Julio López
está desaparecido
hace 4774 días
Derechos Humanos:   archivo por día | Archivo de destaques individuales | archivo semanal
Viernes 9 de Diciembre 2005| 25º MARCHA DE LA RESISTENCIA EN PLAZA DE MAYO
Enterraron las cenizas de Azucena Villaflor

FOTO: Javier del Olmo
En el marco de la 25º marcha de la resistencia – y bajo la consigna “Lucharon por la liberación: levantemos sus banderas para seguir resistiendo” – Abuelas de Plaza de Mayo, Hermanos, H.I.J.O.S. y Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora junto a otras organizaciones de derechos humanos, sociales, partidos de izquierda y sindicatos, acompañaron la emotiva ceremonia de entierro de las cenizas de Azucena Villaflor.

Azucena Villaflor fue una de las fundadoras de la organización Madres de Plaza de Mayo secuestrada y asesinada en uno de los vuelos de la muerte de la última dictadura en 1977. Ayer sus cenizas fueron depositadas en la histórica plaza de Mayo. Su hija Cecilia de Vincenti y otros familiares las vertieron en un pequeño hoyo en uno de los canteros centrales de la plaza y mezcladas con la tierra del lugar, en torno a la pirámide que desde hace 28 años las Madres de Plaza de Mayo rodean semanalmente pidiendo justicia por los desaparecidos durante la última dictadura (1976-1983). En el lugar, donde la tierra removida quedó cubierta de azucenas, también se dejó una placa de bronce que dice: “Azucena Villaflor. 1924-1977. Creadora de Madres de Plaza de Mayo. Detenida-desaparecida buscando a su hijo Néstor y a los 30.000 secuestrados. Fue mantenida en cautiverio en la ESMA y días después fue arrojada viva al mar. Sus restos fueron identificados en agosto de 2005. Juicio y castigo a los culpables”.

El cuerpo de Azucena fue identificado este año por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) entre varios enterrados sin nombre en el cementerio de General Lavalle, un pueblo costero de la provincia de Buenos Aires, a cuyas playas los había llevado el mar en 1977. Allí mismo fueron encontrados los restos de sus compañeras María Ponce de Bianco, Esther Ballestrino de Careaga y Angela Auad, y los de la monja francesa Leonie Duquet, en tanto permanece desaparecida Alice Dumon, quien fue detenida junto con ellas. A diferencia de Azucena, María Ponce de Bianco, Esther Ballestrino de Careaga y Leonie Duquet fueron sepultadas en medio de también masivas y emotivas ceremonias hace pocos meses en el cementerio de la Iglesia Santa Cruz, la última tierra libre que pisaron.

El ex capitán de la marina Alfredo Astiz, alias ‘el ángel’, detenido en una cárcel bonaerense, fue quien delató a las mujeres tras infiltrarse en el grupo que se reunía en la porteña Iglesia de Santa Cruz, simulando ser hermano de un desaparecido. Astiz fue juzgado en ausencia y condenado a prisión perpetua por un tribunal de París en 1990, mientras que casi dos centenares de ex militares y policías aún siguen sometidos a juicio en los tribunales de Argentina por los crímenes cometidos durante la dictadura. Agregar comentarios

  • Buenos A

    Fotos:

  • La Plata: 1
  • Buenos Aires: 1 + 2



  • Derechos Humanos:   archivo por día | Archivo de destaques individuales | archivo semanal