Argentina Centro de Medios Independientes (( i ))


El artículo original está en http://argentina.indymedia.org/news/2011/12/804145.php Imprimir comentarios.

Hay una paz en el aire [desobedientes días de diciembre del 2001]
Por Andrés López ((( i ))) - Wednesday, Dec. 21, 2011 at 10:31 PM
andreslopez@indymedia.org

Hoy hay una paz en el aire …
Una paz que casi hierve
Una paz a punto de romper el hervor

Luchamos por la paz
Porque estamos en medio de una guerra,
Aunque a veces,
En una plaza o alguna selva,
o desde tu ventana,
puedas excuchar ese concierto exquisito del cantar de las aves.

Esa brisa que te acaricia y alivia
Eso tiene mucho de paz

Por ah ando diciendo que renac el 20 de Diciembre del 2001
Me gusta repetir esa parte de mi historia que tuvo que ver con la historia
Es una historia de multitudes de seres, de sus miedos y sus ms profundas penas,
Es tambin la cara del horror del humano, una historia deesgarradora de una sociedad con malos bien malos.

Transmutando
Qu ocurri entre el 13 de Diciembre y el 20 de Diciembre del 2001 en Argentina?

Quiero contar
Desde el egotismo, ms que desde el compartir (Es verdad),
cmo veo que ocurrieron esos hechos, porque en este mismo momento estamos escribiendo nuestro propio punto de vista, la de cada cul, sobre la historia reciente.

Esa fue una de las influencias del 19 y 20, el darnos cuenta, unas cuantas, que todos nosotros, todas nosotras, estamos escribiendo la historia social y poltica del lugar que nos toc o elejimos vivir.

Hay un avance acelerado. Hay pasos acelerados que gobiernos y empresarios dirigen hacia ms control y vigilancia de la poblacin.
La represin institucional, y sobretodo la tercerizada ejecutada por patoteros y matones a sueldo, se intensifica en todas partes, pero sobretodo en Argentina.

Una sociedad inteligente y con sensibilidad hacia cmo viven sus integrantes no puede permitir semejante multiplicacin de violencia del poderoso y la normalizacin legal de ms y ms atropellos a los derechos ms bsicos que los humanos escribieron alguna vez, despus de una gran guerra, para no volver a hacer una.

Todos los ejrcitos del mundo estn actuando cada vez ms contra la poblacin que supuestamente deberan defender-proteger.

Lo que sucedi en Argentina entre el 19 y 20 de Diciembre del 2001 ocurri antes en otros paises y despus tambin, sigue y seguir ocurriendo.

Fue un levantamiento de una importante multitud de pobladores contra el atropello de los gobiernos que ordenaron la represin como respuesta al descontento y los conflictos sociales.

Desde el 1ro de Diciembre del 2001 una medida econmica del ministro de economa desarticul el movimiento de dinero en efectivo en todo el pas. La economa informal, de la que participan por lo general una gran parte de la poblacin, la ms dbil, fue la principal afectada.
Las reglas del juego capitalista estaban siendo cambiadas por los propios capitalistas y favorecan a la elite que tena acceso a la informacin de los procesos financieros. Cuando no, empresarios y especuladores natos diagramaron y se beneficiaron con la crisis, porque tienen como lema que toda crisis es una oportunidad.
El da 13 de Diciembre comenzaron a circular los primeros reportes de saqueos que se estaban produciendo en diferentes ciudades del pas.
Sigui el 14, el 15, se multiplicaban los saqueos y las ciudades en las que sucedan, sigui el 16, el 17, el 18 a esa altura, los medios de confusin masiva especularon con la informacin y el conflicto saturando de datos e informacin.
Si seguas las noticias y tenas algo de sensibilidad en tus venas estabas poco menos que angustiado/a, con un mal olor a impotencia y apenada/o como pocas veces.
La represin tuvo su momento de inicio luego de la rden de un superior, los mismos superiores represores que luego comandaran otras represiones como la del 26 de Junio del 2002 en Avellaneda.
Ya no haba escape a partir de ese momento. Si no seguas el curso de los acontecimientos desde algn medio, te ibas a enterar y contagiar de la tensin y la angustia a travs de las personas con las que te cruzabas.

Para el 19 de Diciembre las multiples represiones ejecutadas por la polica, la gendarmera y otros matones a sueldo estaban asesinando a civiles en varias partes del pas.

