Julio López
está desaparecido
hace 4776 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Economía real: ¿qué tienen en común los buitres y un Paty?
Por Alejandro Bercovich - Tuesday, Jun. 17, 2014 at 1:15 PM

Apenas conoció las malas nuevas de ayer, Cristina Kirchner llamó al celular siempre encendido de Axel Kicillof, el famoso “teléfono rojo” -exclusivo para Olivos- que desde tiempos de Néstor debe portar todo ministro y todo funcionario a cargo de temas especialmente sensibles. El jefe del Palacio de Hacienda, que prefirió esperar la decisión de la Corte fuera de su despacho, intentó tranquilizarla y minimizó el impacto inmediato que tendrá el fallo adverso sobre la economía real, independientemente del previsible castigo del mercado a los bonos y acciones argentinos. Que ese pronóstico optimista se haga realidad o se estrelle contra ella depende ahora de las negociaciones que se entablen contrarreloj en Nueva York, para evitar un default o encapsular sus consecuencias.

Economía real: ¿qué ...
3-paul-singer-bloo.jpg, image/jpeg, 630x407

Imagen: Paul Singer

Un par de horas antes de que la Corte Suprema estadounidense diera su aval al reclamo buitre del megamillonario financista republicano Paul Singer, un grupo de obreros ocupó el frigorífico donde se producen las hamburguesas Paty en Martínez, no muy lejos de la quinta presidencial. La multinacional brasileña BRF, dueña de la marca que durante el primer kirchnerismo pasó de manos argentinas a extranjeras, dispuso que trasladaría su producción a Santa Fe y despediría a los 250 operarios de la planta bonarense. Los trabajadores se suman a los 2.000 licenciados por los frigoríficos en lo que va del año y a los 12.000 suspendidos en el mismo lapso por la crisis de la industria automotriz.

La pregunta de la Presidenta al ministro, y la que se hacen a la vez los trabajadores y empresarios con números súbitamente en rojo, es si se agravará el panorama del empleo y la actividad. A priori, la suba del dólar paralelo disuadirá a potenciales inversores pyme de cambiar billetes verdes para “enterrar” pesos en su negocio. Y hará falta subir más las tasas para mantener lejos el riesgo de otra corrida como la de enero. Eso puede secar más la plaza, pero las suspensiones en las fábricas y los miles de camiones estacionados por falta de carga que transportar por primera vez bajo el kirchnerismo son consecuencia de la pérdida de poder adquisitivo de los salarios en lo que va del año, y no de los vaivenes de la deuda, que recortó fuerte su peso sobre la economía desde 2001. Está ahí, y no en Wall Street, la llave para cerrar este año sin una caída del PBI superior al 2% y más despidos.

agrega un comentario