Julio López
está desaparecido
hace 4812 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Lo que nos falta para el cambio II
Por Andrés López Indymedia Argentina - Monday, Jul. 29, 2002 at 9:34 PM

Algunos lo esquivan, otros pocos lo conocen. Muchos pasan a su lado y lo ignoran, o pretenden mediante una limosna desligarse del tema.

El tema es la educación y la corrupción que impera en las instituciones educativas.
Él no acepta limosnas. Exije justicia. Él, es Raúl, un Maestro, así, con mayúsculas. De sus 56 años, (qué prefiere decir tres veces 18), el último año y medio los ha vivido en la puerta de la casa de la provincia de buenos aires, lejos de su esposa y cinco hijos.

Él sintetiza el por qué de esa desición:

“Soy Raúl Maestro, maestro de 7° grado. Descubrí que funcionarios públicos en convivencia con colegas míos robaban fondos de los comedores escolares. Hice la denuncias administrativas y penales, presentando pruebas documentadas.
La justicia está sorda, ciega y muda.
Los chicos están con hambre.
Los ladrones están en sus cargos.
Yo soy exonerado.
Me voy a quedar aquí hasta que la justicia investigue a fondo mis denuncias y emita un fallo, o hasta que me muera.
Lo que ocurra primero.
Raúl Gómez de Olivera
D.N.I. 8.543.154
Callao 237 Casa de la Pcia. de Bs. As.”

Raúl Nicolás Gómez de Olivera nació el 10/09/46 en Misiones. Tras el abandono, pasó su niñez en la Casa Cuna de Buenos Aires. Pasó por distintos establecimientos estatales de educación y egresó como Bachiller Agropecuario del Instituto Angel Torcuato de Alvear, de Juján, Pcia. de Buenos Aires. Volvió a Misiones donde egresó como Maestro Rural para luego, en Brasil graduarse también como Maestro Rural. Allí descubrió el poderoso foro de Paulo Freire. La lectura de los libros de éste le "abrió la cabeza".

No le agrada los verbos "enseñar" ni "instruir". Raúl considera que el maestro "tiene que ayudar a descubrir la verdad". Sus alumnos del monte misionero descubrieron la verdad de las matemáticas y vieron que los compradores de sus producciones les robaban, y mucho.

Tras un grave accidente, en 1973, Raúl fue trasladado al Palacio Pizurno. Posteriormente cubrió cargos de maestro de aula en distintos establecimientos bonaerenses. El último fue en la escuela N° 157, de Virrey del Pino. Tras denuciar el robo de fondos para los comedores escolares fue investigado por un comité de notables que "descubrió" que luego de 33 años de ejercer el magisterio, Raúl "no cumplía los requisitos para el ingreso a la docencia" y lo exoneraron. (“Me cesantearon por no cumplir con los requisitos de ingreso a la docencia.Es algo así como que te digan

Redobló la lucha y trasladó su vivienda a la vereda de Callao 237. El gobernador Ruckauf, quiso comprar su silencio, mediante un decreto en el que lo designó en el control de la gestión del estado, con un sueldo de 4.000 pesos. Raúl no aceptó y sigue resistiendo.
“Hace más de un año que estoy acá y he obtenido tres decretos de Ruckauf, rechazado los tres, dos entrevistas con el señor gobernador y una trecera a la que me negué a asistir porque no voy a negociar mi derecho a ser maestro. Recibí estorciones de pàrte del ministerio; mi casa fue baleada en varias oportunidades ... Hay cosas que son increibles, esto es “Macondo”.”
“... la calidad de una persona se mide en la cantidad de verdades que soporte. No hay pueblos libres sin hombres libres. La Biblia dice: “Sólo la verdad os hará libres”; yo agregaría: “No hay nada más suvbersivo ni revolucionario que la verdad”. No hay posibilidad de construir nada sin la verdad y si mi madre roba, mi madre es ladrona. Hay colegas que saben lo que está pasando, entonces, no se termina con esto con docentes que “no ven” ... eso es triste. (...) Si usted va ahora a Suteba, le dicen que lo mío es personal o que estoy loco. Suponiendo que fuera así, correspondería que me ayuden. Si miento, sería gravísimo y si digo la verdad, también es grave. O sea que lo que cabe aquí es una investigación a fondo. (...)

Raúl escribe poemas que regala a quien quiera leerlos:

DIGNIDAD

Me acompañó en la angustia imprescindible
de la primera muerte
y ya no fue posible indefinirme
en la neutralidad de lo indulgente.

La llamé Dignidad porque es el nombre
de la Verdad hecha justicia, trigo y libros,
y ya no supe respirar con las razones
de los puertos seguros y tranquilos.

Y hoy estamos hambrientos y sitiados
por los pulcros mercaderes de derechos;
la caridad doblega, y los tiranos
negocian con nosotros nuestros precios.

Ella sale conmigo o nos quedamos
má acá del pan cada día ...
Cualquier después será incendiario
para esta paz sembrada en la mentira.

Salimos juntos o ella se va conmigo
a la impotencia de los fuertes,
a la verguenza de los tibios
y al silencio final de los decentes.

Raúl N.G.O.


DOCENCIA PARA DOCENTES

Prediquen con el ejemplo
y dejen de ser sumisos
que resistir al delito
es mucho más que un derecho
si ajustan el presupuesto
con el hambre de los chicos.

Que hay guardapolvos con trampas
lo sabe cualquier docente
directivos, dirigentes
que aprovechan la ignorancia
para doblar sus ganancias
robando a los inocentes

Nuestra falta de conciencia
alienta a los trepadores
viven a doble favores
manejando la docencia
que enseña la decadencia
creyéndose innovadores.

Aunque no hayan aprendido
sin libertad no se enseña;
le declararon la guerra
a los derechos de los chicos ...
Decidan colegas míos,
de que lado está la escuela.

Raúl N.G.O.


QUERIDOS COLEGAS

No hay problema que no sea
problema de educación;
la paz, queridos colegas,
no implica resignación.

Enseñemos y aprendamos,
que hay lobos porque hay corderos,
que hasta para traicionarnos
hay que ser libres primero.

Expliquemos que es mentira
la libertad como puerto:
La libertad se respira
a puro mar descubierto.

Que esa libertda, colegas,
se mide o se reconoce
en la verdad que sostengan
y en la verdad que soporten.

Porque es mejor la ignorancia
que el falso conocimiento
de predicar democracia
y enseñar sometimiento.

La aristocracia docente,
la didáctica del miedo
y, para ser más coherente,
el orden sobre el criterio.

Todo problema es problema
y infancia y educadores;
no hay pueblos libres, colegas,
si no son libres los hombres.

Raúl N.G.O.


MAESTROS SE NECESITAN

Es mentira, No se enseña
sin docencia militante
reproduciendo el sistema
de la clase dominante.

Se educa con la insolvencia
de la verdad a mansalva
y hasta que la resistencia
se haga pueblo en cada aula.

Se aprende de la ternura
rebelde del dogma del miedo
con el rigor de la duda,
creando y desaprendiendo.

Maestros se necesitan.
Presentarse en las puebladas
que la cultura fascista
somete más que sus armas.

Raúl N.G.O.

agrega un comentario


Lo que falta para lograr el cambio que deseamos ( I )
Por Andrés López Indymedia Argentina - Monday, Jul. 29, 2002 at 9:42 PM

Artículo anterior:

Lo que falta para lograr el cambio que deseamos ( I )

agrega un comentario