Argentina Centro de Medios Independientes (( i ))


Direcci髇 remitente:
Direcci髇 destinatario:
Asunto:
Cometario para introducir el correo:


http://argentina.indymedia.org/news/2009/05/671823.php Enviar comentarios por correo electr髇ico.

Chile: Comunidad Ancomarca ante decisi贸n del CERD a prop贸sito de sus aguas y subsistencia
Por COMIT脡 DE DEFENSA DE LOS RECURSOS NATURALES - Monday, May. 18, 2009 at 10:12 AM
medinrita@gmail.com

Declaraci贸n p煤blica

揅ODERNA - COMIT DE DEFENSA DE LOS RECURSOS NATURALES DE ANCOMARCA
AFILIADO AL AYMAR MARKA JACHA ULAKA PARLAMENTO DEL PUEBLO AYMARA

El 13 de marzo de 2009 el Comit para la eliminaci髇 de la discriminaci髇 racial de la ONU resolvi una queja, bajo el procedimiento de alerta temprana y acci髇 urgente, que la Comunidad de Ancomarca present el 22 de febrero de 2006. A ese prop髎ito, la Comunidad declara lo siguiente:

1) La Comunidad de Ancomarca existe desde tiempos inmemoriales y, en 1911, le fue concedido un T韙ulo de Merced por el Gobierno de Chile porque, en ese tiempo, ese pa韘 ocupaba nuestro territorio (lo hizo por m醩 de 50 a駉s); el t韙ulo fue otorgado a 36 jefes de familia como t韙ulo comunitario; ahora son m醩 de 200 familias. En el Tratado de 1929 entre Chile y Per (que puso fin a la Guerra del Pac韋ico) se estableci, claramente, en una cl醬sula, que ambos Estados se compromet韆n a respetar los t韙ulos otorgados en aquella 閜oca.

2) La tierra de Ancomarca nos pertenece desde siempre, es nuestra madre, nuestro sustento; all est醤 y viven nuestra historia y nuestra memoria; all tambi閚 viven nuestra lengua y nuestras tradiciones; por ello, protegemos nuestra tierra porque es nuestra vida, porque somos parte de ella, sin ella no somos nada. Nuestra tierra es alimentada por varios bofedales interconectados lo que permite la vida humana y la existencia de una flora y una fauna particulares. En nuestra tierra, la 鷑ica actividad de sustento humano es la crianza de alpacas, llamas, algunas ovejas y unos pocos animales m醩 peque駉s; los pastizales dependen de los bofedales, nuestros animales dependen de los pastizales, y nosotros dependemos de los animales.

3) Los bofedales de Ancomarca (importantes, vitales y fr醙iles) son parte de un ecosistema alto朼ndino complejo que, normalmente, se nutr韆 de tres fuentes: agua superficial, aguas subterr醤eas y agua pluvial. Ha sido demostrado que los bofedales son important韘imos reguladores clim醫icos alto朼ndinos y para nosotros son la fuente de nuestra vida.

4) Como es sabido, hace 55 a駉s empezaron a instalarse en la regi髇 compa耥as mineras para explotar yacimientos de cobre y oro, para ello necesitan grandes cantidades de agua que 杣na vez utilizada queda, irremediablemente, contaminada. Hace 45 a駉s, un proyecto gubernamental (apoyado por las compa耥as mineras) desvi el R韔 Uchusuma lo que, inmediatamente, repercuti en la calidad de los pastizales y signific una disminuci髇 de la capacidad ganadera y de la diversidad biol骻ica de todo el ecosistema donde se encuentra Ancomarca. As, se priv al sistema de bofedales de gran parte de la fuente superficial que lo nutr韆, este fue el primer atentado grave a nuestra forma de vida tradicional porque afect, directamente, nuestra econom韆.

5) El segundo acto se produjo, hace 23 a駉s, con la puesta en pr醕tica del Proyecto Especial Tacna (PET), proyecto gubernamental que fue argumentado por la necesidad de abastecer de agua potable a la Ciudad de Tacna y asegurar su desarrollo; esto signific que se construyeran 30 pozos de extracci髇 de aguas subterr醤eas, de los cuales 13 se encuentran en Ancomarca. As se priva el sistema de bofedales de otra de sus fuentes nutrientes.

