Argentina Centro de Medios Independientes (( i ))


El artículo original está en http://argentina.indymedia.org/news/2004/07/208622.php Imprimir comentarios.

Proyecto de Repudio Fallo contra la familia Mapuche Curiñarco – Nahuelquir
Por Autodeterminación y Libertad - Sunday, Jul. 11, 2004 at 7:24 AM

Presentado el 5 de julio de 2004 (expte. 4013 – D – 04)

 

Proyecto de Repudio Fallo contra la familia Mapuche Curiarco Nahuelquir y a favor de la multinacional Benetton

 

 

PROYECTO DE DECLARACIN

 

La Cmara de Diputados de la Nacin

 

DECLARA:

 

 

 

 

Su profundo rechazo al fallo emitido por el Juzgado Correccional

 

de Esquel, provincia de Chubut, a cargo del juez Jorge Eyo,

 

desconociendo los legtimos derechos a su tierra de la familia

 

mapuche de Atilio Curianco y Rosa Ra Nahuelquir y haciendo

 

lugar a los cuestionados ttulos de la Compaa de Tierras Sud

 

Argentino, propiedad de la multinacional Benetton.

 

 

Carlos Tinnirello Luis Zamora Marta DeBrasi

 

AUTODETERMINACIN Y LIBERTAD

 

 

Presentado el 5 de julio de 2004 ( expte. 4013 D 04)

FUNDAMENTOS

 

 

Seor Presidente:

El Juzgado Correccional de Esquel, provincia de Chubut, en un reciente pronunciamiento desconoci los derechos a su tierra invocados por la familia mapuche de Atilio Curianco y Rosa Ra Nahuelquir sobre un predio denominado Santa Rosa, ubicado en las inmediaciones de la llamada Colonia o Estancia Lepa, del paraje Leleque, en la citada provincia. La Compaa de Tierras Sud Argentino, de la multinacional Benetton se atribuye la propiedad de la estancia y considera que el citado predio Santa Rosa est dentro de ella. El Juzgado, en juicio sumarsimo y sin dar lugar a una etapa probatoria amplia, hizo lugar a los requerimientos de la empresa extranjera.

 

A comienzos del 2002 la familia de Curianco y Nahuelquir present un pedido por escrito para ocupar un terreno fiscal en el rea que habitaron sus ancestros ante el Instituto Autrquico de Colonizacin (IAC) de la provincia de Chubut.

Luego de que pasaran seis meses sin obtener respuesta oficial escrita la familia ocup el predio de unas trescientas hectreas que se hallaban vacas, sin mensura y mejora alguna. Verbalmente se les autoriz a hacerlo. Nosotros tenemos la posesin de esas tierras porque adems de haber pertenecido a nuestros ancestros nos fueron otorgadas por el Instituto Autrquico de colonizacin de la provincia, declar Curianco. (Clarn, 27 05 04).

Levantaron una vivienda precaria de chapa, criaron ganado, araron, sembraron y repararon alambrados sobre unas diez hectreas.

Dos meses despus una docena de policas, armados y con perros, irrumpi en el terreno, en la zona de Leleque, y los desaloj, argumentando que perteneca a una finca del grupo Benetton. (Benetton gana, mapuches pierden en Argentina; IPS, 1 6 - 04).

La empresa haba demandado penalmente por usurpacin a la familia mapuche y civilmente para obtener la restitucin definitiva del predio en cuestin.

El ex -juez Jos Colabelli, que haba entendido originalmente en las causas, con la excusa de una medida cautelar, orden ese inhumano desalojo de la familia que tuvo que dejar todas sus pertenencias las que pudo retirar mucho despus- y abandonar las mejoras realizadas.

Colabelli fue luego destituido por un tema similar: haba ordenado el desalojo de una familia aborigen en el paraje Vuelta del Ro, cercano a Esquel, Las comunidades mapuches pidieron un juicio poltico que se realiz en Rawson y termin con la carrera del juez (Clarn, edic. cit.)

En ese caso las familias tuvieron apoyo de vecinos, resistieron y el juez fue denunciado.

El juez correccional- Jorge Eyo, que entendi luego, acaba de pronunciarse concediendo los derechos de posesin de las trescientas hectreas disputadas a la compaa de los Benetton a pesar de los cuestionados y dudosos ttulos acompaados. En cuanto a la causa penal absolvi a la familia mapuche.

Cabe destacar que las 300 hectreas forman parte de las ms de 180.000 hectreas cuya propiedad se atribuye Benetton solamente en Leleque y de las ms de 900.000 Ha. que tiene en el pas.

