Julio López
está desaparecido
hace 5853 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Reportaje Especial: S.O.S Yryapú
Por Agencia Adital - Tuesday, Jul. 01, 2003 at 4:43 PM

30.junio/2003 - Por Miguel H. Hachen*

Reportaje Especial: ...
untitled.jpgtzou1k.jpg, image/jpeg, 300x200

Foto: Casa de aldea incendiada (Miguel Hachen)

Pueblos Indígenas
REPORTAJE ESPECIAL
S.O.S Aldea Yryapú

30.junio/2003 - Por Miguel H. Hachen*


La Comunidad Mbyá

Puerto Iguazú, Argentina 20/06/03- En el Nordeste de Argentina tanto como en Paraguay y Brasil, subsisten diversos grupos guaraníes dispersos en minúsculas comunidades que sobreviven de acuerdo a sus tradiciones ancestrales al margen de las sociedades "civilizadas". Otrora migrantes, algunos de estos grupos se dispersaron y se instalaron en la actual provincia argentina de Misiones donde, según relevamientos más recientes se reportan cerca de 6.000 aborígenes distribuidos por todo el territorio provincial, en 57 aldeas. En esta provincia el grupo predominante pertenece a la parcialidad Mbyá.

Los Mbyá sobreviven en pequeñas comunidades -llamadas tekoá- en condiciones críticas debido - entre otras cosas- a la falta de espacios naturales que aseguren el sostenimiento de su sistema cultural que, además de sufrir un alto grado de discriminación y marginación, enfrentan frecuentes desalojos que agravan aún más su dificultosa existencia. Juntamente con el tallado de pequeñas piezas de madera en las que representan la fauna provincial, la artesanía en "tacuapí" (Merostachys Causseni) y "guambé" (Philodendron Squamiferum), constituye en la actualidad la principal fuente de ingresos.

El Plan Maestro, un decreto colonizador

Dos de las 57 comunidades están localizadas en la periferia del municipio de Puerto Iguazú donde se sitúan las Cataratas homónimas. La Aldea Mbororé que abriga cerca de 600 aborígenes (alrededor de cien familias) y la Tekoá Yryapú donde vive un grupo de 200 personas (45 familias) Esta última ocupa 198 de las 600 hectáreas de un sector de selva autóctona donde, a través del Decreto 1716, el Gobierno de la Provincia pretende implementar el "Plan maestro para el desenvolvimiento integral de las 600 hectáreas y aledaños".

Según el Poder Ejecutivo Provincial, a través de dicho plan se pretende "promover el desarrollo de Emprendimientos Turísticos, Culturales, Medioambientales para acrecentar las actividades económicas" y para ello han zonificado el sector en el que serán implementadas áreas sociales, deportivas y recreativas. Determinando así fracciones para hotelería, un campo de golf, moteles, casinos, etc. El área 10 -ver Planta, Fig, 1-, donde está localizada la Aldea Yryapú fue clasificada como "Zona de máxima preservación" y decreto mediante, se proyecta relocalizar a esta comunidad a la zona 13, cuya superficie no alcanza las 70 hectáreas.

Es decir que, además de desalojarlos del sector en el que están localizadas las viviendas, se pretende marginarlos de las 600 hectáreas, su "tekoá" natural (residencia cosmogónica, de la cual extraen las materias primas para sus elaborar artesanías y algunos alimentos) para amurallarlos -a modo de zoológico- en un área reducida que completaria el "circuito del complejo turístico", alejándolos definitivamente de sus tierras donde se han establecido y descansan sus ancestros.

El gobierno dicta leyes que no cumple

El polémico decreto infringe los artículos 1 y 13 de la Ley Provincial 2727, y el articulo 75, Inciso 17 de la Constitución Nacional Argentina, donde se afirma: "Reconocer la preexistencia étnica y cultural de los pueblos indígenas argentinos" y "Garantizar el respeto a su identidad y el derecho a una educación bilingüe e intercultural; reconocer la personería jurídica de sus comunidades, y la posesión y propiedad comunitarias de las tierras que tradicionalmente ocupan; y regular la entrega de otras aptas y suficientes para el desarrollo humano; ninguna de ellas será enajenable, transmisible, ni susceptible de gravámenes o embargos. Asegurar su participación en la gestión referida a sus recursos naturales y a los demás intereses que los afectan. Las provincias pueden ejercer concurrentemente estas atribuciones."

