Julio López
está desaparecido
hace 4630 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Lo que conduce al intendente de Neuquén es un profundo odio étnico
Por Negro Ramirez - Wednesday, Jul. 18, 2018 at 8:07 PM

El intendente de Neuquén, Horacio Quiroga, solicitó el desalojo de Lof Mapuche; el fiscal Pablo Vignaroli suspendió la medida, rezan las noticias. Si bien una suspensión no anula lo actuado, nos brinda el tiempo para analizar lo sucedido.

Lo que conduce al in...
37243208_10211988975790002_8903815749794004992_n.jpg, image/jpeg, 960x522

“Pechi” Quiroga ha demostrado en reiteradas ocasiones que los integrantes del Pueblo Mapuche no se encuentran entre sus afectos, para afirmar esto solo debemos recordar el rally mediático que emprendió a finales del 2017, momento en el que se mostró predispuesto a enunciar -cada vez que un micrófono se le acercaba- todas las características que, según él, portaba ese Pueblo y que entendía como negativas para la población neuquina.

Es factible rememorar, por su carencia argumentativa, conceptual y teórica, cuando enunció en un programa de TN su endeble “definición” de “mapuchismo”. Término acuñado por el intendente, quien parece tener en su poder un mágico machuchómetro que le permite definir quién es, quién exagera, quién puede y quién debe ser Mapuche.

Lo alarmante de la situación son los supuestos que la ignorancia encubre, y que lo arrastran a groseros errores epistemológicos, agravados por una lectura racista y discriminatoria de la historia que lo conduce a una construcción del presente, casi novelada, cuya función es obtener beneficios para un conjunto de empresas lideradas por los “ciudadanos aceptables”.

Está evidenciado que lo que conduce a este sr a realizar acciones que entran en contradicción con legislaciones provinciales y nacionales, e incluso con tratados internacionales, es un profundo odio étnico. Él mismo manifestó que su ideal es ver las Comunidades que marchaban en fechas “patrias”, jamás especificó que esas Comunidades eran obligadas a marchar, y que estaba hablando de periodos dictatoriales en los que no existían las libertades individuales, menos aún el respeto por las diferencias culturales. Evidentemente, este sujeto, se autopercibe como individuo caucásico portador de una vasta cultura europea y superior al resto; sin notar lo caricaturescas que resultan sus afirmaciones las que permiten avizorar una total carencia de tolerancia por la diferencia.

No obstante, lo que debemos contemplar es que el sr intendente construye un nosotros selectivo, excluyente, segregacionista y, mediado por una especie de frontera étnica, un “otro” con características negativas que incluyen valores cuestionables. Hoy ese cuestionamiento es hacia el Pueblo Mapuche, y no duda en caratularlos como terroristas y pretender desalojarlos, pero ese otro puede ser cualquiera que no tenga los objetivos y la “ascendencia” que Pechi dice poseer y que ose interponerse entre el negocio del día y la intendencia. Una especie de eugenesia racial pero dirigida por la conveniencia económico-política, a mi entender es una virulenta conjunción.

agrega un comentario