Polticos agitaban a punteros que agitaban en los barrios y una avalancha de miedo y confusin lleg sin demora al mismsimo microcentro porteo (por lo general ajeno a todo lo que no sea su ombligo), y el ms absurdo de los pnicos se apoder de miles y miles de habitantes.
Que vienen los pobres villeros a saquear, que vienen los de Fuerte Apache, que vienen de tal barrio . En las principales avenidas de la ciudad de Buenos Aires se corra la voz de pnico y los miedosos comerciantes cerraban los comercios, las grandes empresas permitan a sus empleados retirarse antes del trabajo eran las horas previas al anochecer del 19 de Diciembre.
En varias esquinas de varios barrios del conurbano vecinos se organizaban para armados custodiar que ningn grupo de saqueadores se acercara.

Los medios comenzaron a transmitir la nueva noticia, en breve el presidente hablara por cadena nacional.
Una insignificante esperanza era guardada por muchos y muchas.

El momento lleg, los ojos estaban puestos en el representante del poder ejecutivo que haba asumido al cargo pblico menos de dos aos antes.
El presidente ley el texto sugerido por su hijo-asesor y jefe de campaa Antonio de la Ra.
Bla bla bla He declarado el estado de sitio en todo el territorio nacional
Nadie pudo creer lo que escuchaba, salvo los fachos del alma.

La bronca se hizo desobediencia y ruido protestn. Sonaban bocinas de vehculos, golpes de cacerolas, hasta campanas metlicas, botellas de plstico, todo lo que hiciera ruido.
Sin organizacin alguna, en diferentes esquinas de la ciudad de Buenos Aires, coincidan las prcticas de los ciudadanos, quemar basura o lo que haya en las esquinas y hacer ruido, o cantar el himno, o aplaudir.
Las miradas se encontraron, las broncas hechas palabras se compartieron. Estaba sucediendo lo ms hermoso que pudiera ocurrir, el individualismo aprendido en bloque en la maldita dcada anterior estaba siendo neutralizado por la necesidad de comunicarse desde el corazn con ese otro que anda cerca justo en ese momento y somos muchas las personas que as lo vemos, justo en ese momento de descontento y movilizacin autoconvocada se estaba enfrentando individual y colectivamente a ese funesto miedo implementado por la dictadura militar.

Los planes de los Chicago Boys se estaban haciendo pedazos como esas baldosas que jvenes astutos rompan para tener encima en caso de represin.

Pero no terminaba ah la cosa. Un impulso incontrolable llevaba a multitudes a la Plaza de Mayo, en esa noche del 19 a poco del anuncio oficial de represin. No fueron pocos los taxistas independientes (y no) que ofrecan llevar a la plaza a quien quisiera sin costo alguno. De los balcones otras cacerolas apoyadas por otros vecinos alentaban a las multitudes que marchaban en las calles y no fueron pocos lo que se animaron y bajaron y caminaron junto a esos otros pies.

Quienes por la plaza andaban bajaron de sus vehculos, y quienes lejos estaban comenzaron a acercarse.
La polica estaba bien asustada, muy asustada, corri doble racin de estimulantes psicoactivos y municiones para las armas.
Algunos disfurtaban de poseer picanas electricas porttiles (otro invento argentino) y poder usarlos en la calle con quien se le antojara.

La plaza de llen de gente que ya estaba cantando al unisono Ohhh Que se vayan todos, que no quede ni uno solo!.
Estaban transcurriendo la primera media hora del 20 de Diciembre. Alguien dio la rden, la represin dur hora y media, casi ninguna radio lo informaba. La TV cerr los ojos.

Gente que jams en su vida haba marchado con otra en movilizacin alguna viv en breves horas la euforia y la algaraba de la unin con esos otros y la julepeada de las corridas y los estruendo de los disparos y los humos de los gases que efectivamente te hacan lagrimear y no poco, adems de lastimarte con ese cido la garganta.

Que no te vengan con el cuento de que los Kirchner son la representacin de esos das de rebelda, de que son el fruto natural de estabilizacin de tanto descontento social, o que son los hroes que vinieron desde la patagonia a resolver los problemas de las personas ms necesitadas de soluciones.

