Argentina Centro de Medios Independientes (( i ))


El artículo original está en http://argentina.indymedia.org/news/2014/09/866439.php Imprimir comentarios.

Acto en La Plata a 8 años del segundo secuestro de López | Documento
Por Indymedia Derechos Humanos - Friday, Sep. 19, 2014 at 10:02 PM

Este 18 de septiembre se cumplieron 8 años del segundo secuestro de Jorge Julio López. Se realizaron actos y movilizaciones en distintos puntos del país. En La Plata, ciudad en la que se condenó en el año 2006 al genocida Miguel Osvaldo Etchecolatz, y lugar del que fue secuestrado Jorge Julio López el día del comienzo de la lectura de los alegatos, se realizó una masiva movilización que finalizó con un acto frente a la casa de gobierno de la provincia de Buenos Aires. Compartimos el documento leído por los organismos y organizaciones integrantes de la Multisectorial La Plata, Berisso y Ensenada.

Acto en La Plata a 8...
img_9129.jpg, image/jpeg, 3648x2435

Fotogalera | 8 aos sin Lpez, marcha en La Plata

A 8 aos de su segunda desaparicin forzada de Jorge Julio Lpez, volvemos a esta plaza porque al silencio del comienzo, el gobierno k dio paso al encubrimiento y a la impunidad con la complicidad judicial, policial y poltica.

Durante estos 8 aos ao a ao fuimos planteando:

1 AO DE IMPUNIDAD K! APARICIN CON VIDA YA! -

Fue estremecedor escucharnos de vuelta gritando esa consigna. Ninguno de nosotros deseaba estar aquel 18 de septiembre de 2006 en la Plaza San Martn cantndola. Pero ah estbamos, y ramos miles. Mientras los Organismos de DDHH y las organizaciones del campo popular, cortamos calles, pintamos murales, escrachamos genocidas vinculados con la primera desaparicin de Lpez, desde el gobierno despego todo tipo de maniobras para encubrir su secuestro.

Y encima tuvimos que escuchar cosa aberrante como: al presidente Kirchner que exiga (no se sabe bien a quin) que apareciera el compaero Tito, al Gobernador Felipe Sol, que encomend a la bonaerense la investigacin con una comisin con partcipes de la dictadura, a Anbal Fernndez, por entonces ministro del Interior, que declar que "Lpez podra haber ido a visitar a una ta" y hasta los dolorosos dichos de Hebe de Bonafini, quien en momentos en que debera haber colocado todo el esfuerzo en la exigencia de bsqueda del compaero, sembr dudas sobre su condicin de militante, manifestando que haba que investigar a Lpez porque viva en un barrio de policas, revictimizando a la vctima una vez ms!

2 AOS DE IMPUNIDAD K! ELLOS SABEN DNDE EST! -

Un ao entero de impunidad en la investigacin. Se desecharon todo tipo de pistas trascendentes, aportadas por el esfuerzo de los querellantes, en un proceso instruido por jueces cmplices que tenan fuertes vinculaciones con la institucin policial directamente involucrada en el caso, cuyo mayor logro fue haber frustrado toda posibilidad concreta para conocer la verdad.

En ese momento la bonaerense contaba entre sus filas con ms de 9.000 efectivos que haban participado la dictadura, a los cuales el entonces Ministro de seguridad Len Arslanin deca que NO LE RESPONDAN.

As fue como a 24 meses de la desaparicin de Julio, se puso en la superficie lo que estaba oculto: las relaciones de poder que integran una trama extensa de complicidades, para la cual la impunidad es necesaria, como sostn de sus polticas centrales, y para esto el aparato de poder muestra que hay solidaridades corporativas, y que tienen a sus congresales, a sus legisladores, a sus jueces. Pero tambin se tienen a s mismos. Y ah estn para recordarlo.

3 AOS DE IMPUNIDAD K! SILENCIO K = IMPUNIDAD! -

La primera desaparicin de Julio Lpez fue en dictadura, en noviembre de 1976. Su segunda desaparicin ocurri el da de los alegatos en el juicio a Etchecolatz. Pero sta no fue la ltima porque despus de 3 aos de silencio y negacin, se instal su tercera desaparicin marginado su caso de la agenda del gobierno de los derechos humanos y de todos los medios de comunicacin. Su nombre jams fue ni siquiera pronunciado por la presidenta Cristina Fernndez cuando el caso conmovi al pas y, en particular, a la ciudad de La Plata, de la cual ella es oriunda.