6) Los cambios provocados en la flora (principalmente, pastos y arbustillos) y fauna (principalmente, peque駉s herb韛oros y avifauna alto朼ndina) de los bofedales indican que tambi閚 podr韆 variar el r間imen de lluvias y/o disminuir considerablemente.

7) Pensamos que la extracci髇 de aguas es, principalmente, para entregarlas a compa耥as mineras y esto es un acto discriminatorio grave, pues mata nuestra tierra, mata nuestros animales y nos condena como comunidad humana; es decir, llegamos a la conclusi髇 que el acto discriminatorio que se est cometiendo contra nuestra Comunidad es deliberado y que est arrastrando a nuestra comunidad a condiciones de existencia que, a mediano o largo plazo, van a desembocar en nuestra destrucci髇 f韘ica, total o parcial.

8) Las autoridades gubernamentales 朿ontra toda l骻ica han negado la relaci髇 entre la extracci髇 de aguas subterr醤eas y la disminuci髇 de la cantidad y calidad de los pastizales que alimentan a nuestros animales. Pero, la Madre Tierra nos ayud a mostrar la verdad: en 2001 hubo un terremoto que destruy el canal que llevaba las aguas hacia las tierras bajas de la costa; la reparaci髇 demor m醩 de 6 meses, durante ese tiempo que no hubo extracci髇 de aguas, los pastizales reverdecieron y se pudo demostrar que la 搗erdad cient韋ica que argumentaban las autoridades era un enga駉.

9) Las autoridades gubernamentales no pueden demostrar que no existe intenci髇 de destruir nuestra Comunidad porque eso equivaldr韆 a decir que no saben o ignoran lo que significa e implica el agua para la especie humana y que no saben o ignoran que del agua dependen todas las formas de vida del planeta Tierra. O, podr韆 ser, una manera de confesar que, simplemente, desconocen los instrumentos (tratados, declaraciones y otros compromisos) internacionales que han firmado o ratificado, donde con claridad figuran 杝in ning鷑 tipo de discriminaciones los derechos a la vida, al agua, a la salud y a vivir en un medio ambiente sano.

10) Frente a la situaci髇 descrita, agotamos todos los recursos internos para buscar una soluci髇 justa y digna, es decir, humana. La cronolog韆 de las principales acciones emprendidas, a trav閟 de CAPAJ, es la siguiente:

a) la Comunidad mediante Memorial del 14 de diciembre de 1997 solicit el sellado de los pozos de extracci髇 de aguas subterr醤eas al Ministro de Agricultura y, directamente, al 髍gano competente INRENA (Instituto Nacional de Recursos Naturales);

b) el 23 de febrero de 1999, el INRENA, dispuso que el Proyecto Especial Tacna (PET) cumpla con los requisitos ambientales antes de continuar la extracci髇 de agua subterr醤ea; lo que no se cumpli;

c) el 2 de Agosto de 1999 la Comunidad solicita, nuevamente, al INRENA y al Ministro de Agricultura el sellado de los pozos porque est醤 causando la sequ韆 de sus bofedales;

d) el 31 de Agosto de 1999, en el Congreso de la Rep鷅lica, el Presidente de la Comisi髇 de Derechos Humanos, solicit la conformaci髇 de una subcomisi髇 investigadora para el caso Ancomarca; dicha petici髇 fue denegada por el Congreso;

e) el 24 de Abril del 2000 el Ministro de Agricultura vuelve a oficiar al INRENA para que imponga al PET el cumplimiento de las normas ambientales; asunto que no se hizo;

f) el 28 de Junio de 2000 la Defensor韆 del Pueblo del Per emite un informe sobre una queja interpuesta por la Comunidad donde concluye que el Instituto Nacional de Desarrollo (INADE), ejecutor del PET, no tiene estudio de impacto ambiental aprobado por la autoridad competente y no tiene registrado los pozos de extracci髇 de agua subterr醤ea en la Intendencia Nacional de Recursos H韉ricos; estos requisitos no se cumplieron;

g) tambi閚, el 28 de Junio del a駉 2000 el Director Ejecutivo del INADE, de quien depende el PET, fue notificado por la Defensor韆 del Pueblo, para que cumpla con regularizar las infracciones del PET; esto tampoco se cumpli;

h) el 17 de enero del a駉 2001, en el Congreso se acoge una moci髇 de investigaci髇 al PET y se detecta que las obras del proyecto no cuentan con autorizaci髇 y usan dineros p鷅licos sin rendir cuentas; e,

i) el 21 de Junio de 2005, la Sala Penal de la Corte Superior de Justicia de Tacna, declara infundado el recurso de queja e impide que el caso sea elevado a la Corte Suprema de la Rep鷅lica, bajo causal de falta de requisito de perjudicialidad.