Luego, ese 20, que hubo ms represin y resistencia en los alrededores de la plaza y ms asesinados y torturados; cerca de las 20 horas renuncia De la Rua a la presidencia; y luego de que quisieron presidenciar otros cuatro tipejos que tuvieron que irse como vinieron, luego de eso, vino lo peor, Eduardo Duhalde, quien intensific las redes de narcotrfico favoreciendo el avance del paco, adems de planear y ordenar la masacre del Puente Pueyrredn.
Al no obtener la respuesta esperada de la reaccin de la massmedia, tuvo que adelantar las elecciones y propuso como su pollo o delfn al Nestor, [l para los del crculo enfermo-protodelirante-peroncho-kirchnerista.], y el Nestor era ms astuto que Pern y habl de derechos humanos y de izquierda con los de la izquierda y pas lo que pas

Pero estuvo buensimo, porque hoy sabemos, que todos esos que parecan compaeros, con los que compartimos tanto, y que se fueron a las filas de la Campora o el Evita, etc. (1) . definitivamente no eran ni sern compaeros. Porque una muy otra cosa suean del futuro.

De esas jornadas del 19, del 20, del 21 de Diciembre, (cuando reprimen en planeada enboscada a los motoqueros), y los viernes que siguieron de esos locos das, terribles, increibles, surge una multitud de seres que tomamos la calle y la palabra e hicimos poltica por primera vez en nuestras vidas, y surgieron distintas formas de hacer y de organizarse.
Acelerada escuela tuvimos varixs. Al principio, yo, por ejemplo, exiga elecciones ya! Luego, incluso, cre que los partidos de izquierda realmente eran sensibles al dolor del otro y que tenan una claridad de qu hacer. Todos errores. Ya nunca ms vot y me la pas asqueado de las acciones de partidos comunistas y troskistas y no s cuantos istas Y no hablemos de lxs anarquistas, porque hay tantos anarquismos como anarquistas, son captulo aparte.

Slo s hoy que los poderosos quieren el agua y las piedras y los metales que estn bajo las montaas y que quieren la guita que les deja sus venenosos negocios agrarios y que nos les importa otra cosa que tener ms y ms poder. Slo s hoy que esos poderosos cuentan con matones armados uniformados y de civil, y que tienen una pila de leyes que los amparan.
Tambin s que el fuego del 19 y 20 no se ha apagado ni se apagar jams, porque las gotas de fuego, aunque pequeas, estn. Eso s, sin jefecitos de nada, y abajo y a la izquierda.






[nota oportuna: observen que la gendarmera tiene ropaje verde, como los militares. Es para que te vayas acostumbrando. Apenas asumi Nestor Kirchner a la presidencia, lo primero que hizo fue ubicar a la gendarmera en las estaciones de trenes del conurbano de Buenos Aires. Hoy, Cristina F. De Kirchner, no slo multiplic la presencia de la gendarmera en varios otros puntos de las grandes ciudades, sino que de la mano de la ex guerrillera Nilda Garr, viene preparando a los militares para intervenciones en conflictos sociales, ya tienen los vehculos, estn evaluando las armas no letales que usarn.]

Hoy hay una paz en el aire
Una paz que casi hierve
Una paz a punto de romper el hervor

NOTA 2: En Indymedia esos das de diciembre del 2001 quedaba reflejado as: http://argentina.indymedia.org/news/2002/12/69737.php

(1) Organizaciones polticas ligadas ntimamente al poder ejecutivo nacional como tambin existen en Ecuador, en Venezuela, en Bolivia, Brasil, Uruguay, todos psimos actores de un supuesto progresismo o gobierno nacional y popular o hasta socialistas.

Andrs Lpez, 21 de Diciembre del 2011, desde el Sur de Indolatinoamrica.









agrega un comentario



Copyleft 2001-2018 Argentina Centro de Medios Independientes (( i )). Copyleft: Se permite la copia, distribucin y uso de los contenidos de Indymedia Argentina, siempre y cuando NO se utilice con fines comerciales, a no ser que se obtenga permiso expreso del autor y en todos los casos se reconozca la autora (poniendo como fuente https://argentina.indymedia.org ). Las opiniones o artculos vertidos por lxs visitantes o colaboradorxs en el sitio pueden no reflejar las ideas de Indymedia Argentina. Usamos software libre. sf-active v0.9.4 Descargo | Privacidad