4 AOS DE IMPUNIDAD K! FALTA LPEZ FALTA JUSTICIA! -

Durante los 4 aos que siguieron a la desaparicin de Lpez fueron continuas las desviaciones en la investigacin para encontrar a sus secuestradores, y fue nula la decisin poltica por parte de los Estados Nacional y Provincial para identificar y castigar a todos los culpables. Al comienzo la investigacin en la Justicia ordinaria fue una simple bsqueda de paradero, desconociendo el hecho como una desaparicin forzada. De los 18 represores mencionados por Lpez en su testimonio ninguno fue investigado. El allanamiento judicial a los genocidas detenidos en Marcos Paz fue slo una requisa cantada, y la agenda secuestrada a Etchecolatz nunca se indag. Y recordemos que indicios como el cadver calcinado aparecido en Punta Lara, las llaves encontradas en el jardn de la casa de Lpez, o el rastrillaje meditico del ministro Casal en Parque Pereyra nunca fueron aclaradas, y fueron plantadas para generar falsas expectativas en el caso. En cuanto a las pistas firmes fueron todas enviciadas por la Bonaerense, la SIDE y los Jueces Arnaldo Corazza y Manuel Blanco para garantizar impunidad.

5 AOS DE IMPUNIDAD K! LOPEZ VOTA! -

La burla de 3 dcadas de gobiernos constitucionales nos encontr a los 5 aos de la desaparicin de Julio Lpez con un Estado que lo llam a votar en las PASO en la Escuela Especial N 535 de Los Hornos, como si nada hubiera sucedido. Y el pedido del colectivo Justicia Ya! para que se constate en los padrones la condicin de Elector Ausente por Desaparicin Forzada a favor de Lpez, fue contestada por el Juez Blanco diciendo que no existan razones que me habiliten para proceder del modo pretendido. Para completar el cuadro, las elecciones PASO tuvieron como candidato a Concejal suplente en la lista del Frente Para la Victoria en Berisso al hijo mayor de Lpez, Rubn, quien encabez la escandalosa denuncia de su familia contra quienes no lo cuidaron a Lpez, por lo tanto responsables de la desaparicin por no haberle brindado proteccin en el juicio: los jueces del proceso contra Etchecolatz y los querellantes.

6 AOS DE IMPUNIDAD K! 6, 7, 8 AOS SIN LOPEZ!

A la segunda desaparicin de Lpez siguieron los secuestros de Juan Puthod, Luis Gerez, Vctor Martnez y el asesinato de Silvia Suppo en Santa Fe. Todos ellos tambin fueron testigos en juicios contra genocidas. Ninguno de estos hechos fueron esclarecidos, y todos tuvieron la finalidad de amedrentar a los futuros declarantes y frenar los juicios contra los genocidas.

El de Lpez tampoco fue el nico caso de un desaparecido en democracia ya que tambin continan IMPUNES. Adems durante los ltimos perodos constitucionales hay ms de 4.000 casos de gatillo fcil, en los cuales la Polica Bonaerense, principal fuerza en armas del pas, encabeza el ranking de asesinatos.

7 AOS DE IMPUNIDAD K! NI VIVITO NI COLEANDO. DESAPARECIDO EN DEMOKRACIA!

En mayo de 2013, mientras la ciudad de La Plata apenas sobrellevaba el crimen social de las inundaciones, el gobierno Kirchnerista dio una muestra ms de su habitual cinismo. En el acto de inauguracin de la nueva Biblioteca del Colegio Nacional, la presidenta Cristina Fernndez desvari durante media hora regalando notebooks y citando a Charly Garca, mientras compar a la dictadura con su gobierno y afirm que "por suerte hoy nadie puede desaparecer, y estamos todos vivitos y coleando.

Esta provocacin de venir a la ciudad donde faltan Andrs Nuez, Miguel Bru y Jorge Julio Lpez a pintar un presente color de rosa, es digna de un gobierno que mantiene en el ms absoluto silencio que a 7 aos de su desaparicin, en la causa Lpez no hay ningn imputado, ni procesado, ni detenido.

Ante el silencio y el encubrimiento del gobierno y la inaccin de la justicia, fuimos las organizaciones querellantes las nicas que aportamos novedades en la causa.

