Julio López
está desaparecido
hace 4414 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

La docencia universitaria en el conurbano bonaerense
Por Periódico El Roble - Friday, Nov. 17, 2017 at 4:32 PM

15/11/2017 · 8:00 | Ser un docente universitario crítico suele ser una labor difícil de llevar. Y más en las universidades del conurbano bonaerense.

La docencia universi...
ungs.jpg, image/jpeg, 500x281

Durante el kirchnerismo, se ha registrado la apertura de numerosas casas de altos estudios a lo largo y a lo ancho de todo el conurbano. Con la combinación de carreras tradicionales y nuevas carreras, se fue ampliando la oferta académica de nivel superior para todos aquellos obreros e hijos de obreros que por una cuestión de distancias y presupuesto, no podían acceder a las universidades ya tradicionales como la de Buenos Aires o La Plata, entre otras.

Toda esta nueva camada de universidades, además, significaron una nueva salida laboral para muchos profesionales que, por distintas razones, no encontraban lugar en la docencia de aquellas universidades tradicionales. En este sentido, es bastante conocido el elevado nivel de docentes ah honorem (docentes que dan clases sin cobrar) que tiene la UBA, o la situación de precariedad laboral que existe en todas las universidades tradicionales por la falta de concursos públicos. Frente a esto, con estas nuevas universidades también se esperaba que todo sea diferente. Dado que en estas nuevas universidades todo empezaría de cero, había muchas expectativas puestas en que se hicieran las cosas bien, y que se garantice una educación pública de calidad por medio presupuesto, concursos públicos, y estabilidad de la planta docente. Sin embargo, la realidad fue otra.

En su mayoría –salvo honrosas excepciones como algunos departamentos de la UNQUI o la UNGS-, estas nuevas universidades, al nacer bajo el gobierno kirchnerista, surgieron con un plantel directivo afín al gobierno anterior. Y, a su vez, los planteles directivos tendieron a nombrar planteles docentes que, en líneas generales, también eran afines al gobierno anterior. Y, a su vez, esos nuevos planteles docentes, también accedieron al puesto en las clásicas condiciones de contratación precarizadas que sufren en las universidades tradicionales.

En este esquema, la precarización docente juega varios roles, y no distingue entre viejas y conservadoras direcciones radicales y nuevas y progresistas direcciones kirchneristas. De un lado, obviamente por el aspecto económico, muchos “decanos k” suelen pagar por fuera de convenio a los docentes, inclusive en algunos casos teniendo a los mismos como monotributistas. De esta forma, el presupuesto universitario es manejado como una caja más de la política, que no pocas veces es utilizado discrecionalmente.

Por otro lado, la precarización docente es funcional al mantenimiento de la estructura directiva de las mismas universidades. Estos cargos, se designan por la votación de los miembros del consejo académico, y, para formar parte del mismo, siendo docente se debe estar concursado. En función de esto, las direcciones solamente dan concursos a aquellos docentes más afines, prohibiendo así la libre participación en las votaciones, y asegurándose su continuidad al frente de la gestión.

Por último, la precarización docente es la mejor garantía de control político dentro de la universidad. Teniendo docentes precarizados, la dirección puede remover al profesor de su cargo sin necesidad de dar explicaciones, lo que le asegura la homogeneidad ideológica hacia dentro de las aulas.

Frente a esta realidad, los laburantes docentes de las universidades debemos trabajar clandestinamente, dentro de cada aula, y en relación directa con agrupaciones no docentes y estudiantiles para imponer la necesidad de concursos docentes abiertos y públicos, que nos den estabilidad laboral, mejoren la educación pública, y permitan así la libertad política dentro de las universidades públicas de todo el país.

Por José.

agrega un comentario