Julio López
está desaparecido
hace 4387 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Antenas de telefonía móvil matan: Contaminación electromagnética
Por salomon - Friday, Jan. 23, 2015 at 2:56 PM

V mandamiento: “NO MATARAS”

Antenas de telefonía...
cartel_24_juny_2010001_defi.jpg, image/jpeg, 1163x1600

Las radiaciones que producen las antenas de telefonía móvil instaladas en las azoteas provocan graves daños a la salud de quienes viven, trabajan, juegan, estudian, oran y transitan a su alrededor, según el Doctor, médico en fisiología, científico de la Universidad de Granada España, Darío Acuña Castro Viejo los efectos que producen en el tiempo son: insomnio, infarto, cansancio crónico, cáncer, leucemia, tumores, cefalea, daños a riñones, arritmias, infarto, letargo, alteraciones en el ADN, mutación celular, etc...

MICROONDAS MORTALES

La radiación electromagnética que emiten las antenas es una contaminación que no se huele, que no se ve, pero que es tan letal, penetra sin descanso las 24 horas del día en el organismo de todo cuerpo vivo alrededor de 500 metros. Es la contaminación electromagnética que va invadiendo las zonas residenciales de Huancayo de manera alarmante. Las antenas de telefonía celular se va instalando sin el permiso de los vecinos, muchas veces a ocultas y en la oscuridad de la noche, la gente se va enfermando y no sabe el motivo. El deterioro de la salud será progresivo en todas las zonas residenciales donde se haya montado una antena: antes un enfermo era una rareza en la cuadra, hoy una persona sana resulta ser la excepción. No respetan ni a las iglesias donde los fieles van encontrar paz y tranquilidad cada vez se va montando estas antenas de la muerte muy próximas a los espacios santos de oración como: La Inmaculada, Santa Teresita, San Martín, La Catedral, etc., etc. mientras los fieles elevan sus oraciones al cielo, la radiación atraviesan sus cuerpos en un tormento y tortura silenciosa en las horas que duran la ceremonia religiosa.

Afortunadamente, cada vez son más los vecinos que se preocupan por las microondas que atraviesan nuestros cuerpos los 365 días del año con funestas consecuencias para la salud de todos los habitantes. Nos remitimos al caso sucedido en Rosario Argentina.

*Y a las pruebas me remito: en el Centro de Salud Municipal del barrio Stella Maris, de 450 personas relevadas en proximidades de tres antenas de telefonía móvil, el 10 por ciento están afectadas de cáncer, lo que es una cifra altísima y prueba lo nocivo de las antenas. El resto tiene problemas obstétricos, insomnio y cefaleas. En Fisherton cerca de tres antenas ya murieron 50 personas en un año, en un radio de seis manzanas y 130 casos más de cáncer. Los defensores de las compañías telefónicas (que también a ellos están enfermando) alegan que no existen informes científicos que demuestren la nocividad de las microondas. En realidad, su ignorancia les impide acceder a 20 mil informes de prestigiosos médicos que desde hace décadas advierten del peligro de las antenas de telefonía en zonas urbanas porque provocan insomnio, nerviosismo, leucemia, cáncer y un largo etcétera. En Alemania se descubrió que se triplica el riesgo de contraer cáncer en personas que habitan en un radio de 400 metros de una antena comparado con otros vecinos más alejados. El 7 de abril, centenares de vecinos les dijeron a los concejales que se trasladen las antenas fuera de la ciudad de Rosario. Pero al parecer, todo indica que los derechos a la salud de los vecinos son menos importantes que los intereses oscuros de las empresas telefónicas. La Municipalidad de Firmat prohibió la instalación de antenas dentro del radio urbano. Pero en Rosario, eso es una utopía. En un pueblo de Ucrania el municipio ordenó a las empresas la eliminación de todas las antenas del lugar por precaución a los daños en la salud de su población.
¿Qué dice la iglesia que su misión es defender la vida humana? ¿Cómo es posible que la iglesia permita la radiación electromagnética se los fieles que asisten a las ceremonia religiosa? ¡La iglesia tiene que salir a defender la vida! ¡Si a la vida! ¡No a la muerte! ¡Unámonos defendamos nuestra vida!

*Alberto Seoane, DNI 16.745.029

agrega un comentario


Entre la alienación y la complicidad criminal (teléfonos celulares)
Por lectura crítica - Saturday, Jan. 24, 2015 at 1:07 PM

Salió una nota en Clarín,
Pocas antenas y muchos turistas:
hablar en la playa es una odisea
Sin señal y llamadas perdidas
http://www.clarin.com/sociedad/celulares-comunicaciones_0_1290471117.html

el 23 de Enero del 2015
y resulta que es una calamidad que quienes van de vacaciones no puedan acceder a una comunicación por celular rápida porque las antenas se saturan y "hacen falta más", da a entender el escrito de Diego Geddes, un enviado especial a Pinamar.

Así son las cosas, Diego trabaja para las empresas de celulares aunque parezca que las critica por ineficientes y por crear falsas espectivas en lxs usuarixs con propagandas

Es una pena que quienes trabajan en los medios estén tan desinformadxs, o simplemente les nefregue comunicar cualquier cosa todo sea por el dinero, la fama y pertenecer al sistema imperante tan seductor con sus privilegios y comodidades

Si la sociedad supiera con claridad qué conlleva el uso de la comunicación celular en cuanto al enorme daño que produce no habría wi-fi ningún lado

Cada antena levantada de comunicación celular genera daño en la salud de las personas
esto es un hecho
aunque se oculte

De lograrse una repercusión a esta queja de Clarín, es decir, si las empresas instalaran más antenas en el partido de la costa de Buenos Aires, estarían perjudicando aún más la salud no sólo de lxs turistxs, sino sobretodo se estaría dañando aún más la salud de las personas que habitan todo el año esos pueblos de la costa atlántica.

agrega un comentario


mitomania
Por Hulk - Friday, Jan. 30, 2015 at 10:16 PM

chamuyo, no pasa nada.

agrega un comentario