Julio López
está desaparecido
hace 4689 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Carta al Consultor de ACDI-CIDA de Canadá
Por Asunción Ontiveros Yulquila - Sunday, Jul. 11, 2004 at 4:08 PM
yulquila49@yahoo.com.ar

¡¡¡Hola!!! Distinguido Hèctor Almendrades. Consultor senior de ACDI-CIDA. La presente es para contribuir a las consulta que realiza a los actuales dirigentes del CISA, como tambièn a otras organizaciones indias de nuestro continente de la Tres Amèricas. CIDA fue testigo del surgimiento de las organizaciones indias, a nivel mundial, desde octubre de 1975. El Consejo Mundial de Pueblos Indìgenas, desde su origen siempre fue asitido por la cooperaciòn canadiense. Tambièn contribuyò con el Consejo Indio de Sud Amèrica y con la "Coordiandora de Pueblos Indios de Mèxico, Centro Amèrica y Panamà".


Tanto el CMPI, el CISA, la "CORPI", como la International IndianTreaty Council
son organizaciones pioneras del desarrollo evolutivo del movimiento indio a nivel
mundial. No escribo "indìgena" porque este tèrmino, personalmente, como estudioso
de la historia de los pueblos indios, de Jujuy en particular, me causa problemas
en mi analisis històrico-juridico de la realidad actual de la mayorìa de los
pueblos aborigenes (Norte, Centro y Sur de Amèrica).

Alguna vez creo recordar que he conversado con usted en Lima, Perù, cuando era
Coordinador General del CISA. Si es asì, puedo afirmar que lo màs me gustò de sus
comentarios de la cooperaciòn internacional era "... los paises ricos regalan
vìas y trenes con el fin de conseguir mercados para sus industrias.." Los
repuestos hay que adquirirlos al paìs donante. Haciendo un paralelo, en 1988, un
funcionario tècnico de la cooperaciòn internacional de Italia, me dijo "... si
ustedes los indios tienen cafeterìas y panaderìas les regalamos màquinas para
elaborar cafè, tallarines, pan... despuès les vendemos los repuestos vìa crèdito
bilateral..." La dècada de 1990 fue especial para tanto para los paises deudores
de la Banca Internacional y local, como para las organizaciones indias, o
"indìgenas".

Con la caida del Muro de Berlìn y la implosiòn de la URSS, a los paises deudores
les hicieron ceer que se habìa terminado la historia de las ideologìas y de las
polìticas socialistas (entendido el tèrmimo como distribuciòn equitativa de la
riqueza de los paises). Paises como Argentina (mi pais), Bolivia, Perù, Ecuador,
Guatemala y otros vendieron a los "inversores extranjeros" hasta los servicios
para administrar los residuos fecales y de los riñones. En ese mundo de la
"globalizaciòn", los indios o "indìgenas" perdieron las perspectivas polìticas de
descolonizaciòn y de la autodeterminaciòn polìtica. El paradigma antropològico
de los paises del Norte era y aùn es, "que los problemas de los indìgenas no son
polìticos sino culturales". Asì llevaron a que la agenda de los encuentros
internacionales de "indìgenas" contenga temas màs ligados a la "ecologìa y a la
biodiversidad" que a los problemas concretos de territorios y de descolonizaciòn
interna de los paises, donde se
proyectan los pueblos indios. Un parèntesis, cuando me refiero a los pueblos indios
me refiero a los pueblos aborìgenes que existen desde el Norte del Canadà hasta el
Sur de la Argentina.

En ese contexto de la "globalizaciòn" igual a neocolonialismo, donde hasta en
las Naciones Unidas el tèrmino PUEBLO para los "indìgenas" fue vìctima de una
brutal devaluaciòn o hiperinflaciòn, llegando al nivel de "CUESTIONES
indìgenas", ocurriò lo que tenìa que ocurrir: la reducciòn de la reivindicaciòn
polìtica de los pueblos indios. En el plano antropològico y teològico
(cristiano) un "indìgena" es igual a un habitante exclusivamente campesino o
rural y que sobrevive en condiciones de pobreza. Segùn los cristianos que
abundan por estas tierras sudamericanas, "... en cada probre està Dios...".
Però, la Madre Naturaleza o la Pacha Mama es maravillosa. Los pueblos indios,
sin que existieran digitaciones externas resurgieron polìticamente contra los
sistemas neocoloniales de los paises llamados "latinoamericanos".