El ao pasado hicimos la campaa de presentacin masiva de Habeas Corpus por Jorge. Todos fueron rechazados con argumentos del tipo no corresponde, resulta inadecuado y todas las medidas ya han sido evacuadas.

Este ao llevamos el caso ante la Comisin Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, para que se pronuncien, se anoticien respecto de los 8 aos de encubrimiento, que se investiguen las responsabilidades y que se llame la atencin al Estado para que hechos similares no vuelvan a ocurrir en el futuro.

A 8 AOS SEGUIMOS DICIENDO:

APARICIN CON VIDA YA DE JORGE JULIO LOPEZ.

JUICIO Y CASTIGO A TODOS LOS RESPONSABLES DE SU SEGUNDA DESAPARICIN.

BASTA DE AMENAZAS A LOS TESTIGOS EN LOS JUICIOS DE LESA HUMANIDAD.

CONDENA AL ESTADO ARGENTINO POR SER RESPONSABLE DE ESTOS 8 AOS DE IMPUNIDAD.

.

11 aos pasaron de que con la lucha de todo el pueblo logramos anular las leyes de impunidad. Son 11 aos del gobierno kirchnerista que no ha resuelto las cuestiones de fondo referidas a la impunidad de ayer y de hoy.

Slo se ha condenado a 480 represores y cmplices de la dictadura por slo 2.860 vctimas. Esto representa menos de 1 represor condenado por cada CCD y marca claramente que la pretendida poltica de Estado de investigar y condenar los crmenes del pasado no existe, y que en realidad sigue reproduciendo la impunidad.

En nuestra ciudad, donde deberan investigarse los 29 CCD de la Bonaerense de Camps, ms la actuacin del Ejrcito y la Armada, se conden hasta ahora a slo 46 represores en 10 juicios parciales y fragmentados.

JUICIO Y CASTIGO A TODOS LOS GENOCIDAS DE LA LTIMA DICTADURA, A SUS CMPLICES CIVILES-JUDICIALES-RELIGIOSOS, Y A TODOS LOS QUE COLABORARON CON EL GENOCIDIO.

QUEREMOS JUICIOS COMPLETOS POR CADA CCD, QUE INCLUYAN A TODOS LOS COMPAEROS QUE PASARON POR ESOS CAMPOS, Y TODOS LOS DELITOS QUE ALL SE COMETIERON.

.

En estos aos la poltica de Restitucin de la identidad de los hijos de desaparecidos apropiados por los genocidas no present grandes avances: si bien hubo 115 restituciones de identidad desde 1983, slo 43 fueron realizadas en los ltimos 11 aos, y resta resolver ms del 75% de los 500 casos denunciados hace dcadas.

El Estado no hace nada para devolver su identidad a los jvenes apropiados, y delega su responsabilidad en los organismos de DD.HH. y en campaas publicitarias. Como en los ltimos dos casos, los jvenes se encuentren a s mismos, es el fracaso de las polticas de Estado en este sentido.

En este marco, est amenazado uno de los rganos clave para la restitucin de los jvenes apropiados. El kirchnerismo est empecinado en trasladar, sin fundamentos, el Banco Nacional de Datos Genticos desde Hospital Durand a una nueva sede en el Ministerio de Ciencia y Tecnologa. La jugada encubre la intencin de convertir al Banco en un negocio en sociedad con laboratorios y capitales privados del rea de la salud, restringiendo su competencia slo a los casos de lesa humanidad del 76 al 83.

Los organismos de DDHH, organizaciones polticas y sociales venimos defendiendo la continuidad de la actual sede del Banco en el Hospital Durand, y manifestndonos contra el desguace y vaciamiento, y la inconstitucionalidad de la nueva ley del Banco porque atenta contra el derecho a la identidad al excluir las causas de desaparicin forzada de personas ocurridas bajo gobiernos constitucionales y al obligar a todo aquel que necesite un anlisis de ADN por un conflicto de filiacin a pagar en laboratorios privados.

RESTITUCIN DE TODOS LOS JVENES APROPIADOS EN LA DICTADURA.

NO AL TRASLADO DEL BNDG.

POR LA UNIVERSALIZACIN DEL DERECHO A LA IDENTIDAD.

JUICIO Y CASTIGO A TODOS LOS ENTREGADORES DE NIOS, APROPIADORES Y CMPLICES.

.

