Julio López
está desaparecido
hace 4776 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Lonko Pichún: “acá en Argentina también tenemos raza y familia”
Por Fuente: Adrián Moyano - Thursday, Aug. 12, 2010 at 12:08 AM
amoyano@bariloche.com.ar

RESPONDIÓ INVITACIÓN DE COMUNICADORES

La autoridad tradicional de Traiguén, figura emblemática de la represión chilena hacia el pueblo mapuche, aprovechó la ocasión para poner de relieve la situación de los presos políticos en huelga de hambre. También trajo saludos del joven Pascual.

Adrián Moyano *

Involuntario emblema de la persecución chilena contra el pueblo mapuche, el lonko Pascual Pichún cruzó la cordillera en dirección al oriente para responder la invitación que le formuló el Equipo de Comunicadores de Pueblos Originarios. Ex preso político que purgó pena por “amenaza terrorista”, la autoridad tradicional participó del Segundo Taller de Formación y Capacitación de Comunicadores Indígenas, que se extendió por tres jornadas en San Martín de los Andes (Neuquén).

“Primeramente, estoy saludando a la gente de los talleres y comunicadores, para agradecerle la invitación”, le dijo Pichún a Radio El Arka (Bariloche), en el marco de una proclama indudablemente terrorista... “Estoy para conocer un poco mis raíces acá, porque nosotros a veces pensamos que nomás en Chile existen los mapuche y acá en Argentina también tenemos raza, familia... Por eso, agradezco la invitación a los comunicadores del país”, insistió.

La presencia del lonko en aquel punto del Puelmapu se produjo en práctica coincidencia con el primer Día de Acción Global por los Presos Políticos Mapuche en huelga de hambre, cuyo primer mes se cumpliría a horas de finalizar esta crónica. “Es lamentable, lastimoso, conversar acerca de lo que pasa en el país nuestro... Allá nosotros estamos muy exigidos por esta gente, muy militarizados. Hoy día, hay algunos que están en huelga de hambre, es lastimoso estar haciendo esta cosa por no tener una realidad, un conjunto de trabajo con el Estado chileno... Ellos imponen y nunca nos han querido escuchar a nosotros, por eso hemos tenido una gran lucha”, recordó.

Para quienes vienen de sortear retenes de Carabineros en forma cotidiana y de sufrir una persecución inexplicable, obviamente se respiran otras atmósferas en el oriente cordillerano. “Acá en Argentina no hay tanto como en Chile, nosotros queremos dar a conocer un poco esta realidad que estamos pasando allá en nuestro país. Estamos tratando de conversar con nuestros peñi, que son de diferentes partes de la provincia... No es tanto como existe allá, eso es lo que más duele que esté pasando como pueblo, como nación mapuche”.

El lonko comenzó su intervención en la emisora de Furilofche en mapuzugun, su lengua materna. De todas maneras, se entendió con claridad qué quiso transmitir en el winkazugun que impusieron los dominadores.

Cabe recordar que desde febrero del corriente año, Pascual, uno de sus hijos, también pasa sus días tras las rejas de un presidio chileno. “Primeramente, Pascual manda muchos saludos a todos los que lo conocen, incluso a los que han trabajado con él y a los profesores que le han facilitado su conocimiento en comunicaciones”, señaló su progenitor. “Él manda muchos saludos a la distancia, porque hoy día está tras las rejas, con muchos deseos de venir para acá y terminar su carrera. Lo que el Estado chileno le ofrece es tenerlo detrás de las rejas nomás, pero él está con el ánimo levantado porque es un hombre joven que tiene mucho futuro. Algún día va a tener mucho más conocimiento de los que tiene hoy día”, se esperanzó.

Para el lonko de Traiguén, las emociones estuvieron a flor de piel en el territorio de los mapuche de Neuquén. “Acá estoy en una comunidad, reunido con la gente que me ha dado mucho calor... Me están dando a conocer cómo ser mapuche de diferentes maneras, estoy muy agradecido de ellos y de aprender de su arte... Estoy muy emocionado y muy agradecido de conocer un poco más. Siempre los viajes se hacen cortos cuando hay mucho que hacer”.

- ¿Qué nos puede contar de su experiencia como preso político? ¿Pudo sacar algo “bueno” de ese encierro de 5 años y un día?

- Cosas buenas, casi muy poco... Porque lo colocan allá para que uno no reaccione. Yo fui preso político mapuche, al que le aplicaban una ley especial. A nosotros nos tratan muy mal por reclamar un derecho. Para mí es injusto no ser escuchado a pesar de hablar con todas las autoridades competentes que se hacían presentes para dar una solución. En el fondo, nos mandaban a una cárcel... Eso no es la lógica y es algo que a uno lo marca muy mal.

Hay que tener presente que toda la familia Pichún es objeto de persecuciones y restricciones hasta ridículas por parte de las fuerzas de seguridad y del aparato judicial chilenos. “A nosotros como familia, nos han perseguido a todos. Yo desde los primeros años estoy junto con mis hijos y quedamos tras las rejas, sin saber por qué. Nunca hemos cometido un error, simplemente reclamamos lo que a nosotros nos pertenecía. Estoy muy perseguido, con allanamientos, militarizados... Cien o ciento cincuenta efectivos me hicieron pedazos la casa, eso es lamentable y no es reparable. Yo tengo demandado al Estado por eso, porque pagué una causa que nunca cometí”, proclamó.

Hace tiempo ya que el lonko recuperó su libertad, al agotarse la pena impuesta por el andamiaje jurídico del colonizador. Pero la deuda que asumió el Estado de Chile, muy lejos está de saldarse todavía. Con los Pichún en particular y con el pueblo mapuche en su conjunto.

Comunicación con identidad

El lonko Pichún viajó a San Martín de los Andes para tomar parte del Segundo Taller de Formación y Capacitación de Comunicadores Indígenas. Matías Melillán, integrante del Equipo de Comunicadores de Pueblos Originarios, puso las cosas en su contexto. “Se está llevando adelante este taller como parte del trabajo de comunicación que se ha venido llevando adelante en el marco de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Para esto han venido comunicadores de las organizaciones de Santa Cruz, Chubut, Mendoza, La Pampa, Río Negro y los equipos zonales de la Confederación Mapuche de Neuquén”.

Melillán inscribió la presencia de lonko de Traiguén “para acompañar este taller de capacitación con identidad, que no solamente es tomar elementos de la comunicación occidental, sino justamente fortalecer aspectos culturales e identitarios del pueblo mapuche, porque particularmente aquí son todos mapuches y huarpes. En ese sentido, invitamos al lonko Pascual Pichún, papá del comunicador y estudiante, preso político mapuche en Chile”.

El joven comunicador mencionó que Pascual hijo “fue parte también de este equipo y uno de los que ideó estos talleres de formación y capacitación. El lonko está aquí también para hacer difusión de la situación de Pascual y también de los presos políticos. Son 32 los presos políticos mapuches que están en huelga de hambre, así que también esto es parte de las jornadas de lucha internacional que se llevan adelante”.

* Con la colaboración de Samanta Guiñazú.

agrega un comentario