Julio López
está desaparecido
hace 4383 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Crisis política en Brasil
Por Periódico El Roble - Sunday, Apr. 08, 2018 at 12:41 PM

08/04/2018 · 11:44 | Al cierre de la edición impresa de El Roble de Abril la Justicia brasileña y la derecha más reaccionaria amenazan con encarcelar al expresidente Lula Da Silva. Con excusas judiciales buscan impedir que se candidatee para las próximas elecciones.

Crisis política en B...
fora-temer.jpg, image/jpeg, 459x319

El gobierno del PT representó a principios del siglo XXI un nuevo impulso para el capitalismo brasileño, que luego de los duros ajustes de los años 90´, requería una nueva consolidación. Y para ello, llevó adelante una redistribución parcial del ingreso, mejorando objetivamente las condiciones de vida de amplias franjas de la población. Esto, que a primera vista resultaría perjudicial para la burguesía, no solamente resultó compatible con grandes niveles de ganancias empresarias, sino que también aportó a frenar la protesta social que años antes era activa en Brasil, resguardando así la propiedad privada. De esta forma, el capital no solamente se volvió a asegurar sus privilegios como clase al redistribuir un poco de su excedente, sino que también logró combinar esto con un crecimiento de sus ganancias. Este fue el rol histórico de Lula da Silva: asegurar la continuidad de la explotación capitalista y mejorar las ganancias de la burguesía.

En la actualidad, la clase patronal exige un duro ajuste para relanzar sus ganancias. Dicho ajuste fue iniciado por el propio PT pero no con la celeridad que ellos demandan y por eso la fracción patronal más radical necesita sacarse a Lula y al PT de encima. Por eso la justicia burguesa buscan encarcelarlo.

Ante este panorama, lxs trabajadorxs debemos entender que Lula en su momento llegó al poder para ratificar las instituciones capitalistas, instituciones que posibilitan la explotación de nuestra clase día a día, cosa que realizó con éxito. En segundo lugar, debemos comprender que en la actualidad, el expresidente representa una amenaza para la ganancia de la patronal brasileña, la cual no requiere de políticas redistributivas sino que, ante la crisis internacional, necesita reimpulsar sus ganancias. Y eso se hace con ajuste. En este marco, la orden de encarcelamiento a Lula es un avance de la burguesía, y también es un ataque a las libertades democráticas. Hoy atacan al PT, mañana bien podrán atacar a expresiones políticas de la clase -como ya hicieron con el asesinato de Marielle Franco del PSOL-. Es momento de que la clase obrera y el pueblo luchen en unidad contra el ajuste en curso, defendiendo las libertades democráticas, pero sobre todo, entendiendo que la única forma de terminar con la miseria que genera el capitalismo, es por medio de un gobierno propio de los trabajadores y trabajadoras, sin explotadores ni explotadxs.

Equipo de El Roble.

agrega un comentario