Julio López
está desaparecido
hace 4776 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

EN DEFENSA DE LOS BOSQUES CHAQUEÑOS, Y DE LOS TERRITORIOS INDÍGENAS Y SUS POBLADORES
Por FUNAM - Monday, Feb. 23, 2004 at 10:39 PM
montenegro@funam.org.ar +54-351-4690282

Las poblaciones indígenas Wichí, Quom y Mocoví, y otros antiguos pobladores del bosque chaqueño, están siendo despojados de sus tierras y bosques en forma sistemática. Hoy el gobierno del Chaco tiene dos instrumentos para llevar adelante esta práctica genocida.

En primer lugar, la legislatura modificó la Ley de Bosques 2.386 mediante la inconsulta y retrógrada Ley n° 5.285. Esta nueva norma facilita los desmontes y la expansión descontrolada de las fronteras agropecuarias. En segundo lugar, el gobierno de la provincia del Chaco sigue vendiendo tierras fiscales, que son territorio indígena y lugar de vida de antiguos pobladores, para que se beneficien compradores privados. Las áreas más afectadas son los Departamentos Almirante Brown y General Güemes. Este despojo se complementa con campañas mediáticas del gobierno instando a la explotación del monte chaqueño.

Nuevamente el gobierno y la legislatura del Chaco, cuyos cargos son pagados con los impuestos de la gente, facilitan, amparados en una supuesta noción de “progreso”, que personas y empresas privadas se beneficien con la compra de tierras fiscales cubiertas de bosque, las desmonten, y luego planten soja, algodón y otros cultivos. No les importa que la venta de las tierras indígenas y el desmonte prive a sus habitantes ancestrales de plantas medicinales, alimentos naturales y ambientes nativos. No les importa que los nuevos cultivos plantados sobre tierras arrasadas sean el primer paso hacia futuros desiertos. No les importa que las comunidades indígenas sufran más enfermedades y muerte. En el Chaco las tragedias de su interior ocurren lejos de las ciudades, de los medios de comunicación y de las autoridades. Después que gendarmería, policías y civiles armados asesinaran en 1924 a unos 200 indígenas en El Aguará, en lo que se conoce como la matanza de Napalpí, el genocidio se ha vuelto legal, casi silencioso e institucionalizado. En nombre del llamado progreso (y del enriquecimiento de unos pocos) van cayendo los árboles del Chaco, y con ellos las vidas, la salud y los sueños de los indígenas que siempre lo habitaron.

Les pedimos que envíen cartas, fax o Email a las autoridades del gobierno de la provincia del Chaco y a su Legislatura para evitar así el genocidio de pueblos indígenas: 1) Que se derogue la Ley n° 5.285 y se suspenda por lo tanto indefinidamente su pretendida reglamentación. 2) Que se suspenda indefinidamente la venta de tierras fiscales con bosques y otras formaciones vegetales nativas, y sean devueltas a las comunidades indígenas para que ellas puedan seguir viviendo sustentablemente del bosque. 3) Que el Gobierno y la Legislatura del Chaco dejen de violar el Artículo 37 de la Constitución de esa provincia, el Artículo 75 Inciso 17 de la Constitución, y la Convención 169 de la Organización Internacional de Trabajo, y que en un marco de real respeto den participación a las comunidades indígenas, a los antiguos pobladores del Chaco y a las organizaciones acompañantes en toda legislación o medida que afecte sus derechos.

A continuación incluimos un modelo de carta con la solicitud, y las direcciones a donde deberían enviarlas. Para que vuestra participación sea más efectiva les pedimos que nos envíen una copia de toda carta o envío a la siguiente dirección:

Dr. Raúl A. Montenegro, Biólogo.
Presidente de FUNAM (Fundación para la defensa del ambiente).


MODELO DE CARTA

(Comienzo de la carta):

Sr. Gobernador del Chaco
Roy Abelardo Nikich
Tel 03722-423 786 Fax 03722- 448 002
Email: gobernador.chaco@ecomchaco.com.ar

Sr. Ministro de la Producción
Hugo Morand
Tel 03722-448 031 Fax 03722-431 469
Email: minproduccion@ecomchaco.com.ar

Sr. Presidente Cámara de Diputados
Carlos Urlich
Tel 03722-444 636
Email: diputado.urlich@ecomchaco.com.ar

Gracias a FUNAM y otras organizaciones tomamos conocimiento que la legislatura de la provincia del Chaco y su gobierno aprobaron la ley 5.285 que modifica la Ley de Bosques 2.386. Esta modificación, en particular la de su Artículo 19, facilita los desmontes y la destrucción del bosque nativo, sobre todo en los Departamentos Almirante Brown y General Güemes. Dicha ley fue aprobada sin consultar a las comunidades indígenas, y es por lo tanto una abierta violación al Artículo 37 de la Constitución de la provincia del Chaco, al Artículo 75 Inciso 17 de la Constitución Nacional, y a la Convención 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Esta última Convención, le recuerdo, está por encima de las leyes de su provincia y de las leyes nacionales. Sabemos además que ignorando este hecho la provincia pretende reglamentar ahora la inconsulta Ley 5.285, lo que agrava la ilegalidad del proceso.