Antecedentes de vandalismo oficial

La postura discriminatoria y autoritaria del Ing. Carlos Eduardo Rovira, actual Gobernador de Misiones (PJ), movida tal vez por la ambición y los intereses creados, no solamente ignora las leyes de su provincia y del Estado Nacional, como también el Convenio 169 de la O.I.T., suscripto por Argentina. Estas actitudes dictatoriales, ponen de manifiesto el cuestionado "estilo" de gobernar esta provincia. Recordemos que durante la gestión de Julio Cesar Humada (PJ), la misma comunidad había sido violentamente desalojada de ese sector.

Este hecho ocurrió a finales de mayo de 1.990, cuando el personal de Tierras del Ministerio de Asuntos Agrarios realizó un vandálico "operativo" que concluyó con la destrucción y quema de las viviendas -ver Fig. 2 y 3-, mientras que las familias indígenas entre las que se contaban 17 niños, fueron trasladadas -a la fuerza- hacia el margen del basural municipal; un lugar abierto donde fueron abandonados a la intemperie con la promesa de otorgarles un terreno de 15 por 20 metros. En aquella ocasión, los Mbyá lograron recuperar su espacio gracias a la movilización de la ciudadanía y los medios que ejercieron una gran presión.

Asuntos Guaraníes: subterfugios y demagogia

En marzo del presente año el funcionario a cargo de la Dirección Provincial de Asuntos Guaraníes, Arnulfo Verón (acompañado por periodistas del canal estatal) fue quien presentó "El plan maestro" ante Miguel Morínigo, Jefe de la Aldea Yryapú aduciendo -subterfugios mediante- que que se trataba de "la entrega oficial del título definitivo de la propiedad de las tierras", sin mencionar la pretendida relocalización. Curiosamente, Verón -nombrado por la actual administración- representa los intereses del gobierno mientras trabaja en una entidad creada -supuestamente- para proteger a los aborígenes. El ejecutivo provincial, cuenta además con la connivencia del Honorable Concejo Deliberante de la ciudad de Iguazú que a homologado unánimemente el mencionado proyecto.

Solidaridad

Ante este nuevo intento de desalojo, la Comunidad Yryapú juntamente con los abogados de ENDEPA (Equipo Nacional de Pastoral Aborigen) han iniciado las acciones judiciales correspondientes y cuentan además con la colaboración voluntaria de Ángela Sánchez, una profesora que fundara -hace poco más de veinte años- las dos escuelas bilingües que todavía funcionan en las comunidades Mbororé e Yryapú. La incansable y noble tarea de esta gran educadora se ve reflejada en la respuesta de diferentes grupos y organizaciones nacionales e internacionales que se han solidarizado para brindar su apoyo y manifestar su repudio a las pretensiones del gobierno.

El próximo 3 de julio, el MET (Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos) presentará ante la Organización Internacional del Trabajo en Ginebra, Suiza, una denuncia oficial por no cumplimiento de los artículos 14 y 16 del convenio 169 de la O.I.T., en los cuales se menciona que "...debe reconocerse a los pueblos el derecho a la propiedad y de posesión sobre las tierras que tradicionalmente ocupan..." . Asimismo, el actual presidente del INAI (Instituto Nacional de Asuntos Indígenas), Jorge Augusto Pereda presentó un reclamo al Gobierno Provincial solicitando el reconocimiento y la posesión definitiva de las 198 hectáreas correspondientes a la Aldea Yryapú.

Aunque existen esfuerzos de determinados sectores y organizaciones por brindar distintas formas de ayuda parecería que, cinco siglos después, el encuentro de culturas es un ciclo que aún no se ha cerrado, sigue constituyendo un problema ante el cual las autoridades actuando al margen de la ley que ellos mismos crean; en lugar de aportar soluciones, aceleran la degradación y el desaparecimiento de los pueblos amerindios.

Una antigua oración Mbyá-guarani de tradición oral dice así: "...Debemos instalarnos en la tierra donde el mal esté ausente, alcanzar la felicidad y ser dignos de vivir..."


*Artista plástico colaborador de ADITAL

agrega un comentario