Julio López
está desaparecido
hace 5853 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Colombia: asesinan a tres lideres indigenas. Ya van 68 en la misma region
Por Clajadep - Thursday, Jun. 26, 2003 at 3:34 AM

Tres líderes indígenas de Riosucio, candidatos a la Alcaldía, fueron asesinados.

Desde febrero de 1988 cuando murió José Gilberto
Motato se han presentado 68 muertes. El 90 por ciento de los homicidios se han cometido desde el 2000 a la fecha.

Detrás de las puertas de seguridad dotadas por el Ministerio del Interior hace un mes están hoy los líderes indígenas de
Riosucio. Pero al salir a la calle las cosas están igual que hace 15 días cuando fue asesinado el candidato a la Alcaldía Gabriel Ángel Cartagena y tres indígenas más que lo
acompañaban.

Con Cartagena son tres los aspirantes al primer
cargo en este municipio muertos de forma violenta, pero son muchos más los que han caído en las diferentes olas de ataques que ha vivido la etnia embera-chamí en Caldas.

En la sede del Consejo Regional Indígena (Cridec), en Riosucio -que igual que las de los tres resguardos ubicadas en el casco urbano está ‘blindada’ para proteger a sus voceros-, reposa una carpeta con una la lista de 68 muertos que arrancó con José Gilberto Motato, asesinado en 1988, cuando era candidato a la Alcaldía.

El 90 por ciento de estos casos -señala el Cridec- viene desde el 2000. Y aún no hay resultados de las investigaciones.

“No tenemos respuesta positiva... Sabemos que el proceso de investigación no ha sido claro e incluso han intentado cerrar el caso de José Gilberto Motato y de Fabiola Largo -asesinada el año pasado cuando aspiraba a la Alcaldía-”, dice Arahugo Gañán Bueno, presidente del Cridec.

“Sabemos -prosigue- que los asesinatos tienen tinte político y no es tanto porque el indígena sea candidato a la Alcaldía,
sino porque están viendo que el fortalecimiento de las organizaciones es tanto que, según ellos, tienen que exterminarnos para que no volvamos o hagamos
lo mismo de cuando la muerte de Motato que todo el mundo se dividió o se quedó callado”.

Esta semana un fiscal de la URI en Manizales dictó medida de aseguramiento contra Luis Gonzaga Gañán Tapasco, detenido al día siguiente de la muerte de Cartagena, como presunto cómplice de los delitos de homicidio agravado, lesiones personales, concierto para delinquir, fabricación, porte de armas de fuego y municiones.

División por el Sisbén

Además del aire enrarecido que se percibe en Riosucio por los hechos del 8 de junio con saldo de cuatro indígenas muertos y cuatro heridos, hoy es evidente la división entre la Administración Municipal y el Cridec por el censo para el Sisbén en los resguardos locales ubicados en zona urbana.

El alcalde Cruz Ociel Gartner prefiere no referirse al tema y remite a la oficina del Sisbén que hizo la encuesta en los
barrios Hispania, El Nevado y El Carmen.

Un funcionario argumentó allí que sin el proceso unos mil beneficiarios hubieran quedado por fuera. Añadió que el año
anterior sólo 70 familias pudieron acceder al programa Familias en Acción del Plan Colombia por no estar en el Sisbén.

Gañán Bueno considera, por el contrario, que “para los indígenas es válido el censo de población del Cabildo y sólo se
requiere cruzar información entre lo que él (el alcalde) quiera hacer del Sisbén y los censos de los cabildos”.

Lo cierto es que según la oficina del Sisbén sólo un 2 por ciento de los encuestados en los tres barrios no respondieron
la encuesta y prefirió atender la directriz de sus autoridades.

Sin respuestas claras

Instancias nacionales, departamentales y locales conocen la situación de la etnia embera-chamí en Caldas, especialmente
después de la marcha realizada el pasado 3 de marzo desde El Guamal, en Supía, a la Plaza de Riosucio.

En el Manifiesto Indígena que selló dicha jornada son declarados territorios de paz y diálogo las nueve comunidades de la zona. Pero, además, se hace un llamado a los actores armados para los marginen del conflicto, y se pide compromiso del Gobierno en el proceso.

Con fecha del 4 de junio, cuatro días antes del asesinato de Cartagena, un escueto comunicado de la Secretaría Privada de la Presidencia de la República dice textualmente: “Con relación a sus planteamientos le informo que han sido remitidos al Dr. Jesús Ramírez Cano, director de la Dirección
de Etnias del Ministerio del Interior y de Justicia para su consideración”.

El Presidente del Cridec está en Bogotá en busca del apoyo nacional, de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y de ONG nacionales e internacionales para la supervivencia de la etnia embera-chamí de Caldas.

Manizales (Caldas)

agrega un comentario