Julio Lˇpez
estß desaparecido
hace 4683 dÝas
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Segunda carta al Consultor de ACDI-CIDA de Canadß
Por Asunciˇn Ontiveros Yulquila - Friday, Jul. 16, 2004 at 5:20 PM
yulquila49@yahoo.com.ar

íííHola!!! Distinguido HŔctor Almendrades. Segunda nota. Continuaci˛n de la escrita el 10 de julio de 2004.


Aquý en la Argentina existe una premisa que se le atribuye a Domingo Faustino
Sarmiento: "Las Ideas no se Matan". Sarmiento fue un anti indio y anti gaucho
(hijo de india y de espa˝ol), pero fue un personaje que siempre estuvo en contra
del monopolio del control y de la represi˛n de las ideas, de la informaci˛n y
del conocimiento por parte del poder eclisiÓtico. Cuando era Presidente de la
Argentina hizo comprar un telescopio de los EE.UU. y se lo regal˛ al jefe de los
jesuitas que operaban en la ciudad de C˛rdoba, para que se convencieran que la
Sol es el centro del Universo y no la Tierra como afirmaban ciegamente los
paladines de la inquisici˛n. El telescopio sigue funcionando en la actual ciudad
de C˛rdoba.

El Consejo Indio de Sud AmŔrica, CISA es producto de las ideas de liberaci˛n y
de descolonizaci˛n. No fue consecuencia de voluntades esporÓdicas que se
organizaron con el solo objetivo de canalizar divisas para proyectos
paternalistas conforme a los paradigmas desarrollistas de moda, que se producen
en los paises centrales (USA, CanadÓ, Inglaterra, Alemania o Francia). En 1980,
cuando se fundara el CISA, fue elegido Coordinador General el escritor kishwa
Ramiro Wankar Reynaga, quýen con su obra "Tawantinsuyu" era el predilecto para
encabezar el movimiento indio a nivel sudamericano.

En marzo de 1980, Marlon Brando y Russel Means habýan decidido participar en la
fundaci˛n del CISA. No estuvieron en el envento par falta de seguridades. Hay
que preguntarse, ┐quiŔn era desde el punto de vista indianista Marlon Brando y
Russel Means a principios de la dŔcada de 1980? Russel Means, residente en los
EE.UU. habýa enviado a su hijas a la Isla de Cuba, para que estudiaran y
hablaran en Espa˝ol. El objetivo era mejorar las comunicaciones con los
movimientos indios de los paises hispanohablantes. Digo movimiento porque entre
CanadÓ y EE.UU. estaba en plena actividad el Movimiento Indio Americano de
liberaci˛n. En 1981 conocý en Ginebra a las hijas de Russel Means; hablaban
espa˝ol y controlaban que ninguno de los delegados indios consumieran bebidas
alcoh˛licas durante las jornadas de trabajo. Un medida acertadýsima por cierto,
y vÓlida para todos los tiempos.

En 1985, conocý personalmente a Russel Means en la ciudad de MŔxico, durante una
runi˛n entre los comandantes guerrilleros dirigidos por el miskito Broklin
Rivera y los comandantes del gobierno sandinista de Nicaragua. Russel declaraba
ser "enemigo de Cuba y de los sandinistas" y "gran amigo del padre y campe˛n de
la democracia de USA, Ronald Reagan" Estaba acompa˝ado por los antrop˛logos y
abogados, todos sabuesos de la CIA e "ingenieros" del Departamento de Estado. El
CISA no corpartýa para nada con el espectÓculo de los "nortemericanos". No
compartir con los objetivos de los sabuesos del Departamento de Estado de
Washington signficaba ser combatido.

