos de mala salud bucal, pero no se constató un desprendimiento traumático. Un tercer diente fue extraído en la pericia con fines de identificación, ya que en ese momento el cuerpo aún figuraba como NN porque no había sido reconocido por los familiares.

En cambio una pericia posterior del cuerpo médico forense de la Corte Suprema de la Nación arrojó que las cavidades donde se insertaban las tres piezas dentarias tienen microfisuras con características vitales, lo que indica que se perdieron en vida. De ésto el fiscal Marcelo Di Giovanni concluyó que los dientes le fueron arrancados a Franco en un castigo infligido en la comisaría 7ª durante su detención, el 6 de octubre de 2014.

Para la querella a cargo de Salvador Vera, abogado que representa al hijo y una hermana de Casco, la existencia de ese informe y su presentación tardía revelan "una gravedad institucional muy seria, sea verdadero o falso el informe pericial, porque no existen constancias judiciales en el expediente a través de las cuales se haya ordenado la realización de una pericia ondontológica". Para el abogado, al realizarse sin control judicial ni de parte, se trató de "una incursión no autorizada en el cuerpo de Franco Casco".

La incorporación tardía se debe a que recién se notificó de la existencia del informe en julio pasado, cuando por orden judicial la Gendarmería Nacional le exigió al IML que aportara toda la documentación existente sobre el caso.

Al respecto, el médico Rodríguez explicó que al buscar esos documentos encontró en los archivos fotos de una pericia odontológica cuya existencia desconocía. Que entonces la pidió a la cátedra de la UNR a nombre de Franco Casco pero los peritos no la encontraron. Y que sí apareció al buscar la pericia por el número de autopsia (ver aparte).

Objeciones y dudas

Los querellantes tiene otra interpretación respecto de esa pericia de aparición "extemporánea". Al considerar que fue falseada cuando en agosto pasado pidieron las indagatorias de policías y civiles y reclamaron que se llame a indagatoria al forense Rodríguez y a los dos odontólogos que firman el informe, medidas que no se concretaron. "En una testimonial de 2015 Rodríguez declaró que no se realizaron pericias odontológicas porque la pérdida de piezas dentarias era producto del estado de putrefacción del cuerpo y porque el IML no contaba en ese momento con odontólogos forenses", objetó Vera.

"Si no había orden judicial, ¿en qué marco se incursionó sobre el cuerpo de Franco? ¿Fue trasladado a la facultad de Odontología para realizarle los estudios y las placas pertinentes? ¿Se hizo el estudio con la aparatología necesaria? Son un montón de dudas o interrogantes que llevaron a las dos querellas (la otra, ejercida por la Defensoría Pública de la Nación, representa al papá de Franco) a considerar que estábamos en presencia de un posible encubrimiento. Por eso solicitamos la indagatoria del personal del IML bajo esta figura", recordó Vera.

Para el abogado, "hay una sumatoria de elementos que ponen en duda la veracidad y verosimilitud del informe pericial", que no fue valorado como prueba en la resolución de procesamiento a los acusados. "Ese informe no tiene entidad. Es nulo. No tuvo ningún control de parte y ninguna validez en términos jurídicos", opinó.

Otra valoración es la que se realizan las defensas de los acusados, que ya comienzan a realizar planteos formales ya que, según afirman, recién toman conocimiento ahora de la existencia del informe. Eduardo Sosa, abogado defensor de seis efectivos de la comisaría 7ª, pedirá hoy ante Vera Barros que en razón de este elemento pericial se revoque el procesamiento de sus clientes y se les dicte la falta de mérito, sin elevar la discusión del caso a la Cámara Penal.

"Hay evidencias nuevas que echan por tierra la premisa de la fiscalía", dijo el abogado, que pedirá la falta de mérito para Cecilia Elisabet Contino, Romina Anahí Díaz, Yanina Gisela Arévalo, Walter Eduardo Benítez, Marcelo Alberto Guerrero y Fernando Sebastián Blanco, acusados partícipes primarios o secundarios del delito de desaparición forzada; algunos excarcelados y otros en prisión. "Si el único elemento acusatorio es que los incisivos de Casco se desprendieron por un apremio, y una pericia previa dice que ese tormento no existió, la fiscalía deberá rectificar la línea investigativa", dijo Sosa.

"Si no había una orden judicial, ¿en qué marco se incursionó sobre el cuerpo de Franco?", cuestionó Salvador Vera.

agrega un comentario