Y cuando se trata de polìtica india para la libre determinaciòn, aseguro que
siguen vigentes los principios de la organizaciones locales e internacionales de
las que usted distinguido Hèctor Almendrades intenta investigar. Escribo
"intenta" porque en alguno de los archivos que AGDI-CIDA posee en Ottawa està
todo registrado: Congresos realizados, Talleres, Discursos, Curriculum vitae de
los dirigentes, "desgracias intestinales",proyectos y utopìas de las
organizaciones indias.

Canadà como Estado independiente y miembro del Grupo de los Ocho, tiene
embajadas en todos los paises de nuestro Planeta Tierra, tiene INTERESES Y
DERECHOS ADQUIRIDOS sobre yacimientos de oro, plata, petròleo, etc. Està
amparado por un "derecho internacional" condicionado por el G-8. Con esa lògica
y perspectiva de los paises poderosos, me pregunto: ¿Què tiene de negativo que
los organizaciones indias ligadas al CISA tengan oficinas en Ginebra, Madrid,
Nueva York o Washington? Recuerde Hèctor Almendrades que la papa y el maìz
llegaron junto a los primeros esclavos indios a la "vieja" Europa. Me cuesta
creer que usted tenga una concepciòn errada de lo significa ser indio. Los
indios, actualmente, y como siempre ha ocurrido, se concentran mayormente en
ciudades. Aquì en La Paz los pueblos indios son mayorìa, estàn en todas partes,
en el Alto, en Calacoto, en el palacio de gobierno, etc. Lo ùnico que les falta
es ejercer el Poder Polìtico.

Cuando se trata de la lucha de los pueblos indios por el Poder Polìtico, Los
Estados Unidos de Norteamèrica o Canadà se ponen nerviosos por el distino de los
recursos renovables y renovables. Todas las organizaciones indias de las
Amèricas, en la realidad actual, son objeto de observaciòn, seguimiento y fichaje
por parte de los servicios de inteligencia de los Estados Americanos. ¿Usted no
se dà cuenta que ahora no son problema los "rojos" para los paises centrales,
sino las organizaciones indias o "indìgenas"? En estos momentos, aquì en pleno
Antiplano del Departamento de La Paz, en la jurisdicciòn de Ayo Ayo, un batallòn
del Ejèrcito boliviano, constituido por aymaras, provisto de armas de guerra està
intimidando a la comunarios tambièn aymaras.

Hace un par de años estuve en Lima, estudiando lilteratura sobre el Secuestro,
Pago de Rescate y Asesinato Alevoso de los inkas Atawallpa y Waskar, por parte de
los genocidas españoles. De pronto me llama la atenciòn una conferencia magistral
que se estaba proyectando a travès de un canal de una Universidad privada de
Trujillo. Se informaba que la producciòn de ORO desde 1998 habìa crecido un 125
por ciento en el Perù. Se detallaba que empresas canadienses eran las principales
beneficiadas porque las regalìas signficaban NADA para el Estado "incaico". Mis
neuronas relacionaron a las empresas canadienses con el apoyo que AGDI-CIDA
brindaba en las dècadas de 1970; 1980 y parte de 1990 a las organizaciones indias
como el CMPI y CISA. Expresè internamente "... me cago en mi misma mierda...el
colonialismo sigue vigente..." Proseguirè distinguido Hèctor Almendrades. No se
preucupe, supongo que es dificil trabajar en AGDI-CIDA. Un saludo fraternal.
Asunciòn Ontiveros Yulquila, kolla,
Jujuy, Argentina.

agrega un comentario