Al mismo tiempo el gobierno del Chaco continúa la venta de las tierras fiscales que contienen bosque nativo chaqueño, ignorando que son el territorio de comunidades indígenas y antiguos pobladores que vienen utilizando el monte sin destruirlo. Esta venta de tierras conforma un inadmisible despojo del ancestral patrimonio indígena, y una nueva e inadmisible violación a la Constitución del Chaco, a la Constitución de Argentina y a la Convención 167 de la OIT.

Le recuerdo que los ambientes autóctonos del chaco seco son únicos, y que una vez perdidos no se podrán recuperar. Sus bosques, con los cuales conviven sustentablemente las comunidades indígenas y antiguos pobladores, están adaptados a la “isla de calor de Prohaska”, uno de los sitios más calientes de la América Latina (isoterma de los 47°C). En estos ambientes de gran biodiversidad los suelos, que han sido fabricados durante milenios por el bosque, son especialmente frágiles. Usted debe saber que sus índices humogénicos son muy bajos, y sus índices humolíticos, por el contrario, muy altos. En otros términos, lo mejor que puede sostener un suelo chaqueño es bosque chaqueño. Solo estos bosques pueden soportar las extremas condiciones ambientales de la región sin que sea necesario replantar ni regar. A esos suelos se los puede abrir a la producción, claro, pero ningún cultivo es sustentable ni fabrica nuevo suelo. Con los años, tras el desmonte inicial y las sucesivas campañas agrícolas, estos lugares se transformarán poco a poco en desiertos. El actual cambio climático, que ha inducido períodos estivales más cálidos e impredecibles sequías, agravará el desastre iniciado por el ser humano.

Cuando el bosque queda eliminado por personas y empresas, las poblaciones indígenas y algunos antiguos pobladores de la región ya no pueden obtener sus plantas medicinales nativas, sus alimentos naturales, sus materiales de construcción, y el benéfico efecto del bosque. Comienza entonces su lenta agonía. La falta de medicamentos naturales y de otros productos nativos aumenta el número de enfermos y la cantidad de muertes. Sería interesante que el Sr. Gobernador y sus Ministros supieran la gran cantidad de especies nativas que emplean los pueblos originarios. Es un conocimiento ancestral indispensable para los indígenas del Chaco, y para todos los habitantes de Argentina.

El mayor desmonte que se producirá como consecuencia de la Ley 5.285 y la inaceptable venta de tierras fiscales, tierras que pertenecen genuinamente a territorio indígena, hará desaparecer bosques únicos y con ellos los medicamentos naturales y alimentos fundamentales para las comunidades nativas. El mayor número de enfermos y de muertes que producirán estos faltantes acelerará el genocidio de los pueblos originarios. Es irónico que en 2004, cuando se cumplen los primeros 80 años de la matanza de Napalpí (1924), donde gendarmes, policías y civiles armados asesinaron a 200 indígenas, niños, mujeres embarazadas, adultos y ancianos, la sombra del genocidio vuelva a aparecer. Solo que bajo formas legales (una ley) y administrativas (la venta de tierras fiscales). Pero a diferencia de 1924, la comunidad nacional e internacional está atenta, y no soporta que se violen derechos humanos fundamentales. Porque de eso se trata Sr. Gobernador y Sres. Legisladores, de verdaderas violaciones a los derechos humanos.

Por todo lo anterior solicitamos:

1) Que se derogue la Ley n° 5285 y se suspenda por lo tanto indefinidamente su pretendida reglamentación. 2) Que se suspenda indefinidamente la venta de tierras fiscales que contengan bosques y otras formaciones vegetales nativas, y sean devueltas a las comunidades indígenas para que ellas puedan seguir viviendo sustentablemente del bosque. 3) Que el Gobierno y la Legislatura del Chaco dejen de violar el Artículo 37 de la Constitución de esa provincia, el Artículo 75 Inciso 17 de la Constitución, y la Convención 169 de la Organización Internacional de Trabajo, y que en un marco de real respeto den participación a las comunidades indígenas y a los antiguos pobladores del Chaco en toda legislación o medida que afecte sus derechos.

Sin otro particular lo saluda muy atentamente

(A continuación deben colocar ustedes: 1. Firma de la persona o institución firmante. 2. Nombre completo, y de ser posible tipo y número de documento de identidad. 3. Provincia o Estado, y 4. País).

(Fin de la carta).

NOTA: es muy importante para el éxito de esta campaña que nos envíen las copias de las cartas, fax o Email que ustedes le escriban al gobierno de la provincia del Chaco. Deberán remitirnos dichas copias a las siguientes direcciones:

FUNAM (Fundación para la defensa del ambiente).
Casilla de Correo 83, Correo Central.
(5000) Córdoba, Argentina.
Tel +54-351-4557710 y 4551441 (Particular)
Tel +54-351-4690282 (FUNAM)
Fax +54-351-4557710
Radioaviso: Tel +54-351-4521313 (mensaje para Clave 2521)
E-mail: montenegro@funam.org.ar
Web: http://www.funam.org.ar.

FUNAM es una ONG fundada en 1982.
Tiene status consultivo en ECOSOC y CSD (Naciones Unidas, Nueva York).
FUNAM es Premio Global 500 de Naciones Unidas (1987).

FUNAM is an NGO created in 1982.
FUNAM has consultative status at ECOSOC and CSD (United Nations, New York).
Global 500 Award from United Nations (1987).

agrega un comentario