11) Dado lo anterior, con fecha 22 de febrero de 2006, a trav閟 de CAPAJ, presentamos al Comit para la eliminaci髇 de la discriminaci髇 racial (CERD), que se ocupa de la aplicaci髇 del la Convenci髇 internacional sobre todas las formas de discriminaci髇 racial, una queja bajo el procedimiento de Alerta temprana y Acci髇 urgente previsto por ese 髍gano de la ONU.

12) En resumen, nuestra queja ante el CERD puede precisarse en los siguientes puntos:

a) la extracci髇 de las aguas de los bofedales es un acto discriminatorio que atenta contra la vida de nuestra Comunidad porque, al privarnos de agua, nos privaban de la vida porque dependemos de nuestros animales; adem醩 es un grave atentado a todo el ecosistema donde se encuentra nuestra Comunidad;

b) no hubo ninguna consulta a la Comunidad para iniciar los trabajos de extracci髇 de agua;

c) en nuestros reclamos se nos neg nuestra condici髇 de ind韌enas y de los derechos, particulares y espec韋icos, previstos en instrumentos de los cuales Per es parte o adherente;

d) el hecho que se nos niegue nuestro derecho a nuestro principal medio de subsistencia (nuestros animales) es un delito grave tipificado en el derecho internacional de los derechos humanos;

e) solicitamos el fin de todos los actos y medidas de represi髇 de que ha sido v韈tima la Comunidad, sus dirigentes o sus representantes.

f) exigimos nuestro derecho a la vida y a seguir existiendo en tanto Comunidad ind韌ena en nuestra tierra, con nuestra lengua, con nuestra manera de vivir y de respetar la Madre Tierra porque queremos vivir en paz y trasmitir a nuestros hijos y nietos lo m醩 sagrado que tenemos: nuestra tierra y nuestra dignidad.

13) Tambi閚, en nuestra queja, solicitamos al CERD que conmine a las autoridades gubernamentales peruanas a:

a) suspender la extracci髇 de aguas subterr醤eas (sellado de los pozos);

b) reparar los da駉s y perjuicios causados a nuestra Comunidad;

c) pedir excusas a la comunidad internacional por su comportamiento discriminatorio; y,

d) dejar sin efecto todas las medidas represivas.

14) En una carta fechada el 13 de marzo de 2009 dirigida al Sr. Embajador de Per ante las Naciones Unidas en Ginebra, la Sra. Presidenta del CERD, en lo que respecta a Ancomarca, dice:

獷xcelencia:

Tengo el honor de dirigirme a Ud. para informarle que en el curso de su 74 per韔do de sesiones, el Comit continu la consideraci髇 de la situaci髇 de la comunidad Ancomarca de la Provincia de Tacna bajo su procedimiento de Alerta Temprana y Acci髇 de Urgencia, a la luz de la informaci髇 actualizada presentada por CAPAJ [...]

[...]

Con referencia al caso de la Comunidad de Ancomarca de la Provincia de Tacna, el Comit ha recibido informaci髇 en relaci髇 a los 鷏timos acontecimientos ocurridos en la comunidad de Ancomarca (Tacna朠er) en diciembre de 2008. De acuerdo con dichas informaciones, el gobierno de Per habr韆 permitido que cuatro pozos m醩 en el territorio de la comunidad denominada Ayro estuvieran en funcionamiento para extraer agua subterr醤ea en los territorios de Ancomaraca, sin avisar a los afectados, causando sequ韆 en dichas tierras y dejando a los habitantes sin agua para beber. Seg鷑 la misma fuente, la extracci髇 de agua es ilegal de conformidad con la legislaci髇 de Aguas de Per ya que para realizarlo se requiere una Resoluci髇 de la Intendencia de Recursos Naturales (INRENA), la cual no existir韆.

Ante lo expuesto anteriormente, el Comit urge al Estado parte a que tome las medidas necesarias para garantizar el uso y disfrute de las aguas a los habitantes de la Comunidad Ancomarca y que proceda a la suspensi髇 de la extracci髇 de las aguas subterr醤eas de dicha comunidad. Adem醩, el Comit alienta al Estado parte a que tome medidas para reparar los da駉s y perjuicios causados a la comunidad.

