Julio López
está desaparecido
hace 4390 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Desembarco prefecto en Fray Luis Beltrán
Por José Maria Maggi, Rosario/12 - Sunday, Dec. 17, 2017 at 12:35 PM

Se vienen los despidos en la fábrica militar y los uniformados tomaron el lugar

17 de diciembre de 2017 | Los delegados gremiales denunciaron que hombres de Prefectura "invadieron la planta. Esto no se vió ni el la dictadura", dijeron antiguos empleados. La planta tiene 430 empleados y sólo 60 de ellos están en la planta permanente.

Desembarco prefecto ...
ro03fo0117.jpg, image/jpeg, 648x364

"El interventor de Fabricaciones Militares nos dijo que para él hay un sobreexcedente de personal".


Imagen: Andres Macera

El gremio que nuclea los trabajadores de Fábrica Militar Fray Luis Beltrán denunció ayer la militarización de la planta de cara a una semana difícil, donde se esperan despidos."En la noche del viernes nos tomó por sorpresa que la Fábrica Militar fuera invadida por Prefectura. Es un hecho inédito en los 44 años de servicio que uno tiene en la industria, ni siquiera durante el proceso he visto algo así", afirmo Alberto Labudia trabajador y miembro de ATE. El dirigente adelantó que desde el gremio se resolvió un "estado de alerta y movilización, y el día miércoles realizar una movida en la ciudad de San Lorenzo". La antesala de este achique tuvo un capítulo reciente: el despido de casi sesenta trabajadores en las plantas militares de Villa María y Río Tercero.

Alberto Labudia no duda en calificar de "invasión" al desembarco de la fuerza federal. "Nos dicen las autoridades que es para resguardar la seguridad y potenciar la seguridad de la fábrica, no se qué piensan que puede pasar", expresó el dirigente de ATE. "Sí sabemos que la intervención se reunió con compañeros en sede central y les manifestó que a partir de la semana que viene, posiblemente a partir del día martes, se notifiquen los despidos que pueden haber en Fray Luis Beltrán", indicó Labudia al diario Síntesis.

Hoy la fábrica cuenta con 430 trabajadores de los cuales 60 son de plantel y el resto son contratados. Contratados que van de 5 a 18 años continuos y renovables que vencen el 31 de diciembre.

"La inseguridad de los compañeros es saber qué va a pasar a partir de la semana que viene con la renovación de los contratos, porque también dicen ellos que el hecho que se renueven no garantiza la continuidad laboral", afirmó. Por todo esto "se resolvió estar en estado de alerta y movilización y el día miércoles realizar una movida en la ciudad de San Lorenzo", indicó el dirigente.

El gobierno nacional resolvió achicar el plantel de empleados de las cinco plantas de Fabricaciones Militares.

La situación no es nueva: el último día de noviembre los trabajadores de la Fábrica Militar Fray Luis Beltrán nucleados en la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), decretaron el estado de asamblea y alerta permanente ante la posibilidad de despidos de numerosos operarios cuyos contratos se vencen el 31 de diciembre, en los cinco establecimientos que Fabricaciones Militares posee en todo el país. Y decidieron movilizarse en caravana desde las puertas del establecimiento, ubicado sobre la ruta nacional 11, hasta la "esquina de los bancos" Urquiza y avenida San Martín, en San Lorenzo.

Para la fecha de esa caravana Fernando Peirano, jefe de la comisión gremial interna de la fabrica militar por ATE reveló que "accedimos al trabajo de una consultora que señaló que en realidad necesitamos gente, porque aquí fabricamos toda una gama de productos que van desde armas hasta chalecos antibala y muchas otras cosas para la defensa nacional, pero esta gente va a destruir todo. Es una decisión que ya tienen tomada", indicó.

"Fuimos a hablar con el interventor de Fabricaciones Militares, el ingeniero Luis Riva, que puso el ministro Oscar Aguad, y directamente nos dijo que para él hay un sobreexcedente de personal; que la decisión de Mauricio Macri es achicar en un 20 por ciento los sueldos jerárquicos del Estado, pero eso después les sale el doble", había dicho el dirigente sindical.

"Los trabajadores van a seguir resolviendo todo en la asamblea. Pero -advirtió- lo más preocupante es que los muchachos aquí deben trabajar con cosas peligrosas y están con problemas en la cabeza como el futuro de la familia, los impuestos, la plata, los trámites; es muy cruel todo esto".

En rigor el achique no fue una sorpresa porque ATE lo venía anunciando desde hacía semanas: el Gobierno nacional resolvió achicar el plantel de empleados de las cinco plantas de la empresa estatal Fabricaciones Militares. La decisión pegó primero en Córdoba: en la Fábrica Militar de Río Tercero fueron 29 los agentes cesanteados y en la de Villa María otros 30. Curiosamente hasta hace semanas atrás, funcionarios nacionales y legisladores oficialistas negaban que estuviera en análisis una reducción de personal de estas empresas. La medida se da en el marco de otras similares de ajuste en el plantel de empleados resueltas en estos días para diversas reparticiones y entes estatales. En Río Tercero, la Fábrica Militar tiene un área de producción química y otra metalmecánica. En Villa María, la planta se dedicaba a la producción de pólvoras y explosivos, con la industria minera como principal destino. También en el último tiempo, redujo su actividad. Desde hace décadas, ambas concentran su producción para clientes del ámbito civil. Los trabajos con destino militar son muy escasos.

En Fabricaciones Militares, más del 80 por ciento del personal es contratado. En todo el país, las cinco fábricas militares sumaban hasta ayer unos 1.990 empleados. Las otras tres unidades están en Azul (Buenos Aires), Fray Luis Beltrán (Santa Fe) y Jáchal (San Juan).

Tanto en Villa María como Río Tercero los despidos fueron adelantados verbalmente. Por eso "el día lunes -18 de diciembre- pedimos a los compañeros que recibieron la comunicación verbal que nos acompañen para entrar y si no los dejan entrar, realizaremos las actas con escribanos y abogados para después responder a las cartas documentos, rechazando los despidos", detalló José Gorozo, parte del Consejo Directivo de ATE y trabajador de fabricación militar en Villa María.

agrega un comentario