Julio López
está desaparecido
hace 4781 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Ruta 86 de Formosa: Crónica de una muerte anunciada
Por Pueblos Originarios SERPAJ - Wednesday, Nov. 24, 2010 at 5:41 PM
pueblosoriginarios@serpaj.org.ar

Lamentablemente esto es así, ya que desde hace meses, desde que los hermanos qom de la Comunidad La Primavera se vieron obligados a tomar esta medida de acción para defender sus derechos a la tierra, este final era previsible.

Y decimos que era previsible, porque desde hace 6 meses, cuando tomamos contacto con el conflicto, todas las organizaciones sociales y personas que de una u otra forma reclamamos a las autoridades formoseñas que se posibilite un diálogo, que se concrete un encuentro para acercar las posiciones y llegar a un entendimiento, no fuimos escuchados.

Sólo se trató de aislar a los hermanos de La Primavera, quienes en todo momento fueron objeto de diferentes tipos de presiones por parte de “desconocidos”, que tanto de día como de noche, trataron de intimidar, siempre con la indiferencia de la policía que se encontraba permanentemente en la zona, pero nada veía ni escuchaba.

Ahora se produjo el enfrentamiento final, con civiles y policías armados, que dispararon y procedieron al desalojo de la ruta, atropellando de todas formas a indefensos indígenas. El resultado es tremendo, dos muertos (los que se conocen hasta el momento), varios heridos y numerosos detenidos.

Por todo esto hacemos responsable de esta represión y sus consecuencias al Gobierno de la Provincia de Formosa, quién en todo momento no quiso intervenir para posibilitar un diálogo o negociación. Es responsable de las muertes, de los heridos y de la seguridad de quienes en estos momentos se encuentran detenidos.

El Gobierno de Formosa - con su titular Gildo Insfrán y su Ministro de Gobierno, Justicia y Trabajo, Jorge González, con quién hemos conversado este tema -, se caracteriza por la violación sistemática y permanentemente los derechos que por la Constitución Nacional, por las diferentes leyes vigentes (Ley 26.160, de Emergencia Territorial) y por los Tratados Internacionales (Convenio 169 de la OIT).

Esperamos que los resultados de este brutal e injusto episodio, llame a la conciencia de quienes tienen la obligación de velar por la seguridad, igualdad de derechos y respeto a la vida humana.

Adolfo Pérez Esquivel

Presidente del Servicio Paz y Justicia, SERPAJ

Premio Nobel de la Paz

agrega un comentario