Julio López
está desaparecido
hace 4390 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Yofra: “no vamos a negociar el despido de compañeros”
Por Comunicación CTA Rosario - Friday, Feb. 23, 2018 at 7:13 AM

22 de febrero de 2018 | Por Sofía Alberti* | En una nueva audiencia en la cartera de trabajo provincial el Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros de Rosario reclamó la reincorporación de los 45 despedidos de Cargill. La empresa se mantiene irreductible y pretende en coordinación con las autoridades nacionales que el expediente se tramite únicamente en el Ministerio que conduce Jorge Triaca. Se extendió la conciliación obligatoria por cinco días en Nación y quince en Provincia. La Federación Aceitera y el Soear advierten paro por tiempo indeterminado si no hay rectificación patronal.

Yofra: “no vamos a n...
img_3248.jpg, image/jpeg, 648x432

Con una concentración en las puertas del Ministerio de Trabajo de Santa Fe, se realizó una nueva instancia de mediación en el marco de los despidos en la multinacional. El martes en Buenos Aires, la cartera nacional había hecho la propia convocatoria y extendió por cinco días la conciliación exigiendo el traspaso de todo el expediente a su ala.

Pero desde el Ministerio Provincial prorrogaron por 15 días la disposición administrativa y se negaron a correrse de la negociación. “Desgraciadamente todo sigue igual, la empresa sigue siendo intransigente ante los despidos de los compañeros y nosotros seguimos planteando que si esto continua vamos a comenzar medidas de fuerza por tiempo indeterminado para que retomen a los compañeros”, advirtió el Secretario General de la Federación Aceitera y Adjunto del SOEAR, Daniel Yofra.

El pasado 30 de enero Cargill despidió a quienes no se habían acogido a los retiros voluntarios. Muchos de los afectados, con carpetas médicas por enfermedades laborales. La embestida fue tras acordar con el sindicato que no iba a haber despidos en el marco de un proceso de reestructuración interna. Cabe mencionar que la multinacional es la que más factura en el sector agroexportador y no presenta crisis económica alguna.

Mención especial dedicó Yofra a la actitud del gobierno nacional, denunciando que “apoya este tipo de políticas” patronales. “Atrás de esto hay una situación más de persecución nacional más hacía los aceiteros, que ya lo viene haciendo con la falta de certificación de las autoridades de la Federación y hace más de un año con las de Rosario. El gobierno nacional quiere que firmemos un 13% o un 10% para marcarle la paritaria al resto de la clase que espera que nosotros rompamos el techo”, consideró.

Conflicto en ciernes

Reconocidos por su firmeza en los conflictos, los aceiteros ven en Cargill el ‘conejillo de indias’ para extender el disciplinamiento en todo el país. “Esperamos que la empresa recapacite que va a tener más pérdidas dejando a los compañeros en la calle. En la medida en que ellos entiendan que la producción no se va a mover ni acá ni en Bahía Blanca, vamos a llegar a un acuerdo con los trabajadores adentro de la fábrica”, dijo el dirigente.

“Nosotros no llevamos a los compañeros a negociar despidos. El plan de lucha es automático: si hay un despido hay plan de lucha. Lo resolverán las asambleas en las puertas de fábrica pero mi postura como Secretario General de la Federación y Adjunto de Rosario es que sea por tiempo indeterminado”, advirtió.

A la par este jueves en Buenos Aires se realizaba una audiencia con la Cámara que reúne a las patronales aceiteras (CIARA), lo que se visualiza como un adelantamiento de la paritaria. “Quieren  que cerremos una paritaria como la de San Lorenzo (sindicato no adherido a la Federación, que cerró un 15%), que es inferior a lo que se debe. El panorama es complicado para todos los trabajadores. Este gobierno nos tiene acostumbrado a que estos problemas se arreglan a los golpes o a los tiros. Nosotros no somos así, somos trabajadores y demostraremos la fuerza que tenemos. La empresa va a ser la afectada por esta política neoliberal”, expresó el referente aceitero.

El panorama es sombrío, pero de lucha. Los despedidos y trabajadores del sector se mostraron firmes con la voluntad de pelear la reincorporación de todos los cesanteados. Resta dilucidar si como hizo en  un principio, Cargill desconocerá el plazo impuesto por el Ministerio de Trabajo de Santa Fe y se atendrá sólo a la prórroga limitada de Nación. La certeza de defender el salario mínimo, vital y móvil y los puestos de trabajo es la bandera de los aceiteros, que prometen un nuevo round contra el ajuste.

*Nota y fotos: Sofía Alberti, Comunicación CTA Rosario

agrega un comentario