Julio López
está desaparecido
hace 4388 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Cinismo oficial en Salta: "La responsabilidad es del cacique de la comunidad"
Por La Izquierda Diario - Saturday, Mar. 10, 2018 at 4:50 PM

Tras la viralización de un video que muestra a la comunidad wichi desesperada por comida arrojada desde un helicóptero, el equipo de Urtubey se defiende.

Cinismo oficial en S...
arton98596-71880.jpg, image/jpeg, 653x368

Jueves 8 de marzo | Edición del día

El pasado miércoles, un video que no tardó en viralizarse volvió a mostrar el desprecio del gobierno salteño hacia los pueblos originarios. Las imágenes reflejaban a miembros de una comunidad wichi del Chaco Salteño desesperados por unos pocos víveres arrojados desde un helicóptero oficial. Hombres, mujeres, jóvenes, niños víctimas de las inundaciones, que viven en un estado de precariedad absoluto.

Urtubey –autor de la frase “perdieron todo y a la vez no perdieron casi nada porque no tenían casi nada”- pretendió desligarse de lo ocurrido. “Lo que pasó es totalmente inaceptable”, repitió ante los cuestionamientos.

Edith Cruz, ministra de Asuntos Indígenas y Desarrollo Social de Salta, fue aun más lejos. “No le hicimos daño a nadie”, “Vamos a seguir trabajando como lo estamos haciendo”, afirmó ante el programa Crónica Anunciada de FM La Patriada. Como si fuera poco, culpó a la propia comunidad por los hechos. “La responsabilidad es del cacique que es el encargado de distribuir la mercadería”, aseguró. Y dijo estar “sorprendida por cómo se ha comportado la comunidad”, la cual le generaría “sentimientos encontrados”.

“No vamos a rever el protocolo, prefiero mirar hacia adelante”, aseveró. Un cinismo brutal que cuenta con una larga historia.

Desprecio de larga data

Juan Manuel Urtubey fue elegido gobernador de la provincia por primera vez en 2007, en la lista del Frente Para la Victoria. Perteneció a ese espacio formalmente hasta el 2015 y actualmente es uno de los integrantes del PJ con más llegada al gobierno macrista. Su política hacia los pueblos originarios continuó la de sus antecesores: desprecio, usurpación de tierras a favor de los grandes terratenientes y empresarios, justificaciones.

En 2011, ante el programa Código Político de TN, habló de la desnutrición infantil como un “drama latente”. Fue luego de la muerte de dos niños originarios por inanición. Inconmovible, anunció que la problemática “no tiene que ver con la falta de alimento solamente sino con cuestiones culturales”. “Tenemos comunidades de diversas etnias. Hay algunas que son más complicadas, como los wichis, porque hay cuestiones culturales que hacen difícil abordar una problemática de este estilo adentro de la casa”, desarrolló.

Dos años después, cuando el fallecimiento de otro niño wichi volvía a conmover al país, repetía su discurso. “Tenemos el problema de la heterogeneidad cultural, esencialmente con los wichis. En los hospitales de la zona estamos poniendo médicos bilingües para llegar mejor a estas poblaciones”, pretendía explicar. El desprecio racial y de clase se evidenciaba en cada palabra.

Luego de once años como gobernador, la mitad de la población de la zona del Chaco Salteño tiene Necesidades Básicas Insatisfechas y uno de los índices más altos de pobreza a nivel nacional.

agrega un comentario