En el juicio, la defensa a cargo del doctor Gustavo Macayo, impugn que se utilizara un procedimiento sumario en sede penal para una reclamacin civil lo que impidi, entre otras cosas, la produccin amplia de prueba no tanto para acreditar los derechos de Curianco y Nahuelquir pertenecientes al pueblo originario mapuche que nunca de dej de reclamar esas tierras sino sobre todo para descalificar los supuestos ttulos acompaados por la Compaa denunciante y el marco constitucin y legal que otorga derechos a la familia denunciada.

Las profundas restricciones impuestas al derecho de defensa de la familia mapuche fueron expuestas por el doctor Macayo en el proceso.

 

Asimismo el doctor Macayo explicit los fundamentos para rechazar el reclamo empresario.

 

- La actora (empresa propiedad de los Benetton) es una empresa fantasma de la que se sabe que tiene 900.000 ha. en el pas pero se ignora quienes son sus socios, los titulares de las acciones, etc.

- El ttulo invocado en el expte. se pretendi probar con una fotocopia borrosa basada en una donacin de unas 900.000 ha. otorgada por el entonces presidente Uriburu en 1896 a diez ciudadanos ingleses en fracciones de unas 90.000 ha. cada una (algunas ms, otras menos).

- La escritura se hizo ante un escribano de Capital Federal violando la ley entonces vigente que obligaba escriturar esas donaciones ante el Escribano General de Gobierno.

- De acuerdo a la legislacin vigente una persona o sociedad no poda adquirir (menos recibir en donacin) una superficie mayor a 40.000 ha. y tampoco dos lotes.

- Las donaciones no poda superar superficies de un cuarto de legua o seiscientas veinticinco hectreas.- Si se vendan (que no es el caso ya que se trat de una donacin) se deban realizar en remates pblicos con base mnima y el Estado no poda rematar ms all de un mximo por ao que le fijaba la normativa en vigor; precisamente para evitar la adquisicin de superficies -como las del caso- de 900.000 ha. por un solo particular.

- En las estancias que se mencionan en la donacin se encuentran la estancia Leleque, la estancia Lepa y otras dejando constancia en la escritura que se entregan con mejoras includas cuando hasta el da de hoy la mayor parte de esas estancias carecen de mejora alguna.

- en la fotocopia del ttulo (recuerdo de estado borroso) figura luego una transferencia de estos ciudadanos ingleses a un apoderado de la Compaa de Tierras. As se consuma el apoderamiento de 900.000. ha. a nombre de esa sociedad siempre que se acepte como vlido el borroneado ttulo acompaado.

- no se acredit en juicio que la compaa estuviera inscripta en la Inspeccin de Personas Jurdicas y en la Inspeccin de General de Justicia de la Nacin. En la provincia de Chubut s se constat que no est inscripta en ningn registro.

- llama la atencin que una empresa que posee -segn invoc en el juicio- centenares de miles de ha., haya realizado desde 1896 las actividades

agropecuarias, de exportacin e importacin que describi en juicio, no est inscripta en ningn registro de los citados.

- en los certificados del registro de propiedad inmueble presentados por la empresa de la estancia Lepa y de la estancia Leleque (de 96.000 ha. una y de 85.000 ha. la otra) figura la obligacin de mensurar. Se refiere a la mensura perimetral ( mensura sobre el alambre). En ninguna de las dos estancias se realiz la mensura exigida. Como lo seal el doctor Macayo esa mensura se exige para certificar que lo que est dentro del alambre es igual a lo que est en el ttulo. As de elemental. Si las estancias de las que la Compaa de Tierras dice ser propietaria no estn mensuradas cmo puede determinarse que la finca que se exige restituir a la familia mapuche se encuentra dentro de esas estancias?. Un error de apenas el 1% en una superficie de 96.000 ha. implica nada ms y nada menos que 960 ha.. Cmo asegurar que el predio Santa Rosa se halla dentro o fuera de la estancia Lepa?

- Cmo aceptar sin ms que se invoque un ttulo donde un presidente de la Nacin violando los mecanismos legales vigentes de la poca- done en un solo da una quinta parte de la provincia de Chubut?, cuando la poltica de donar se justificaba con el objetivo de poblar o sea con muchas familias. Por eso estaba prohibido la donacin o cesin de superficies ms amplias.

- la ley de tierras (3675) de la provincia prohibe a las sociedades annimas o a aquellas en las que no se conozcan los titulares de las acciones, ser titulares de tierras fiscales.

- el IAC no respondi a la familia Curianco porque ese organismo sabe que no existe mensura perimetral en las estancias en cuestin y por lo tanto no poda saber si el predio de Santa Rosa estaba o no dentro de la estancia Lepa.

