Argentina Centro de Medios Independientes (( i ))


El artículo original está en http://argentina.indymedia.org/news/2004/07/211146.php Imprimir comentarios.

denuncia por alambradas en la costa del rio pilcomayo, lote 55, provincia de salta
Por fidelina diaz - Wednesday, Jul. 21, 2004 at 5:23 AM
wikina@hotmail.com ( 0353) 155-667241 bolivar 1730, villa maria, pcia de cordoba, c.p 5900

denuncia presentada ante la defensoria del pueblo de la nacion contra las alambradas de la costa del rio pilcomayo y cañadas interiores, en el chaco salteño, que impide el paso a pescadores y recolectores Samiyié y Wichí conseguir normalmente el alimento agravando la situacion de hambre ya existente.

Buenos Aires, 12 de Julio de 2004


AL DEFENSOR DEL PUEBLO DE LA NACION
Lic . EDUARDO MONDINO
S/D


Fidelina Daz, DNI N 26.714.361, del Pueblo Indgena Samiyi ( Chorote), nativa de la comunidad aborigen Misin La Paz, municipio de Santa Victoria Este, Departamento Rivadavia, Provincia de Salta, actualmente con domicilio en calle Bolvar 1730 de la ciudad de Villa Mara, provincia de Crdoba, me dirijo a esa defensora a fin de formular una QUEJA ante el incumplimiento de los artculos N 2639 y 2640 del Cdigo Civil de la Nacin en perjuicio de un conjunto de Comunidades Aborgenes pescadoras y recolectoras de las etnias Samiyi y Wich del Municipio de Santa Victoria Este, Departamento Rivadavia, Provincia de Salta, por la falta de un camino de sirga tanto en la ribera del ro Pilcomayo ( costa del Lote Fiscal Provincial N 55) , como en las aguadas interiores conexas a dicha va fluvial, en razn de lo siguiente:

ARTCULO 2639: Los propietarios limtrofes con los ros o con canales que sirven a la comunicacin por agua, estn obligados a dejar una calle o camino pblico de treinta y cinco metros hasta la orilla del ro, o del canal, sin ninguna indemnizacin Los propietarios ribereos no pueden hacer en ese espacio ninguna construccin ni reparar las antiguas que existen, ni deteriorar el terreno en manera alguna.


1) Por la orilla argentina del Pilcomayo, desde la comunidad Wich de San Luis (ubicada en el punto tripartito Arg.-Parag.-Bol) hacia el Noroeste (aguas arriba) se verifican varias posesiones o dominios ganaderos cuyas alambradas llegan hasta la lnea de ribera del ro, impidiendo el paso de los hombres pescadores aborgenes y la actividad de las mujeres recolectoras de frutas silvestres. El Cdigo Civil de la Nacin dice que los dueos de terrenos que limitan con un ro deben dejar un camino costero de 35 metros de ancho desde la lnea de ribera, pero en la realidad los postes de los alambrados avanzan hasta la punta de la barranca del Pilcomayo.
2) El camino de la costa est cortado e interrumpido por los sucesivos alambrados por lo menos en un tramo contnuo de unos 20 km. sta imposibilidad de usar el camino costero afecta a las comunidades de Pozo el Tigre, Santa Victoria Este ( donde viven mis padres y hermanos) y a las de su alrededor : La Esperanza, Caaveral, San Lorenzo, Eben Ezer, B Roberto Romero , como as tambin a La Merced (Nueva y Vieja) y a San Luis, cuyas familias ven grandemente dificultadas sus actividades normales de pesca y recoleccin de frutos, contribuyendo a acentuar la alarmante desnutricin de los nios de la zona.
Sucede que los pescadores Samiyi , utilizan las ancestrales tcnicas de pesca llamadas ijyijpen ( orillar el ro) y yiuitsi isiem (zambullir), por lo que se ven obligados ( al igual que los Wich) a caminar varios kilmetros ro arriba por la costa y luego descender corriente a favor con sus redes metidos en el agua ( suben caminando al lado del ro por tierra firme y a ritmo gil y bajan pescando por adentro del ro). Pero desde que se produjo el tendido de las mencionadas alambradas ( hace unos 4 aos) que vedan el paso por el camino alto y firme de la costa, a los pescadores no les queda ms remedio que remontar la corriente del ro caminando por abajo de la barranca, muy cerca del curso de agua y transitar descalzos por la arena y el barro blando en el cual se hunden sus pies, provocando una pesada como innecesaria marcha, mayor cansancio fsico, ms perdida de tiempo y disminucin en la cantidad de peces que capturan ( sbalos principalmente). A sto hay que agregar que en pocas de crecidas, el ro tapa la playa y no se puede tampoco caminar por all; y que al retirarse el agua, los pescadores deben esperar unos 2 meses para que se seque el suelo, y recin poder posarse sobre l. Cuando el ro baja , deja pozos de agua estancada muy ricos en peces a los cuales tampoco a veces se puede llegar caminando en el barro por debajo de la barranca, pues suele haber tambin obstculos insalvables en la playa, tales como lagunas con fauna agresiva y temida por los pescadores (vboras acuticas de gran tamao) que cortan el paso totalmente, y que sumados a los otros problemas, terminan por restringir y en algunos casos impedir que stos puedan conseguir la comida para el da. Pero los inconvenientes no terminan aqu.
Debido tambin a stas alambradas, los pescadores ms ancianos que buscan su alimento diario, al no poder caminar por la arena y el barro como lo hacen resistentemente los jvenes , para remontar el ro deben , en forma obligada e innecesaria, alargar enormemente el recorrido por tierra firme, rodeando por el sur las alambradas, desplazndose a pi o en bicicleta ms de 20 km desde sus comunidades (utilizando la ruta provincial secundaria N 54 que est dispuesta en forma casi paralela, pero alejada del ro), lo que aumenta su padecimiento. En ocasiones, cuando mis paisanos pescadores o campeadores para evitar distancias han querido cortar camino por dentro de las posesiones o dominios alambrados, incluso han sido rechazados por personas armadas contratadas por particulares.
Como ltimo recurso, ante la imposibilidad de desplazarse por el camino de la costa argentina, los pescadores se ven forzados a cruzar desde sus comunidades el ro Pilcomayo ( de unos 300 metros de ancho ) hacia el frente o la banda de la Repblica de Bolivia para remontar el ro por la senda de la costa boliviana ya que todava all no hay alambrado que moleste . Esto resulta peligroso para los pescadores pues la costa de ese pas vecino est vigilada por el ejrcito con base en el fortn El Tuscal y suelen ser confundidos con los contrabandistas que operan en esa zona. Cuando son vistos por los soldados bolivianos deben regresar sin otra opcin a la banda argentina y suspender sus actividades de pesca.


