Julio López
está desaparecido
hace 5853 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Guatemala: Comunidades originarias resisten agresion de petroleras y mineradoras
Por Clajadep - Thursday, Jun. 26, 2003 at 3:28 AM

Una nueva polémica surgió en Izabal por las concesiones de níquel y petróleo. Dirigentes de comunidades demandan detener las extracción de ambos, para prevenir daños.

Las fuentes consultadas coincidieron en afirmar que de nuevo Izabal se encuentra en riesgo, debido a concesiones otorgadas por el Gobierno a empresas que extraerán níquel y petróleo.

La denuncia del peligro fue planteada por varias organizaciones, que se reunieron en Livingston, Izabal, para analizar el tema y redactar un documento en el que manifiestan su oposición a las concesiones y piden al
Gobierno que sean derogadas de inmediato.

Celso Nery Shamaja, coordinador departamental de
la Dirección General de Educación Extraescolar Garífuna, señaló que la explotación de esos productos no es conveniente para ellos ni para el área.

Argumentos

Los permisos otorgados a las mineras Chesbar Resources y Geostar Metals, así como a Petrolera del Atlántico,
respectivamente, violan los derechos fundamentales de los pueblos q’eqchi’ que viven en el área y contradicen el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo,
ratificado por Guatemala, así como el Acuerdo sobre Identidad y Derechos de los Pueblos Indígenas.

Los mencionados acuerdos ordenan que antes de autorizarse concesiones que afecten a comunidades indígenas, se les debe consultar, para saber si están de acuerdo, y de estarlo, deben explicar bajo qué condiciones. No obstante, esos pasos no fueron respetados por las autoridades.

Peligros del níquel

En el caso de las mineras, el impacto que provocarían en el lugar sería desastroso, aun más que la explotación
petrolera, pues para extraer níquel se cavarán minas a cielo abierto, y montañas enteras serán pulverizadas.

Esa acción cambiaría el paisaje, afectando a las especies y actividades de los pobladores.

También el riesgo de contaminación, debido a los químicos que usarán las mineras. Como ejemplo, el daño ambiental de la Exmibal, que dejó de funcionar en 1982, pero sus contaminantes aún afectan el lugar.

La concesión a la canadiense Chesbar Resources, que
ejecutará su subsidiaria Minera Mayamericana, S.A., en un área de 127.42 kilómetros cuadrados, afectará a más de 50
comunidades.

La concesión nunca fue publicada en el diario oficial, lo
cual da lugar a dudas.

La otra concesión, otorgada a Geostar Metals, afectará a más de 30 comunidades. En total, unas 30 mil personas
serían perjudicadas directamente.

Petróleo

En cuanto al contrato que permite la explotación de petróleo en el río Sarstún en Livingston, contiene ilegalidades.

Además, expertos consideran que el río tiene gran
importancia natural.

De ocurrir un derrame de petróleo, el crudo iría a la bahía de Amatique, Río Dulce y otros cuerpos de agua, se obstruiría la única salida marítima al océano Atlántico.

Los pobladores del Sarstún no han sido informados.

La población

Otto Balcárcel, sacerdote maya de la comunidad Lo de en Medio, dijo que de llevarse a cabo la extracciones, perderían todo, pues en el lugar se encuentra un cerro sagrado y sus fuentes de trabajo, siendo afectadas unas 14 comunidades.

Sintesis: Primer paso

Al final de la reunión, se redactó una declaración en la que se manifiesta el rechazo de las comunidades q’eqchi’, garífuna
y ladina de la cuenca del río Sarstún contra la concesión petrolera que se planea llevar a cabo en el lugar, porque no se tomó en cuenta a la población, la cual no ha dado su
aprobación.

Los firmantes denunciaron la ilegalidad de las acciones extractivas de níquel. Al mismo tiempo, exigieron al presidente de la República que anule la concesión; de lo contrario, en los próximos 30 días harán uso de su
derecho constitucional a la resistencia pacífica.

agrega un comentario