- la Constitucin provincial establece que la tierra debe tener una funcin social por lo que, aunque el Juzgado entendiera que el predio se halla dentro de la estancia Lepa, la circunstancia de que en Santa Rosa las nicas mejoras, esfuerzos, inversiones, emprendimiento productivo las realizaran la familia mapuche, a esa tierra, los nicos que les dieron funcin social fue la pareja Curianco Nahuelquir.

- es decir llevaron adelante en dos meses lo que los ingleses y luego los Benetton no hicieron en ms de cien aos.

 

 

Finalmente en 1991, es decir durante la dcada infame correspondiente al gobierno de Carlos Menem, los Benetton se apropian -de formas no investigada hasta la fecha- de la Compaa de Tierras Sud Argentino.

 

Esta expulsin de la familia mapuche de la tierra de sus ancestros merece el ms grande de los repudios. Lo descripto despierta una profunda indignacin.

Como es sabido la colonizacin europea de las tierras de Amrica fue realizada en base a un exterminio de ms de cincuenta millones de sus habitantes originarios. Fue el ms grande genocidio cometido.

El territorio mapuche fue defendido por su pueblo. Espaa no logr derrotar esa resistencia. El Wallmapu, territorio de la Nacin Mapuche, subsisti integrado tanto por sus extensiones en Argentina como por las de Chile.

 

El territorio del lado argentino Puelmapu- fue anexado por la fuerza mediante otro genocidio. Fue consecuencia de la llamada Conquista del desierto. Efectivamente para la oligarqua argentina esa tierra estaba desierta. Slo haba que conquistarla.

Julio A. Roca, considerado por la oligarqua y la historia oficial, el hroe de esos robos y asesinatos masivos expona as ante el Congreso Nacional: En la superficie de quince mil leguas que se trata de conquistar, comprendida entre los lmites del Ro Negro, los Andes y la actual lnea de fronteras, la poblacin indgena que la ocupa, puede estimarse en 20.000 almas, en cuyo nmero alcanzan a contarse de 1.800 a 2.000 hombres de lanza... Su nmero es bien insignificante en relacin al poder y a los medios

que dispone la Nacin. Tenemos seis mil soldados armados con los ltimos inventos modernos de la guerra, para oponerlos a dos mil indios que no tienen otra defensa que la dispersin, no otras armas que la lanza primitiva (Informe del general Roca al Congreso en 1875).

 

Una vez consumado el sangriento despojo Roca se vanaglori ante la oligarqua: La ola de brbaros que ha inundado por espacio de siglos las frtiles llanuras ha sido por fin destruda. (Bayer)

El saqueo a los pueblos originarios genocidio mediante- abri paso al latifundio, la especulacin, el peculado, la corrupcin. Como lo seala Odonne el Estado se desprendi en 1885 a favor de 541 particulares de

4.750.471 hectreas.(Jacinto Odonne, La Burguesa Terrateniente, pg.218). Milcades Pea remarca S, no hay ningn error: 4.750.471 hectreas entre 541 personas. (De Mitre a Roca, pg.78)

 

Entre 1876 y 1903, en menos de treinta aos, el Estado regal, o vendi por monedas, 41.787.023 hectreas a 1843 personas. (Milcades Pea, ob.cit., pg.79). Recordemos que el genocidio se justific argumentando que lo se pretenda era poblar la Patagonia.

 

Como lo seal Mauro Milln, de la organizacin de Comunidades Indgenas Mapuche Tehuelche 11 de Octubre, en el siglo XIX, Argentina se abra a la inmigracin extranjera, pero a los indgenas nos exterminaban, por eso se obsequiaron las tierras de la Patagonia a los ingleses con todas nuestras comunidades en el interior. (IPS; 1 6 04).

 

El presidente Jurez Celman, en 1888, sealaba que: Dicen que dilapido la tierra pblica, que la doy al dominio de capitales extranjeros: sirvo al pas en la medida de mis capacidades. Pellegrini mismo acaba de escribirme que la venta de 24.000 leguas sera instalar una nueva Irlanda en la Argentina. Pero no es mejor que esas tierras las explote el enrgico sajn y no que sigan bajo la incuria del tehuelche?. Por supuesto que el hroe el genocida Roca- fue debidamente premiado. Se qued con una ddiva de quince mil hectreas. (Bayer)

Entre esas tierras se encuentran las entregadas a ciudadanos ingleses cuyos espurios ttulos teidos de sangre, ilegalidad y fraude- invocan con cnico ardor los Benetton.

