Julio López
está desaparecido
hace 4504 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

“El acuerdo con el Fondo Monetario es el infierno social”
Por ACTA - Tuesday, Jul. 17, 2018 at 9:55 AM

Lunes 16 de julio de 2018, por Redacción | El titular de ATE y miembro de la Conducción Nacional de la CTA-A, Hugo Godoy, criticó el decreto del presidente Macri que congela las designaciones en el Estado y finaliza los contratos técnicos con las universidades. Afirmó que “en diciembre despedirán a 10.000 trabajadores”. A la vez denunció que “las áreas represivas” crecieron “de manera brutal”.

“El acuerdo con el F...
godoy.jpg, image/jpeg, 400x246

Hugo “Cachorro” Godoy, Secretario General de ATE Nacional e integrante de la Comisión Ejecutiva Nacional de la CTA Autónoma, se refirió al decreto que emitió el presidente Mauricio Macri, por el cual congeló la contratación de personal en el Estado y prohibió las bonificaciones, premios e incentivos. El dirigente gremial vaticinó que la medida “agravará la recesión y la inflación” y “se multiplicarán los despidos” en los sectores público y privado, por lo cual advirtió que el pacto con el FMI “es el infierno social”.

A criterio del representante de los trabajadores públicos, la gestión de Cambiemos “está aplicando la tercera reforma del Estado y está haciendo recaer el peso del ajuste sobre los trabajadores, porque congelar las designaciones implica eternizar la situación de precariedad laboral”.

“Se va a agravar la recesión y la inflación y se van a multiplicar los despidos del ámbito privado y del público.”, expresó el gremialista, y agregó que “el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional es el infierno social y abre las puertas de una situación que se va a ir agravando día a día”, por lo que “hay que obligar al gobierno a que cambie la política económica, porque si no nos va a llevar al desastre”.

El decreto 632/2018 congela la contratación de personal en el Estado hasta diciembre de 2019, prohíbe la implementación de bonificaciones y premios, introduce un recorte de gastos en movilidad y viáticos; y deja sin efecto a partir del 1 de enero, los convenios vigentes celebrados entre el Estado y las universidades nacionales, provinciales o privadas y otras instituciones de enseñanza pública.

Godoy remarcó que “cortar los contratos técnicos con las universidades” significa que van “a despedir 10.000 trabajadores en diciembre”.

Alertó que “el ajuste brutal en el Estado, que no solamente impacta en los trabajadores estatales sino que también afecta a gran parte de la población, se va a ver reflejado también con grave incidencia particularmente en las provincias y en los municipios”.

El gremialista aseguró que “la situación es cada vez más difícil para los trabajadores” y, por ese motivo “vamos a ir tomando más medidas de acción directa, porque no nos vamos a resignar a que nos reduzcan el salario y nos despidan”.

Destacó asimismo que con la CTA le exigieron al Gobierno la inmediata convocatoria del Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil y para ese día van “a convocar una jornada nacional de lucha”. Añadió que “las medidas van a profundizarse si el Gobierno no atiende nuestro reclamo”.

“Áreas represivas”

El Gobierno, que mediante este decreto busca ahorrar alrededor de 20.000 millones de pesos, exime en esta medida el congelamiento de designaciones en la Agencia Federal de Inteligencia, en la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), en el Servicio Penitenciario Federal, en las universidades nacionales, y en las fuerzas armadas y de seguridad.

El titular de ATE consideró que “del sector del Estado del cual no quieren hablar desde el gobierno es del que ha venido creciendo desde el 2011 o 2012 de manera brutal, y que son las áreas represivas”. Sostuvo que “las inversiones en Gendarmería, en Policía Federal y en Prefectura aumentaron entre un 750% y un 1.200%”, y “cuando se habla de aumentar el gasto” en estas áreas, “el gobierno no se preocupa”.

El dirigente planteó por último que “este año se está agudizando y profundizando este camino de ajuste, y con este panorama, donde echaron más de 7.000 trabajadores, la situación tiende a agravarse”. Precisó además que desde el gobierno “echaron trabajadores que cobraban 10.000 pesos, y en su lugar nombraron funcionarios y gerentes que cobran 70.000 o más”, denunció Godoy.

Fuente: http://www.vaconfirma.com.ar

agrega un comentario