Julio López
está desaparecido
hace 4723 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

“No hubiéramos llegado a la renuncia de Milani sin toda esta lucha”
Por ANRed - Friday, Jul. 24, 2015 at 8:24 PM

24 de julio de 2015 | “Hemos puesto en evidencia su rol como genocida y aun no ha recibido la condena que merece. En nuestra sociedad no va a haber justicia, hasta que estén en la cárcel todos los represores”, afirmó Graciela Ledo, hermana del conscripto Agapito, desaparecido en 1976 entrevistada por ANRed, a un mes de la renuncia de Milani como Jefe del Ejército. “Lo hicieron renunciar. El gobierno lo sostuvo todo lo que pudo, y una vez que eligieron a Daniel Scioli como el sucesor del kirchnerismo, evidentemente a una persona como él, identificado históricamente con la derecha, neoliberal, esa mochila se le hacía muy pesada”, sentenció Myriam Bregman, pre-candidata a vice-presidenta por el FIT (Frente de Izquierda y los Trabajadores), también entrevistada. Por ANRed

“No hubiéramos llega...
milani_ledo.jpg, image/jpeg, 640x252

"Queremos que el pase a retiro no sea una garantía de su impunidad. Si piensa que el pueblo se va olvidar no es así, que pague por lo que ha hecho. Las autoridades que lo han nombrado y le han dado todo este poder, que digan y que respondan por qué pusieron a un genocida en semejante cargo", decía Graciela Ledo hace un mes cuando conoció la noticia, en diálogo con ANRed.

Ayer, entrevistada nuevamente, Ledo rescataba: "Nosotros no hubiéramos llegado a la renuncia de Milani, sin toda esta lucha y toma de conciencia de la sociedad. Hemos puesto en evidencia su rol como genocida y aun no ha recibido la condena que merece. En nuestra sociedad no va a haber justicia, hasta que estén en la cárcel todos los represores".

"A Milani lo hacen renunciar. El gobierno lo sostuvo todo lo que pudo, y una vez que eligieron a Daniel Scioli como el sucesor del kirchnerismo, evidentemente a una persona como él, identificado históricamente con la derecha, neoliberal, la mochila de Milani se le hacía muy pesada. Ya no había posibilidad de doble discurso", sostuvo Myriam Bregman. "Cuando hace su traspaso de mando, Milani da un discurso vestido de fajina, prácticamente de guerra, diciendo que despreciaba a quienes lo denunciaron. Fue un acto que pasó desapercibido pero es bastante preocupante. Planteó su salida del ejército como un acto de protesta, demostrando que no se iba porque quería, sino porque lo estaban echando".

"Dudamos que Milani haya perdido toda la confianza del gobierno. La sigue teniendo, porque la justicia no lo llama a declarar, aunque ha sido citado a declarar en La Rioja", afirma Graciela Ledo. "Nuestra causa que está en Tucumán, sigue con delaciones, chicanas. Se dice que los crímenes de lesa humanidad no deben demorar, pero siguen poniendo trabas para que no se resuelva".

"Quedan 2.403 agentes que están realizando servicios de inteligencia. Si nos enteramos por (Edward) Snowden (denunciante de espionaje del gobierno estadounidense, actualmente asilado en Rusia), que Inglaterra nos espía, es porque los servicios de inteligencia de Milani están dedicados a otra cosa que es el espionaje interno. No han demostrado poder prever ninguno de los casos de amenazas externas", comentó Bregman, en relación al legado del ex Jefe del Ejército. "Se robaron un misil en la provincia de Buenos Aires, y no se encontraron a los culpables. Dónde estuvo la inteligencia ahi? Ahí tiene que estar, no vigilándonos a nosotros", remarcó Ledo por su parte. "Él sigue vinculado a los servicios de inteligencia. Es una persona muy importante que el próximo gobierno no puede desaprovechar. Por el bien del país y de la justicia, espero que no sea elegido para un nuevo cargo".

"Hay una deuda pendiente, el desmantelamiento del aparato represivo de la dictadura, que pedían los organismos de derechos humanos cuando volvió la democracia, y nunca se cumplió. Se juzgaron a las juntas, a las cúpulas, y aquellos que habían sido reconocidos por algún sobreviviente. El resto del aparato represivo quedó en funciones, lo que lleva al día de hoy, que más de 3.300 represores que participaron en la dictadura, sigan en funciones. Y ese número, te lo doy con mucha certeza. 3.308 eran el año pasado, porque en una interpelación a Jorge Capitanich (ex Jefe de Gabinete), le pedimos que entregue la cantidad de miembros de la dictadura que siguen en las fuerzas armadas. Entre ellos, estaban Milani y 50 generales más del ejército", denunció Bregman, que también es abogada de CEPRODH (Centro de Profesionales por los Derechos Humanos).

En el marco por las denuncias a organismos de inteligencia, cabe preguntarse de qué modo éstos podrían beneficiar a Argentina, y Bregman no duda: "En estas cuestiones no hay medias tintas. Los servicios de inteligencia hacen el núcleo duro de los estados capitalistas. Todo estado capitalista, tiene su servicio de inteligencia. El ejemplo más próximo que tenemos, es Macri cuando asume como Jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, intenta armar su propio servicio con Fino Palacios. Son funciones esenciales que tienen los gobiernos de los estados capitalistas. Es algo ingenuo pensar que esos mismos gobiernos van a disolver los servicios, van a entregar los archivos de la represión, y nos van a decir a todos como nos espían. Solo producto de una gran lucha podemos conseguir logros parciales, como fue con el Proyecto X. Un cuerpo de más de mil espías de la Policía Federal, que tienen relación y es de dónde vienen Ciro James y Fino Palacios por ejemplo. En la causa contra Balbuena (el agente infiltrado durante 10 años en la agencia de noticias Rodolfo Walsh), también somos querellantes". Ledo coincide en ese sentido, "la inteligencia como está siendo manejada, con todo el personal y equipamiento, no nos beneficia como pueblo. Milani durante años ha estado en la inteligencia, y ha conseguido mayor control de organizaciones sociales no afines, y de quienes plantean beneficios a los trabajadores. No ha sumando ni en mayor trabajo o produccion, sólo se señala a los activistas y dirigentes en las protestas sociales".

"La verdad tarda pero llega, en algún momento se supo todo, y hay gente que aún no se anima a decir lo que sabe porque tiene miedo", afirma Ledo, y concluye: "Nuestra lucha no ha terminado, nuestra lucha va a continuar, hasta que veamos presos a los responsables, incluido Milani, tanto en la causa de mi hermano, como en todas las causas".

agrega un comentario