 

Entre las numerosas voces de repudio que est mereciendo el pronunciamiento judicial cabe destacar el del Tercer Futa Trawn

(Tercer Parlamento Mapuche), celebrado los das 17 y 18 de abril de 2004, en el que se explicitaron los reclamos de ese pueblo originario y donde se expres, en lo que aqu respecta, que Este Futa Trawn destaca

la dignidad de nuestros hermanos, a quienes la Compaa de Tierras del Sud Argentinos intent extorsionar al ofrecer su renuncia a la accin penal

a cambio de que ellos dejaran sin efecto su reclamo territorial. La negativa de los Curianco Nahuelquir fue tan enrgica y rotunda que se escuch hasta en Italia. Sus ecos todava se perciben sobre las 900.000 hectreas que posee la compaa e incluso en el lejano Treviso, base de operaciones de Benetton. El gesto de nuestros hermanos se relaciona con la mejor tradicin de lucha que aprendimos de nuestros antepasados.

 

Por su parte la Asociacin de Abogados de Buenos Aires calific como una obscenidad los procesos de usurpacin y los consider una prolongacin en el tiempo de la brutalidad cometida contra los pueblos originarios desde la conquista colonial pasando por lo denominado eufemsticamente conquista del desierto y llega hasta nuestros das... . Instamos en forma vehemente -agrega la Asociacin- a que el Congreso Nacional cumpla con su obligacin y ejercite sus facultades para hacer expreso y operativo el reconocimiento de sus preexistencias tnicas y cultural.

 

A estos derechos vulnerados se refiri tambin la Iglesia Catlica de Bariloche en cuanto considera que no se reconoce a los pueblos indgenas el derecho preexistente tanto en la propiedad de la tierra como en la autoridad sobre sus recursos (Diario El Chubut, 27 de junio de 2004.)

 

Es que sigue como letra muerta lo preceptuado por la propia Constitucin Nacional, segn la reforma introducida en 1994 y violentada por el pronunciamiento judicial que propiciamos repudiar por el presente proyecto- en cuanto establece el reconocimiento ya aludido por la Asociacin de Abogados y luego agrega que se debe asimismo reconocer...la posesin y propiedad comunitarias de las tierras que tradicionalmente ocupan; y regular la entrega de otras aptas y suficientes para el desarrollo humano; ninguna de ellas ser enajenable, trasmisible ni susceptible de gravmenes o embargos. (art.75, inc. 17 de la C.N. Atribuciones del Congreso).

 

Entendemos que todos los supuestos ttulos de propiedad de estas sociedades annimas deben caducar por muchas razones pero especialmente por sus orgenes ilegtimos y por violentar normas constitucionales..

Por otra parte como lo seala recientemente la organizacin Enlace Mapuche Internacional Los Mapuches siempre han cuestionado la legalidad de los ttulos de propiedad que estas empresas dicen tener y sostenido que esas tierras...les pertenecen. Las comunidades mapuches han reiterado que jams han renunciado a la pertenencia de esos territorios; que seguirn exigiendo se les restituya y se han comprometido a no detener su lucha, hasta que el Estado Argentino les reconozca el derecho a vivir en las tierras de sus ancestros. (Comunicado de prensa;10 de junio de 2004). El pueblo Mapuche nunca dej de reclamar por las tierras de sus ancestros y sus derechos brutalmente desconocidos.

De otra forma lo expresa Milln, su vida y la de su familia: El problema lleva ms de un siglo y continuar, por la precaria situacin legal de los indgenas respecto de sus tierras. Sus abuelos, record, fueron desalojados de un predio comunitario, y sus padres fueron empleados de una hacienda de la Compaa de Tierras Sud Argentino. (IPS; 1 6 04).

 

Como un aporte a esa lucha propiciamos la sancin de este proyecto de repudio a un fallo escandaloso que profundiza la injusticia de la situacin planteada.

 

Osvaldo Bayer refirindose a este fallo judicial y a la necesidad de rechazarlo expres que tienen que expedirse los diputados y los senadores nacionales. Hay un camino legal sagrado: el hacer respetar la limpia dignidad de los pobladores de estas tierras....Antes que los dlares de Benetton, los sentimientos y los derechos de Atilio Curianco y Rosa Nahuelquir. La tica. (Pgina 12).

 

Carlos Tinnirello Luis Zamora Marta DeBrasi

 

AUTODETERMINACIN Y LIBERTAD

 

 

Presentado el 5 de julio de 2004 ( expte. 4013 D 04)

agrega un comentario



Copyleft 2001-2018 Argentina Centro de Medios Independientes (( i )). Copyleft: Se permite la copia, distribucin y uso de los contenidos de Indymedia Argentina, siempre y cuando NO se utilice con fines comerciales, a no ser que se obtenga permiso expreso del autor y en todos los casos se reconozca la autora (poniendo como fuente https://argentina.indymedia.org ). Las opiniones o artculos vertidos por lxs visitantes o colaboradorxs en el sitio pueden no reflejar las ideas de Indymedia Argentina. Usamos software libre. sf-active v0.9.4 Descargo | Privacidad