Julio López
está desaparecido
hace 4386 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Elecciones CTA 8 de Agosto: Por una CTA democrática y de unidad para la lucha
Por ATE Desde Abajo - Thursday, Jun. 28, 2018 at 11:48 AM

27 de junio de 2018

 Elecciones CTA 8 de...
encabezadoadablog.jpg, image/jpeg, 648x144

Por una CTA democrática y de unidad para la lucha para enfrentar y derrotar el ajuste del macrismo

Las elecciones en las CTA son una realidad difícil de comprender para los trabajadorxs de base afiliadxs a la Central. El nivel de fragmentación política y organizativa que día a día vivenciamos lxs afiliadxs de ATE de Nación y Ciudad de Buenos Aires se incrementa en esta instancia, que lógicamente se visualiza como alejada de las necesidades e intereses de lxs laburantes de a pie.

Si las elecciones fallidas del 2010 dejaron como saldo la división en dos de la CTA histórica, entre los sectores de Yasky y Micheli; las que están próximas a desarrollarse nos ofrecen tres elecciones para dos Centrales, lamentablemente.

Las elecciones de la CTA de los Trabajadores serán en septiembre y ATE como sindicato no es parte de esa Central, por lo que su proceso electoral no nos involucra como trabajadorxs estatales afiliadxs a ATE.

En cambio, en su condición de sindicato nacional, ATE es parte integrante de la CTA Autónoma, por lo que lxs afiliadxs al gremio deberíamos desarrollar nuestra participación en una instancia orgánica y electoral única. Sin embargo, la división irresponsable de su conducción nacional entre los sectores de Micheli-Rigane, por un lado, y Peidró-Godoy, por el otro, dio lugar a dos convocatorias electorales separadas, lo que no hace otra cosa que desnudar una aguda crisis política y sindical cuya responsabilidad asignamos por igual a ambas fracciones de la conducción de la CTA-A.


28 de junio: una elección para una estructura vacía

En este escenario, el sector de Pablo Micheli realizará sus elecciones este 28 de junio, en unos comicios completamente vacíos de participación, que apenas tendrán lugar en un puñado de regionales en todo el país, dado que el zigzagueo táctico imprevisible de Micheli, licuó casi por completo su representatividad sindical, con la casi única excepción de Luz y Fuerza Mar del Plata.

Tal es así, que siendo la lista oficialista, el michelismo ni siquiera fue capaz de presentar lista propia en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires, al quebrarse el acuerdo de ocasión con la lista Verde y Blanca. En contrapartida, la lista 2 promovida por la Verde y Blanca de ATE Capital reduce su intervención al ámbito porteño (tal como quedó plasmado incluso en los afiches de campaña), lo que indica claramente que ni siquiera el principal sector de ATE participante en esta elección considera a esta convocatoria como un evento nacional que merezca ser considerado como tal. 

Esta caracterización de la situación concreta real -y atendiendo al hecho fundamental que ATE es un sindicato nacional-, es la que nos lleva como ATE Desde Abajo a desestimar cualquier tipo de participación en estas elecciones vacías de representatividad, para concentrar nuestra intervención con una lista unitaria de oposición en las elecciones de CTA-A del 8 de agosto, comicios en los que ATE orgánicamente definió participar como tal a nivel nacional.


8 de agosto: por una CTA Autónoma democrática y de lucha para enfrentar el ajuste

Desde esta perspectiva, desde ATE Desde Abajo, junto a la agrupación Víctor Choque de Provincia de Buenos Aires (que encabeza las seccionales de ATE Lomas de Zamora y Almirante Brown) y delegadxs de base y trabajadorxs estatales de diversas provincias como Río Negro, Tucumán y Córdoba, entre otras; impulsamos la Lista 6 Multicolor en la que confluyen las distintas corrientes antiburocráticas y de lucha de nuestra ATE y de gremios hermanos como AGD-UBA, CONADU Histórica y Ademys, entre otros.

Conformamos una lista de oposición unitaria y amplia basada en las experiencias reales de construcción. Que dispute el modelo sindical de la lista Verde (con el que tenemos importantes diferencias), al igual que la perspectiva y práctica gremial planteada por la Verde y Blanca que dirige la Seccional Capital. Ambas comparten la responsabilidad fundamental de la división permanente de nuestro propio sindicato, incapaz de unificarse en las calles en las luchas cotidianas más elementales contra las políticas de ajuste de los gobiernos (nacional y provinciales) y el FMI.

Como ATE Desde Abajo nos reconocemos en la senda de un modelo sindical democrático, solidario, participativo e independiente, que ubica el interés colectivo y de clase por sobre cualquier otro, apelando a la lucha para defender y conquistar todos nuestros derechos. Un sindicalismo feminista que defienda el protagonismo de mujeres, trans y travestis, y la lucha por erradicar todas las violencias machistas. Que sea parte de la enorme gesta por la conquista del aborto seguro, legal y gratuito. 

Es nuestra apuesta seguir profundizando las experiencias sindicales de base -en curso en distintas Juntas Internas del ámbito municipal y nacional- para multiplicarlas y extenderlas en otros sectores de trabajo y coincidiendo con expresiones similares en otros sindicatos de la Central, entendiendo que otro modelo sindical es posible y necesario en esta coyuntura histórica y que nuestra CTA-Autónoma debe ser una herramienta de la más amplia unidad para la lucha contra los ataques de este gobierno neoliberal.

agrega un comentario