[...]

Aprovecho la oportunidad para expresar a Su Excelencia la seguridad de mi consideraci髇 m醩 distinguida.

15) Del texto citado es necesario retener y destacar que el CERD 朼 la luz de las disposiciones de la Convenci髇 y de la reclamaci髇 presentada y de las informaciones entregadas por las autoridades gubernamentales concluye diciendo:

玔... E]l Comit urge al Estado parte a que:

[a] tome las medidas necesarias para garantizar el uso y disfrute de las aguas a los habitantes de la Comunidad Ancomarca;

[b] proceda a la suspensi髇 de la extracci髇 de las aguas subterr醤eas de dicha comunidad; [y,]

[c] alienta al Estado parte a que tome medidas para reparar los da駉s y perjuicios causados a la comunidad.

16) Se debe precisar que el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Espa駉la, con respecto al verbo urgir dice:

玔...] del lat韓 urgēre, pedir o exigir algo con urgencia o apremio; conducir o empujar a alguien a una r醦ida actuaci髇; dicho de una cosa: instar o precisar a su pronta ejecuci髇 o remedio; dicho de la ley o de un precepto: obligar con apremio.

17) Dada la definici髇 citada es, absolutamente, claro el car醕ter de las acciones que el CERD solicita a las autoridades gubernamentales peruanas en tanto representantes de un Estado Parte en la Convenci髇 y cualquier discusi髇 sobre el alcance y significado del verbo urgir no ser韆 m醩 que una burda manera de ignorar el llamado del Comit y pisotear 杣na vez m醩 los derechos de la Comunidad.

18) Cuando el Comit urge al Estado a que 玹ome las medidas necesarias para garantizar el uso y disfrute de las aguas a los habitantes de la Comunidad Ancomarca, est indicando que el Estado:

a) debe adoptar decisiones, reglamentos y disposiciones eficaces, oportunos y adecuados, con car醕ter urgente, para que la Comunidad disponga de agua necesaria para la vida humana, los animales dom閟ticos y el mantenimiento del ecosistema del bofedal incluida su diversidad biol骻ica; y,

b) tiene la obligaci髇 de garantizar (dar garant韆s) de conformidad con las disposiciones de la Convenci髇 y de otros instrumentos internacionales (entre otros, el Convenio N169 de la OIT, la Declaraci髇 de la ONU sobre los derechos de los pueblos ind韌enas y la Convenci髇 sobre los humedales de importancia internacional, especialmente como h醔itat de aves acu醫icas) de los cuales Per es parte e incluidos tambi閚 las declaraciones y los programas de acci髇 de las conferencias internacionales (R韔 de Janeiro (1992), Viena (1993), El Cairo (1994), Copenhague (1995), Beij韓 (1995), Estambul (1996), Roma (1996), Johannesburgo (2001) y Durban (2002).

19) Cuando el Comit urge al Estado a que 玴roceda a la suspensi髇 de la extracci髇 de las aguas subterr醤eas de dicha comunidad, esta indicando que el Estado:

a) debe proceder (hacer algo conforme a raz髇, derecho, mandato, pr醕tica o conveniencia, seg鷑 el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Espa駉la) 玜 la suspensi髇 de la extracci髇 de aguas subterr醤eas y, al no especificar, se refiere a los pozos y a toda otra forma, mecanismo o procedimiento que implique o tenga como resultado extracci髇 de aguas de la Comunidad;

b) debe proceder a sellar los pozos construidos para extraer agua que es la base de la vida de la comunidad y del ecosistema;

c) debe tener presente que a la acci髇 a que est conminado es doble, es decir, suspender los pozos que est醤 en funcionamiento y, en toda l骻ica, los que tenga planificados y toda otra forma, mecanismo o procedimiento que implique o tenga como resultado extracci髇 de aguas de la Comunidad;

d) en caso que necesitara m醩 precisi髇, la frase citada significa: no continuar a sacar agua.