Desde finales de 1985 el CISA fue výctima de boicot, de guerras internas y de
campa˝as de desprestigio con financiamiento de ONGs con asiento en los EE.UU.
Muy pronto, la telara˝a lleg˛ a Noruega donde provenýan la mayor cantidad de
recursos que percibýa anualmente el CISA, para sus programas a nivel
sudamericano. Entre 1988 y 1991, el CISA estaba sometido a un proceso de
AUDITORIA EXTERNA, realizada por la Compa˝ia Internacional Arthur Andersen.
Durante esos a˝os el CISA estuvo en situaci˛n de ahogo; estaba por ahogarse. Fue
el momento que del "Órbol caido comienza hacerse le˝a". Los dirigentes del CISA
pasaron a ser calumniados de "ladrones y genocidas".

Revertir la situaci˛n del CISA a nivel internacional, desde los a˝os 1993 hasta
recientemente fue y es obra de titanes. Durante la dŔcada de 1990, cuando estaba
en la c¨spide la moda de lo que a¨n sigue llamÓndose neoliberalismo, el CISA era
mala palabra, era el pasado. La ideologýa y la polýtica eran "descartadas" por
los que estaban seguros del "fin de la historia". Quiero decir y afirmar que el
CISA no ha muerto como parece ser su teorýa, digo "su teorýa" porque s˛lo tiene
validez para su entorno, y para los que dicen ser "enemigos del CISA".

En febrero de 2004, en una conferenia que ofrecý en esta ciudad de San Salvador
de Jujuy, un kolla de mediana edad que formaba parte del auditorium grita
exclamando "ííí Usted se˝or Ontiveros es un ladr˛n... no tiene derecho a
hablar...!!!" ReaccionŔ respondiendo que estabamos reunidos muy cerca (tres
cuadras) de los Tribunales de la Provincia de Jujuy, y lo invitŔ a formular la
denuncia correspondiente si estaba seguro lo que estaba exclamando. El silencio
gan˛ la controversia y seguý con mi conferencia. ┐QuŔ habýa pasado? En enero de
1993, el antrop˛logo salte˝o Osvaldo Maidana, en el diario "El Trbuno" de las
provincias de Salta y de Jujuy. habia publicado una nota afirmando que "Asunci˛n
Ontiveros Yulquila, Eulogio Frites y Jorge Valiente Quipildor habýan robado
755.000.000 (setecientos cincuenta y cinco millones) de d˛lares americanos de
los indýgenas". Me informŔ de tal calumnia a mediados de 1993 y realicŔ la
rŔplica respectiva.

Mientras estudiaba en la Universidad Nacional de Jujuy (1995 -2000), nunca se me
ocurri˛ disputar o salir a enfrentar a las calumnias. DejŔ pasar "las aguas del
rýo" y anotar todas las acciones y posiciones encontradas en contra de mi
persona y del CISA. A mediados del 2001, ingresando al mundo de Internet
confirmo de que el CISA seguýa latiendo en varios puntos del Planeta Tierra. En
Jujuy, en la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional, estÓn presentes
los libros publicados por el CISA. En mis trabajos prÓcticos y en mi Tesis de
graduaci˛n estÓn citados la bibliografýa diversa producida por el CISA y en
relaci˛n al CISA y a los pueblos indios.

Ahora, desde muy reciente, estoy trabajando al lado del CISA. Rindo un homenaje
a las personas indias y proindias que residen en varios puntos de AmŔrica del
Sur y en las ciudades de Europa por sus esfuerzos en pro del Consejo Indio de
Sud AmŔrica. No es fÓcil, distinguido HŔctor Almendrades, luchar en un mundo
donde la HISTORIA es marginada. Para yulquila, HISTORIA significa progreso,
cambio. Las organizaciones que hacen historia progresan y cambian. Los seres
humanos tambiŔn progresamos y cambiamos. Tenemos derecho al progreso y al
cambio, basados en la informaci˛n y conocimiento. Aseguro que a mediados de
2004 percibo y aprecio al mundo indio de otra forma, distinta a la forma de
1983. Hasta la pr˛xima nota distinguido Almendrades. Asunci˛n Ontiveros
Yulquila; DNI 5.264.397; Kolla; Jujuy; Argentina.

agrega un comentario