Julio López
está desaparecido
hace 4828 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Carta del Pilaga Ramon Tapiceno renunciando al ICA
Por Fuente: Asociacion de Artista Indigenas Wichi - Monday, Aug. 30, 2010 at 1:49 PM
jwetes@hotmail.com

Formosa, 23 de Agosto de 2010

Al Señor Gobernador
de la Provincia de Formosa
Dr. Gildo Insfrán
Su Despacho /

Tengo el agrado de dirigirme a Usted con el objeto de presentarle mi renuncia con carácter indeclinable al cargo de Secretario General del Instituto de Comunidades Aborígenes con el que me honrara por Decreto 1087 del 19 de diciembre del año 2.006.
Fundamenta tal decisión una serie de circunstancias que a continuación paso a detallar: El 10 de diciembre de 1983 asume un gobierno elegido por el pueblo y muchas cosas cambiaron. El pueblo indígena vivió un clima de fiesta y de libertad. Los pueblos indígenas se reunieron en asambleas, se hablaba de capacitación, se ejercita la participación; los pueblos originarios teníamos protagonismo.
Se recuperó el valor de la palabra, el valor del pensamiento indígena como también los espacios públicos. El mismo año se creó la comisión de los 21 conformado por 7 representantes de cada etnia en el que tengo el honor de ser elegido en representación de mi pueblo Pilagá.
El primer planteo fue tener una Ley del Aborigen para que se respete al indígena como un ciudadano capaz, que ya no puede vivir aislado sino integrado en igualdad de condiciones.
Por esa misma Ley se crea el Instituto de Comunidades Aborígenes (ICA) dirigido por un directorio, con mucha participación y protagonismo, con discusiones si, pero con una gran posibilidad de diálogo; con posibilidad de comunicación entre Estado y comunidades.
El ICA nació con el pensamiento de las 21 personas Wichí, Pilagá y Tobas como fruto de un árbol que hicimos florecer que fue la Ley 426; pero hoy el ICA perdió su razón de ser, ese árbol se fue desgajando, y es solo la cáscara de un palo hueco.
Es por ello que con todo respeto le presento mi renuncia. Porque el Gobierno al que me integré orgulloso y esperanzado de poder llevar mejores condiciones de vida a mis hermanos nos ha dado la espalda. Tomé esta decisión después de mucho golpear puertas y pedir, no para mí sino para mis hermanos.
El 14 de noviembre de 2009 la Ley 426 cumplió 25 años y pasó desapercibida. Entonces es letra viva o muerta?. A quien podemos hablar, donde están los que nos deben gobernar?. En que les fallamos?. Y nuestros derechos donde los escondieron?
Pese a que fui reiterada veces reelecto como director de mi étnia, debí sufrir la permanente falta de respeto de sus funcionarios, la impotencia de no poder dar respuesta a mis hermanos que acuden en busca de soluciones a veces menores. Me voy cansado del no escuchar, del no dialogar, del autismo, del autoritarismo y la falta de respuestas.
La inclusión de los pueblos originarios no se realiza solo otorgando favores a algún hermano para que hable bien del Gobierno, queremos agua potable apta y suficiente, trabajo digno, educación adecuada, atención social, mejor calidad de vida, verdadero desarrollo humano para que nuestros hijos estén mejor que nosotros el día de mañana.
Con todo respeto quiero preguntarle: ¿Qué tiene nuestra pobreza que algunos hacen libros y otros películas sobre ella? Otros vienen de las facultades del mundo a hacernos preguntas para recibirse. ¿Qué tiene nuestra pobreza que otros pueden hacer todo eso y nosotros seguimos pobres? Y ¿Por qué cuando usted me habla yo le entiendo y cuando yo le hablo en mi lengua no me entiende a mi? Y si le hablo en su lengua tampoco me entiende.
Finalmente le aclaro que como Eva Perón, renuncio a los honores pero no a la lucha; vuelvo al seno de mi comunidad a seguir luchando por lo que creí conquistado hace 25 años; y con dolor tengo que avisarle que se está quedando solo, abandonado primero por los mas humildes que somos los originarios
Atentamente.
RAMÓN FRANCISCO TAPICENO
D.N.I. Nº 8.449.777

agrega un comentario


Sr. Ramón Tapiceno
Por Natalia - Monday, Aug. 30, 2010 at 11:21 PM
natalialm07@gmail.com



Sencillamente quiero manifestarle que sus palabras me hacen sentir un gran orgullo. Son palabras tan justas y auténticas que me han conmovido fuertemente.
Continúe entonces con la lucha, que somos vari@s quienes le acompañamos!

agrega un comentario