20) Cuando el Comit, adem醩, alienta al Estado a que, con el mismo car醕ter (urge) indicado, 玹ome medidas para reparar los da駉s y perjuicios causados a la comunidad, est indicando que el Estado:

a) debe adoptar decisiones, reglamentos y disposiciones eficaces, oportunos y adecuados, con car醕ter urgente, para resarcirla in integrum por los da駉s causados a las personas, los animales dom閟ticos y al ecosistema del bofedal; y,

b) debe tener presente que, en derecho, da駉 es un delito consistente en causar deterioro de manera deliberada en la propiedad ajena; perjuicio es el detrimento patrimonial que debe ser indemnizado por quien lo causa y/o indemnizaci髇 que se ha de pagar por este detrimento; y, reparar da駉s y perjuicios es la compensaci髇 que se exige a quien ha causado un da駉, para reparar este.

21) Para evitar especulaciones, apropiaciones e interpretaciones fuera de contexto se debe decir que los Miembros del CERD son expertos (eminentes juristas y de otras profesiones que provienen de todas las regiones del mundo) que tienen por misi髇 velar por la aplicaci髇 de todas las disposiciones de la Convenci髇 y, despu閟 de haber estudiado tanto la queja (documentos, fotos y testimonios) como las informaciones proporcionadas por las autoridades gubernamentales, redactaron el texto decisorio que aqu se ha citado y comentado.

22) Indudablemente, el texto del Comit lleva impl韈ito un mensaje para las autoridades gubernamentales en el sentido de recordarles:

a) que el, solemne, compromiso adquirido frente a la comunidad internacional, con la ratificaci髇 de la Convenci髇, significa no aceptar, tolerar, promover y/o proteger, por acci髇 u omisi髇, cualquier acto que cree, mantenga o perpet鷈 discriminaci髇;

b) que otros instrumentos (por ejemplo, el Convenio N169 de la OIT y la Declaraci髇 de la ONU sobre los derechos de los pueblos ind韌enas), frente a proyectos que afecten directamente tierras y territorios ind韌enas, establecen, como condici髇, la consulta previa e informada a los afectados;

c) que el agua es un elemento vital para la vida;

d) que privar a una comunidad de sus aguas para beber y de su fuente principal de subsistencia (los cam閘idos y otros animales) es un acto discriminatorio grave.

23) Sin ninguna duda, se buscar醤 todas las excusas y explicaciones (asta se podr argumentar la soberan韆 de la Patria!) para atenuar el significado, el contenido y retardar o negar la implementaci髇 del texto del CERD, pero su cumplimiento es un compromiso internacional adquirido en el momento que la Convenci髇 fue ratificada por Per.

24) Visto todo lo anterior, hacemos un llamado a las autoridades gubernamentales a actuar de buena fe para, sin negar o disminuir ninguno de los puntos, establecer un mecanismo conjunto para implementar, lo m醩 r醦idamente posible, lo establecido por el CERD en su carta del 13 de marzo de 2009.

25) Hacemos tambi閚 un llamado a la ONU para que 朼 trav閟 de sus 髍ganos especializados o por designaci髇 especial nos facilite la asistencia necesaria para que:

a) la garant韆 del uso y del disfrute de las aguas sea una realidad visible y mesurable;

b) la verificaci髇 de la suspensi髇 de la extracci髇 de aguas subterr醤eas sea comprobable; y,

c) sugiera un mecanismo eficaz para establecer los da駉s y perjuicios y proponer, en discusi髇 y acuerdo con la Comunidad, una forma, justa y equitativa, de resarcimiento.

26) Finalmente, saludamos el trabajo hecho por el CERD; agradecemos a las personas y organizaciones (nacionales y extranjeras) que nos ayudaron y se solidarizaron con nuestras reivindicaciones; y, agradecemos y felicitamos a CAPAJ por el formidable, profesional y eficaz trabajo realizado.

Ancomarca, 25 de marzo de 2009.

Siguen firmas y comunicados.

agrega un comentario



Copyleft 2001-2018 Argentina Centro de Medios Independientes (( i )). Copyleft: Se permite la copia, distribuci髇 y uso de los contenidos de Indymedia Argentina, siempre y cuando NO se utilice con fines comerciales, a no ser que se obtenga permiso expreso del autor y en todos los casos se reconozca la autor韆 (poniendo como fuente https://argentina.indymedia.org ). Las opiniones o art韈ulos vertidos por lxs visitantes o colaboradorxs en el sitio pueden no reflejar las ideas de Indymedia Argentina. Usamos software libre. sf-active v0.9.4 Descargo | Privacidad