En estos 8 aos de impunidad venimos denunciando la continuidad de la prctica del gatillo fcil y la desaparicin de personas de parte de las fuerzas represivas del Estado como una herramienta necesaria de los sectores dominantes para seguir imponiendo sus objetivos.

Los casos de nuestra ciudad de La Plata (Andrs Nuez en 1990, Miguel Bru en 1993 y Jorge Julio Lpez en 2006) sintetizan dos dcadas de reconversin de aquella mecnica de la desaparicin en dictadura, hacia el actual disciplinamiento social en democracia de todo aquel que no sea til al sistema.

Los casos de Luciano Arruga, Facundo Rivera Alegre y Daniel Solano son slo algunos de los ms de 200 casos de personas desaparecidas por el aparato represivo desde 1983. A lo que hay que sumar los miles de casos de secuestro de personas para la explotacin sexual, en las redes de trata con complicidad poltica, policial y judicial. Como el caso de Sandra Ayala Gamboa, entre tantos otros casos impunes, desde ac denunciamos la reciente desaparicin de Nelly Fidencia Ramos, de 23 aos, ocurrida el 13/09 en el Barrio Altos de San Lorenzo.

En las crceles ocurre una muerte violenta cada 37 horas y el 70 % de los detenidos por delitos comunes son en su mayora pobres y excluidos, que se hallan sin sentencia firme, sufriendo torturas y traslados constantes, viviendo en condiciones infrahumanas y siendo ejemplo de la falacia del discurso de reinsercin social.

La criminalizacin de las luchas de nuestros pueblos originarios por sus tierras, y de los sectores que se resisten a la economa saqueadora y destructora de nuestros recursos naturales es el smbolo del modelo de exclusin y privilegios que representa el actual gobierno.

Este gobierno, que por un lado dice condenar los crmenes cometidos durante la ltima dictadura militar, quiere negociar la reconciliacin con las Fuerzas Armadas. Por eso sostiene y encubre al genocida Cesar Milani al frente del Ejrcito. Quiere prohibir la protesta, y descarga el peso del aparato judicial para perseguir a los que luchan. Slo hay 1.500 genocidas procesados, y ms de 5.000 luchadores criminalizados por exigir sus derechos. Agravando las imputaciones al utilizar figuras penales gravsimas.

En los ltimos 4 aos han sido asesinados ms de 30 luchadores populares en manifestaciones y estos crmenes permanecen impunes.

Desde terminada la dictadura, los diferentes gobiernos constitucionales, tanto nacional como provinciales, han ido perfeccionando el aparato represivo: sumando agencias policiales, creando herramientas como la Ley anti-terrorista reformada en 2011 y la ley antipiquetes, militarizando los barrios pobres de la todas las grandes ciudades y mediante los operativos de la Gendarmera del Proyecto X, los infiltrados y los Caranchos que conduce el fascista Sergio Berni, muestra la verdadera cara de la poltica de seguridad de este gobierno.

Ahora, con el pretexto de la inseguridad el gobernador Scioli pretende un nuevo lavado de cara a la nefasta Bonaerense con el proyecto de las policas comunales. Su intencin es reforzar el aparato represivo que seguir en manos de la Bonaerense con la complicidad de los intendentes, con sus patotas y mafias locales.

BASTA DE GATILLO FCIL Y MUERTES POR TORTURAS EN CRCELES Y COMISARAS.

FUERA LOS FASCISTAS BERNI Y GRANADOS.

FUERA LA POLICA BONAERENSE, COMUNAL Y GENDARMERA DE NUESTROS BARRIOS.

LIBERTAD A LOS PETROLEROS DE LAS HERAS. LIBERTAD A ESTECHE Y LESCANO, Y A TODOS LOS PRESOS POR LUCHAR.

.

La impunidad del aparato represivo, su reforzamiento y su transformacin, tiene un objetivo claro. El gobierno nacional necesita de estas fuerzas para continuar con el ajuste en curso, descargando la crisis sobre las espaldas de los trabajadores y el pueblo. Este ao comenz con una devaluacin de la moneda dispuesta por el Gobierno nacional que fue un verdadero mazazo contra los trabajadores, echando ms lea al fuego de una inflacin que carcome a los ingresos populares. La devaluacin se sum al tarifazo en el transporte y los topes salariales impuestos por el gobierno. Y es un premio a los grandes empresarios, licuando los salarios. Este gobierno se ha dedicado a ser pagador serial de la fraudulenta e ilegtima deuda externa, priorizando los acuerdo con el FMI, el Club de Pars y todos los fondos buitres, por sobre las necesidades aun existentes en materia de jubilaciones, educacin, salud y vivienda.

