Julio López
está desaparecido
hace 4388 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

IVE más allá de las ideologías
Por Periódico El Roble - Thursday, Mar. 15, 2018 at 10:42 PM

15/03/2018 · 10:21 | Por Aníbal Mariano Aristizabal Medico MP 229509 | La república Argentina comienza el 2018 retomando un debate que durante décadas encuentra eco en la sociedad con mayor o menor intensidad dependiendo de ámbitos y momentos. Es el debate acerca de la interrupción voluntaria del embarazo (IVE), o como lo han denominado algunos con tono peyorativo, “la legalización del aborto”. Que el mismo sea el producto de la presión de la lucha popular y el movimiento de mujeres, que durante décadas en forma incansable ha presentado varios proyectos de ley sobre el mismo. O es una maniobra de las elites políticas del oficialismo con la intención de dividir a la oposición. Y debilitar su capacidad de poner en jaque la gobernabilidad de un gobierno. Que en los últimos meses vio caer su imagen pública a consecuencia de sus políticas de ajuste antiobreras y a las múltiples transgresiones de sus funcionarios. No es el motivo de esta nota aunque cabe mencionar el interrogante.

IVE más allá de las ...
arton86570.jpg, image/jpeg, 500x231

Debo comenzar afirmando que en mi parecer la consigna “educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal y gratuito para no morir “es ejemplificadora y debería regir el debate sobre la cuestión,  ponderando los dos primeros puntos sin negar el ultimo que es motivo de esta nota.

El tema de la IVE es por demás complejo, ya que es atravesado por múltiples factores tanto biológicos, ideológicos, religiosos y hasta económicos. Pero por sobre todas las cosas y más allá de esos debates, por demás enriquecedores e interesantes, el tema debe ser una política pública. Y como tal debe responder a un problema sanitario concreto, con un objetivo concreto. Disminuir la mortalidad de causa obstétrica secundaria a abortos clandestinos en la argentina. El primer escollo que encontramos en la búsqueda del impacto de este problema sanitario es su subregistro, ya que si bien es dato estadístico que “en nuestro país se realizan entre 370.000 y 520.000 abortos al año, muchos de ellos en condiciones de clandestinidad”. Y que 49.000 mujeres y personas con capacidad de gestar son hospitalizadas al año debido a este problema. Las muertes maternas por causa de abortos ya sean espontáneos o inducidos son menos de 50 casos al año según estadísticas oficiales.

Pero más allá del subregistro los detractores de la IVE sostienen que ellos ponderan el derecho a la vida. Entendida la misma desde la concepción. Llegando en algunos casos hasta planteos absurdos como los del legislador Esteban Bulrrich que afirmo “un embrión es un argentino con derechos” y que deberían darse “embriones en adopción”. Y la diputada Marcela Campagnoli, que haciendo gala de su ignorancia en términos de conocimiento del estado de la salud pública sostuvo “que se continúe la gestación hasta la semana 20 para luego sacarlo del vientre de la madre y que termine el tiempo gestacional en una incubadora para luego ser dado en adopción”. Sin llegar a los extremos absurdos de estos funcionarios y superando las contradicciones de un sector social que clama por la defensa de la “vida” intrauterina al mismo tiempo que “pide bala” para los pibeschorros, haciendo del policía Chocobar un héroe nacional. Sin embargo existe un sector que sin tocar estos extremos considera que de defensa de la vida humana es un valor fundamental, y que existe una amplia gama de grises entre un cigoto y un feto humano viable. Por lo que debemos ser en extremo cuidadosos con como planteamos este tema y cuáles son los tiempos de aplicación del mismo.

Por otro lado un sector de las personas a favor de la IVE pondera la autodeterminación de la mujer a disponer de su cuerpo por sobre cualquier otra cuestión. Sin importar plazos ni tiempos. Hasta minimizando el hecho de la vida que se gesta dentro del útero de la mujer. Hechos que se refutan fácilmente considerando que el material genético del embrión, y hasta el de la placenta es uno completamente distinto  al de la madre. Y que gestos o evidencias de individualidad humana existen previos al nacimiento.

No creo que este debate pueda saldarse en el plano de la defensa de la “vida” ni en el plano de la autodeterminación de la mujer a disponer de su cuerpo. Más allá que soy partidario de la segunda premisa. Creo más bien que el debate debe ser uno meramente sanitario y de políticas públicas. Con la intencionalidad de evitar muertes prevenibles. Consideremos el hecho que una mujer decidida a abortar lo hará de la manera que encuentre dentro de sus posibilidades. Y en este sentido una política punitiva o prohibitiva al respecto sólo recae con todo su peso sobre los sectores de la sociedad más desprotegidos.
El tema de la IVE debe ser tomado como una política pública sanitaria con la intencionalidad de nivelar inequidades socioeconómicas. Ya que lo que realmente deberíamos discutir no es si aceptamos la realización de abortos en la argentina. Existen y existirán por fuera de nuestra aceptación. Sino si seguiremos permitiendo que mujeres pobres mueran en la argentina a causa de abortos clandestinos. Ya que aquellos que detentan un moderado poder adquisitivo lo realizan en forma privada sin mayor riesgo de perder su vida ni sufrir consecuencias. En secreto, sin condena y bajo el amparo “su capacidad de compra”.

agrega un comentario