Julio López
está desaparecido
hace 5855 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Neuquén: Mapuches celebraron el "wiñoy xipantu", su año nuevo
Por Prensa India AIPIN - Thursday, Jun. 26, 2003 at 2:25 AM

Río Negro, Neuquén, 23 de junio.­ Con chicha de manzana y piñones hervidos, los mapuches urbanos de esta ciudad comenzaron el sábado a la noche con el festejo de su año nuevo: el 'wiñoy xipantu'. Representa el ciclo de la vida que se renueva, la noche más larga que abre el camino a los días más extensos.

La ceremonia de los mapuches urbanos se realizó el sábado a la noche en las instalaciones de la escuela 197 del barrio Villa Ceferino, un asentamiento descansa sobre las bardas que se erigen al noroeste del centro de esta ciudad.

Allí, mapuches y criollos se hermanaron en un encuentro que cada año reúne a más y distinta gente. Y, que por otra parte, a medida que pasa el tiempo, tiene más repercusión en los medios que antes les eran esquivos.

El festejo fue organizado por el grupo que comanda Eduardo Marillán quien desde hace muchos años trabaja en la recuperación de las tradiciones que no alcanzaron a ser barridas por la conquista del desierto.

Se destaca el trabajo que, sobre todo en verano, Marillán lleva adelante con un grupo de pequeños descendientes de mapuches que aprenden el idioma, los juegos y hasta las comidas autóctonas En la escuela 197, entre otros criollos conocidos, estuvo la defensora del Pueblo de Neuquén, Blanca Tirachini.

€Otra noche de ceremonia.­ En la provincia de Neuquén, este año el wiñoy xipantu tendrá como principal escenario los campos de la comunidad Curruhuinca, en cercanías de San Martín de los Andes.

La rogativa de los hombres de la tierra comenzará esta noche, lo mismo que los católicos se aprestan para el festejo de San Juan, una ceremonia en que se repiten las quemas de muñecos y las papas debajo de la cama.

Precisamente, de incendios de monigotes y papas a las brasas será la reunión que tendrán los vecinos de Jardínes del Rey, cerquita del río, con choripanes y música hasta el amanecer. La reunión de San Juan es ya una tradición en ese punto de la ciudad donde, sobre todos los más chicos, los vecinos desempolvaron añejas costumbres.

Para los mapuches, así como para la mayoría de los pueblos originarios, el 24 de junio marca el punto exacto de la renovación de la naturaleza tras el aletargamiento que provoca el clima. Tras la noche más larga de a poquito el sol comienza a ganar espacio.

agrega un comentario