Julio López
está desaparecido
hace 4877 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Colombia: crimen atroz contra indígenas Betoyes
Por Colectivo de Derechos Humanos JOEL SIERRA - Friday, May. 16, 2003 at 7:17 PM
cojosi3@latinmail.com

Asesinatos, Violaciones, Torturas y Desplazamiento Forzado contra la Comunidad Indígena del resguardo Betoyes, del Municipio de TAME, departamento de Arauca, Colombia.

El Consejo Regional Indígena de Arauca, El Colectivo de Derechos Humanos “JOEL SIERRA” de Saravena, La Asociación Campesina de Arauca –ACA-, El Departamento de Derechos Humanos de FENSUAGRO-CUT, El Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos y el Colectivo de Abogados “José Alvear Restrepo”, La Asociación Nacional de Ayuda Humanitaria –ANDAS- y la Corporación Para La Defensa y Promoción De Los Derechos Humanos REINICIAR

ALERTAMOS SOBRE:

Asesinatos, Violaciones, Torturas y Desplazamiento Forzado contra la Comunidad Indígena del resguardo Betoyes etnia Guahíbos, del Consejo Regional Indígena de Arauca, del Municipio de TAME, del mismo departamento.


HECHOS:
Por informaciones recibidas de la comunidad indígena de Beyotes, el cinco de Mayo del presente año incursionaron en el resguardo indígena de Betoyes, miembros del Ejército Nacional pertenecientes al Batallón Navas Pardo, al mando del Teniente coronel Alberto Padilla Torres adscrito a la brigada XVIII a cargo del brigadier General Carlos Omairo Lemus Pedraza. Aseguran los indígenas que estos miembros del Ejército Nacional llegaron con brazaletes de las AUC a las Veredas: Julieros, Velazqueros, Parrero, Roqueros y Genareros del resguardo Betoyes, asesinando a sangre fría y ante la mirada de toda la comunidad indígena a cuatro personas (tres hombres y una mujer). Las víctimas corresponden a los nombres de: Nilson Delgado, Daniel Linares Sánchez, Samuel Linares Sánchez, Omaira Fernández (embarazada) y otras dos jóvenes. Hirieron también a Narciso Fernández y Marcos López Díaz.

Este grupo armado también violó a cuatro jóvenes de11, 12, 15 y 16 años de edad, entre ellas a Maribel Fernández, la joven de dieciséis años de edad, Omaira Fernández, estaba embarazada y el pueblo Guahíbo tuvo que ver horrorizado cómo los “supuestos” paramilitares le abrían el vientre a la joven, le extraían el feto, lo trozaban, introducían sus partes en una bolsa plástica y la arrojaban al río junto a la madre.
Frente a esta atrocidad, 327 miembros de la etnia Guahíbo aterrorizados se desplazaron forzosamente hacia el casco urbano del municipio de Saravena donde se refugiaron pacíficamente en la iglesia de este municipio.

El grupo de indígenas del resguardo Betoyano después de haber caminado durante más de siete horas desde sus lugares de origen, hoy se encuentran en la iglesia en condiciones penosas de higiene, hacinamiento y alimentación, dentro de ellos hay numerosos niños y ancianos que se encuentran viviendo en condiciones infrahumanas.

El día 14 de mayo la Iglesia y la Alcaldía han querido desalojarlos con el pretexto de reubicarlos en una escuela de las afueras del municipio, donde no hay condiciones mínimas de higiene y seguridad para ellos.

En el día de hoy se tuvo conocimiento que otro numeroso grupo de indígenas Guahíbo salieron despavoridos de sus tierras y se encuentran camino de Tame y Pueblo Nuevo.


EXIGIMOS

1. Al Gobierno Nacional que les de garantías para la vida en condiciones dignas a cada uno de los miembros del resguardo.

2. Al gobierno del Señor ALVARO URIBE VELEZ que les garantice el retorno a sus resguardos indígenas de donde fueron expulsados y desplazados violentamente el 5 de mayo del presente año por miembros del Ejército Nacional con brazaletes de las AUC.

3. Que retire inmediatamente al ejército de las veredas: Julieros, Velazqueros, Parrero, Roqueros, Genareros pertenecientes al resguardo indígena de Betoyes, ubicado en el municipio de Tame-Arauca.

4. Respeto y protección a los grupos indígenas que forman parte del patrimonio cultural de la nación.

5. Que se investigue y condene a los culpables de estos horrorosos crímenes.

6. A la dirección de asuntos indígenas del Ministerio del Interior a que garantice el cumplimiento de las disposiciones emanadas de la Legislación Indígena, de la Constitución Nacional sobre los Derechos especiales de los Pueblos Indígenas.

7. A la Defensoría del Pueblo que garantice el respeto de los Derechos Humanos del pueblo Guahíbo.

8. A la Fiscalia, Procuraduría, y demás organismos gubernamentales a quien corresponda la investigación y posterior judicialización de los responsables de los hechos antes descrito que actúen para evitar que estos queden en la impunidad.

9. A la Policía y Ejército Nacional para que persiga, combata y capture al grupo integrante de sus filas responsable de estos hechos.

10. A la Red de Solidaridad, para que atienda a esta población desplazada y de cumplimiento a lo consagrado en la Ley 387 para Desplazados.

11. Conformación de una comisión Interinstitucional para que se desplace al municipio de Saravena para atender el problema de Genocidio y desplazamiento masivo que está viviendo el pueblo Guahíbo



SOLICITAMOS:
A la comunidad Internacional, (Cruz Roja Internacional, a la Oficina de Naciones Unidas para los Refugiados –ACNUR- y al alto comisionado de Naciones Unidas en Colombia) y demás organismos defensores de Derechos Humanos para que le hagan acompañamiento a esta nueva situación y le exijan al gobierno nacional respeto de los Derechos Humanos de los Pueblos indígenas, el esclarecimiento de los hechos y juzgamiento de los responsables.

¡POR EL DERECHO A LA VIDA DEL PUEBLO GUAHIBO!

agrega un comentario