Julio López
está desaparecido
hace 4384 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Semana de paros: el efecto de la política de la chicana barata
Por Comunicación CTA Autónoma Prov. Santa Fe - Wednesday, Apr. 04, 2018 at 11:24 AM

3 de abril de 2018 | Por Comunicación CTAA* | Docentes y estatales van a una nueva semana con paros y movilizaciones en la capital provincial. El cierre por decreto de la paritaria del sector público y la catarata de acusaciones por parte del gobierno alientan el descontento creciente por una propuesta salarial que lleva a la pérdida del poder adquisitivo.

Semana de paros: el ...
img_5090.jpg, image/jpeg, 648x432

Foto: archivo – Sofía Alberti

La semana pasada, el Gobernador Miguel Lifschitz anunció el cierre por decreto de la paritaria del sector público provincial. Lo hizo tras votaciones masivas en todos los gremios por la negativa ante la propuesta salarial, siendo UPCN el único sindicato que firmó el acuerdo, con una asamblea que en los videos registrados mostró también un claro descontento de las bases.

Los argumentos esgrimidos por el primer mandatario, como por el Ministro de Gobierno, Pablo Farías, ubican al gobierno del Frente Progresista en la línea discursiva del macrismo. Descuento de días de huelga, acusación de que los sindicatos no cierran por ser kirchneristas, la aseveración que los docentes están discutiendo “por seis kilos de pan”, son parte de una estrategia conocida pero novedosa en su efecto concreto en nuestra provincia: el cierre unilateral de la negociación paritaria.

Ante esto la Asociación Trabajadores del Estado, Amsafe y Siprus, van a una nueva semana de paros. Será de 48 horas los días 4 y 5  de abril para docentes y profesionales de la salud a nivel provincial y estatales en Rosario. El miércoles a la mañana habrá una masiva marcha a Santa Fe, donde confluirán todos los sectores.

Ni pan ni paz

Para el Secretario General de la CTAA y Amsafe Rosario, Gustavo Terés, fue “una trampa” en primera instancia que el gobierno incorpore la cláusula gatillo de la negociación anterior como suma de la paritaria del 2018. Guarismo que incrementa entre un punto y punto y medio el ofrecimiento actual. Incluso más allá de ese dato, el ofrecimiento fue insuficiente para los trabajadores y trabajadoras que se expresaron de a miles en las asambleas de las entidades gremiales.

“Economistas de paladar negro del gobierno nacional hablan de que el 15% ya fue y que nada hace prever que la inflación vaya a estar debajo del 20%. La primera cuota del aumento ya se la comió la inflación de los primeros tres meses del año y se plantea discutir en septiembre sobre el poder adquisitivo perdido. No se puede discutir debajo del 20% cuando todos los aumentos de tarifas y servicios más que duplican lo que se plantea en paritaria”, explicó el dirigente.

“Para cada trabajador lo que se está discutiendo es nada”, enfatizó Lifschitz, según Diario La Capital, entre otras frases elocuentes arrojadas los últimos días que incluyen el oxímoron de que sacar el aumento por decreto “no significa cerrar la paritaria ni es un gesto autoritario”. “Firmar el decreto es cerrar la paritaria. Es un retroceso, un deterioro de las instituciones políticas”, respondió Terés.

La lectura sobre los dichos del Gobernador es que “hipotecó la autonomía” del estado subnacional que encabeza tras la firma del consenso fiscal, abonando a la falsa hipótesis de que la rebaja salarial es una herramienta útil para contener o bajar la inflación. “El Estado decidió confrontar a los trabajadores. Si el gobierno se piensa que los docentes estamos discutiendo seis kilos de pan, se está equivocando. Estamos discutiendo el derecho al salario y la vida digna”, explicó el referente de Amsafe Rosario.

Por eso, lejos de aplacarse los ánimos, las y los estatales van a una nueva instancia de lucha que promete sostenerse en el tiempo y alienta márgenes amplios de unidad ante la cerrazón de una patronal que definió alinearse con el gobierno nacional en la forma de entender la negociación y la política pública, en los hechos y en los discursos.

Una sábana que no tapa

Veintidós son los ítems que componen el magro salario de los asistentes escolares santafesinos detallados en los llamados “recibos sábanas” que afectan a todos los empleados públicos provinciales. El básico sobre el que se computan distintos elementos rasguña en el sector más bajo los $1125 y no mejora mucho más hacia arriba.  El debate sobre los básicos es un tema difícil en un mundo en el que crece la precarización y cada vez más gente pasa años en la vida laboral sin conocer un recibo de sueldo. Pero es sumamente necesario, sobre todo en el Estado que debe garantizar el derecho al trabajo digno controlando que otras patronales no se pasen de listas y se ahorren plata en derechos constitucionales.

“Estamos entre los básicos más bajos de la administración pública en el país. Las sumas que dependen del básico son ínfimas. Por eso el gobierno tiene que poner en cada aumento ‘suma remunerativa no bonificable’, por lo que no incluye el aguinaldo. Están discutiendo subir salarios a $15.500 cuando actualmente la canasta familiar esta en $27 mil y ya tenemos entre enero y febrero un 4,6% de inflación según datos oficiales”, detalló la Secretaria Adjunta de ATE Rosario, Lorena Almirón.

La Seccional va a un paro de 48 horas en coordinación con los demás sectores y a nivel nacional ATE va a una huelga con acampes y cortes el 11 de abril. Es parte de una larga marcha de protestas en un sector fuertemente golpeado por los despidos y el congelamiento salarial.

No obstante el tema por abajo se mueve. “ATE en Santa Fe está en paritarias hace 10 años, hasta ahora siempre hubo acuerdo de los dos gremios (con UPCN). Es la primera vez que las asambleas y plenarios provinciales votan en contra, porque realmente el ofrecimiento fue muy por debajo de las expectativas”, analizó.

Sobre el accionar del gobierno, Almirón lo leyó como un retroceso. “No pueden sacar un decretazo cada vez que no resuelvan una discusión y el descuento de días de paro atenta contra el derecho a huelga”.

Hacia una jornada nacional

“La bravuconada del Gobernador Lifschitz en relación a reemplazar la legalidad y la necesidad de la paritaria por un decreto con el que pretende clausurar el debate salarial, deja al desnudo la política de ajuste antipopular de su gobierno. Duro e inflexible con los trabajadores y trabajadoras que reclaman salarios dignos, pero dócil, dialoguista y complaciente con el gobierno de Macri que le toma el pelo a él, a la justicia y a los santafesinos a los que le debe 53mil millones, con lo que podrían construirse más de 60.000 viviendas o 40 hospitales regionales de alta complejidad”, disparó el Secretario General de la CTAA Provincia de Santa Fe, Gustavo Martínez.

“Mientras tanto y en medio de la dureza discursiva del gobierno se aplica un coctel de aumento de las costo para los afiliados al IAPOS (obra social) de órdenes y bonos, siguen congeladas las asignaciones familiares en $260 y la burla de una ayuda escolar anual de $170. Esto ante un bestial tarifazo en gas, energía y otros aumentos. En estos días habrá muchas decisiones: el no pago de la deuda a Santa Fe del gobierno nacional, la clausura de la paritaria, los tarifazos, las amenazas de represalias y el paro de los trabajadoras y trabajadores. De todas, la única decisión legal y constitucional es la del paro”, fustigó Martínez.

Y convocó a que esta jornada sea la antesala de la medida nacional de lucha con carpas, cortes y movilizaciones en todo el país que la CTA Autónoma plante para el 11 de abril.

Por Comunicación CTAA.

agrega un comentario