NO AL PAGO DE LA DEUDA ILEGITIMA, FRAUDULENTA Y USURARIA

QUE LA CRISIS LA PAGUEN LOS QUE SE ENRIQUESIERON

SALARIO=CANASTA FAMILIAR

.

Este 2014 se inici con la histrica lucha docente en las principales provincias del Pas. Luego, el paro nacional del 10 de abril se convirti en un pronunciamiento nacional de la clase obrera contra el ajuste, con masiva adhesin en los lugares de trabajo. En los ltimos meses vemos como aumentan y se reproducen las luchas contra los despidos y las suspensiones, centralmente en la industria automotriz, en la construccin y en comercio. En todos estos casos, las patronales tienen como aliados fundamentales a la burocracia sindical y al ministerio de trabajo. La lucha de Gestamp, luego de que la multinacional espaola despidiera a 67 trabajadores, la pelea de los trabajadores de EmFer y TATSA, en defensa de los puestos de trabajo y contra la poltica de vaciamiento del gobierno nacional hacia el trasporte pblico, la lucha de los trabajadores del diario HOY en nuestra regin contra los despidos y la precarizacin laboral, se suman a la lucha de los trabajadores de la autopartista Lear, que ya llevan ms de 100 das acampando en la puerta de la fbrica y han realizado hoy la 9na Jornada Nacional de Lucha contra los despidos de esta multinacional buitre, y a la de los trabajadores de la grfica ex-Donnelley, que luego de que la multinacional yanqui se retire aduciendo una crisis fraudulenta, ocuparon la fbrica y la pusieron a producir bajo control obrero. En este marco, el paro nacional del jueves 28 fue un pronunciamiento contundente en defensa de los puestos de trabajo y del salario desgastado por la inflacin, contra el impuesto al salario y las condiciones de vida que se deterioran mes a mes. Frente al intento de desafuerar a los delegados del ferrocarril Sarmiento y a los del Astillero Rio Santiago, repudiamos la poltica de desafueros de los delegados como forma de descabezar a las organizaciones legtimas de los trabajadores y, como hicimos con los compaeros de ATE Educacin a quienes ya se les cerr la causa, vamos a derrotar estos ataques con la unidad y la movilizacin en las calles.

PROHIBICION DE DESPIDOS Y SUSPENSIONES

RESTITUCION DE TODOS LOS DELEGADOS DESPEDIDOS

NO A LOS DESAFUEROS DE DELEGADOS

.

Por todo esto desde hace 2.920 das venimos exigiendo a los poderes ejecutivo, judicial, y legislativo que impulsen de manera concreta y efectiva la investigacin y esclarecimiento YA del secuestro y desaparicin de Jorge Julio Lpez. Porque mientras se sigan violando los derechos humanos seguiremos tomando las calles en contra del Estado represivo, gobierne quin lo gobierne, en contra del olvido y el silencio, y en pie de lucha por Julio Lpez y por los 30.000 detenidos-desaparecidos.

A 8 AOS SEGUIMOS DICIENDO:

APARICION CON VIDA YA DE JORGE JULIO LOPEZ.

JUICIO Y CASTIGO A TODOS LOS RESPONSABLES DE SU SECUESTRO Y DESAPARICIN.

JUICIO Y CASTIGO A TODOS LOS GENOCIDAS POR TODOS LOS COMPAEROS.

RESTITUCIN DE TODOS LOS JVENES APROPIADOS EN LA DICTADURA.

NO AL TRASLADO DEL BNDG. POR LA UNIVERSALIZACIN DEL DERECHO A LA IDENTIDAD.

agrega un comentario



Copyleft 2001-2018 Argentina Centro de Medios Independientes (( i )). Copyleft: Se permite la copia, distribucin y uso de los contenidos de Indymedia Argentina, siempre y cuando NO se utilice con fines comerciales, a no ser que se obtenga permiso expreso del autor y en todos los casos se reconozca la autora (poniendo como fuente https://argentina.indymedia.org ). Las opiniones o artculos vertidos por lxs visitantes o colaboradorxs en el sitio pueden no reflejar las ideas de Indymedia Argentina. Usamos software libre. sf-active v0.9.4 Descargo | Privacidad