3) Otra aguada natural permanente y conectada en pocas de creciente con el ro Pilcomayo , ubicada al Norte del pueblo de Santa Victoria Este ( atrs del predio del complejo deportivo municipal), conocida como La Laguna, est totalmente alambrada en forma de cuadriltero ( de unos 3 km por 2 km) , a pesar de que el Cdigo Civil de la Nacin en su artculo N 2640 dice que debe dejarse en sus orillas un camino pblico de no menos de 15 metros de ancho en casos como ste de que el curso de agua atraviesa una poblacin.
sta alambrada afecta especialmente el paso para la actividad de los pescadores y recolectoras de frutos de las comunidades aborgenes que rodean el pueblo de Santa Victoria Este .
Hasta hace unos 3 aos , hombres y mujeres de las cercanas de ste pueblo cruzaban libremente la citada laguna (de poca profundidad) por dentro de ella para acortar camino hasta la costa del ro Pilcomayo, al Norte de Santa Victoria Este, que les quedaba as a unos 4 km de distancia.
Pero por el cerramiento de la laguna, las mujeres se han visto obligadas a cambiar su lugar de recoleccin y deben alargar ahora su recorrido unos 12 km costa abajo ( hasta cercanas de Pozo el Tigre) para buscar frutas silvestres y competir adems y sin querer con otras comunidades abajeas que tambin se rebuscan de vveres en el mismo sitio; y los hombres, como se dijo, deben alargar colosalmente su recorrido para llegar hasta el ro y procurarse el sustento.
Me consta que el caso aqu mencionado de La Laguna no es el nico, y que hay en otras partes del Lote 55 y de su vecino el Lote 14 numerosas aguadas o caadas encerradas con alambrados que impiden a los aborigenes el acceso a las mismas.

4) Los Samiyi y Wich pescadores y recolectores de subsistencia de sta zona, hasta ahora han venido esquivando todas stas dificultades y soportando los condicionamientos con mucho sufrimiento , pero la constante situacin de prdida de territorio y acceso a las aguas para realizar sus trabajos tradicionales, cada da se agrava ms y puede llegar a acarrear circunstancias mucho ms conflictivas que la actual, por lo que el Estado Nacional, en cumplimiento del artculo 4.1, 7 .2, 14. 1 y 2, 23 .1 y 32 del Convenio 169 de la OIT sobre Pueblos Indgenas y Tribales en Pases Independientes y del artculo 14 y 41 de la Constitucin Argentina, debe adoptar las medidas que se precisen.
5) No obra en mi conocimiento quin tiene el o los ttulos de dominio de las propiedades inmuebles alambradas en cuestin ( no se si el propietario es el Estado de Salta, o son particulares) por lo que desconozco quien es el que tiene que ceder la franja de terreno costero para que se habilite el camino de sirga que aqu se reclama. Tampoco tengo informacin con respecto a que la lnea de ribera del Pilcomayo haya sido delimitada por la autoridad correspondiente ( lnea a partir de la cual debe dejarse la franja que aqu se peticiona) . Solo tenemos ante nuestra vista que la falta de cumplimiento de la ley y de la constitucin nacional est agravando en forma indignante e inaceptable las ya penosas condiciones de superviviencia y de HAMBRE de los comunidades aborigenes Samiyi y Wich de la costa del ro Pilcomayo , habitantes desde hace ms de 5000 aos de ese territorio, las cuales ante el abandono por parte de las polticas oficiales y la ausencia de toda otra fuente laboral, dependen bsicamente y hasta exclusivamente de la pesca en el ro y el campeo en el monte para alimentar a sus familias en esa zona de la regin del chaco salteo.
Por todo ello considero necesario elevar sta queja ante la Defensora del Pueblo de la Nacin, solicitando su intervencin para que se resuelva favorablemente la situacin de injusticia planteada.
Agradeciendo desde ya la atencin que dispense a la presente, me despido de Ud. y lo saludo con mi ms distinguida consideracin y respeto:





FIDELINA DAZ
Pueblo Indgena Samiyi ( Chorote )


agrega un comentario



Copyleft 2001-2018 Argentina Centro de Medios Independientes (( i )). Copyleft: Se permite la copia, distribucin y uso de los contenidos de Indymedia Argentina, siempre y cuando NO se utilice con fines comerciales, a no ser que se obtenga permiso expreso del autor y en todos los casos se reconozca la autora (poniendo como fuente https://argentina.indymedia.org ). Las opiniones o artculos vertidos por lxs visitantes o colaboradorxs en el sitio pueden no reflejar las ideas de Indymedia Argentina. Usamos software libre. sf-active v0.9.4 Descargo | Privacidad