Julio López
está desaparecido
hace 5722 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Brasil: Proyecto de ley es contrario a demarcación de nuevas áreas indígenas
Por Adital/Estación Vida - Thursday, Oct. 02, 2003 at 8:30 AM

1º.octubre/2003 - Brasil – Adital/Estación Vida – Durante el seminario "Las cuestiones indígenas y el derecho a la propiedad", realizado el último viernes 26 en Cuiaba (MT), el senador Jonas Pinheiro presentó el proyecto de ley 166, de su autoría, que legalizaría el arrendamiento de tierras indígenas a los agricultores, mostrándose contrario a la expansión de las áreas de reservas indígenas en Brasil.

Para él, extender el límite de las reservas actuales sobre áreas en proceso de producción agrícola "es una actitud insensata", ya que una vez deforestadas e incorporadas en el proceso productivo, las tierras no constituyen más un espacio apropiado para la sobrevivencia natural de los selváticos. "Las prioridades económicas del país deben anteponerse a las propuestas de reparación histórica", agregó. Así, en la visión del senador, legalizar el derecho natural de los pueblos indígenas a la tierra donde viven significa atraso económico para el país.

El evento, promovido por la Federación Agropecuaria del Estado de Mato Grosso (Famato), reunió representantes de la Comisión Nacional de Asuntos Indígenas, del Ministerio Público, del Ministerio de Agricultura, diputados, senadores, productores rurales e indios. Sin embargo, faltaron en las discusiones los principales interesados, los representantes de los pueblos indígenas. Por eso el seminario fue visto como "sospechoso" por miembros de grupos que defienden las causas indígenas. El coordinador técnico de la Operación Amazonía Nativa (Opan), Elton Rivas, comentó: "encuentro extraño que en un seminario que se decía que era para discutir los conflictos y llegar a una solución harmoniosa, sólo hubiese representantes de los productores rurales. Sólo un punto de vista fue colocado en discusión, faltó oír a los indios. Precisamos incorporar a los indios en estos debates".

El proyecto del senador Pinheiro fue defendido por los grandes propietarios de tierra en la figura del director de la Famato, Edson Andrade. Según Andrade, las propuestas presentadas por el senador proporcionarán una mejor condición de vida para los indios. "Los indios necesitan de renta y, al contrario de lo que piensan los indigenistas, antropólogos y ONGgs, ellos quieren trabajar en sus tierras. Un ejemplo de ello ocurre en Primavera do Leste, donde los indios Xavantes no pueden vivir más sólo de la caza. La reserva se encuentra en medio del sector productivo y en contrapartida nada produce. El monto anual de la Fundación Nacional del Indio (Funai) es de sólo 25 millones de reales. ¿Qué se puede hacer con esa cantidad?", argumenta.

Según él, a partir del momento en que los indios tuvieron contacto con la civilización dejaron de ser selváticos, y pasaron a tener los mismos derechos que cualquier ciudadano, retomando las teorías evolucionistas y racistas de la transición del siglo XIX al XX. "Ellos quieren arrendar las tierras, no quieren permanecer más como estaban antes. Necesitamos cambiar esa política indigenista", declara Andrade.

Elton Rivas, de la Opan, rebate esa crítica explicando que la afirmación de que los indios viven en estado de miseria es una forma de mirar la causa por un único lado, que en este caso sería el de los latifundistas, cultivadores de soja y demás productores rurales. "Los indios necesitan de alternativas económicas, pero que vengan como solución y no como explotación. Ellos pueden desarrollarse dentro de su propia cultura, sin reducir las diferencias, como proponen los empresarios", esclarece Elton. "Los indios tienen una manera diferente de utilizar la tierra y sus recursos naturales. Si el agricultor derriba la floresta de una reserva, no sólo está convirtiendo a aquella tierra en productiva, sino también, devastando el estado, minimizando la diversidad y degradando un área que antes estaba preservada", afirma.

Para el abogado y coordinador de políticas institucionales del Instituto Trópicos y del proyecto Salud Indígena, Villi Fritz Seilert, el seminario alcanzó el lugar de la "agresión" a los pueblos y a los poderes. "Aquello se transformó en un caso de policía", declara. Villi evalúa el proyecto de ley de Jonas Pinheiro, como un discurso antiguo y peligroso. "Los indios están realmente vulnerables. Faltan propuestas, asociaciones de trabajo conjunto, bases de procesamientos de alimentos, productos naturales y cooperativas. Eso es pensar en el futuro de las poblaciones indígenas y no en una solución a corto plazo", afirma. La cuestión del arrendamiento de las tierras indígenas, según Villi, no puede ser realizada por ser ilegal. Lo que sucede en algunas reservas y que tiene base legal, es la asociación agraria, donde se definen las condiciones y todo es dividido en partes iguales, tanto las obligaciones, como las bonificaciones. "No es esa rapiña que están proponiendo, donde los propietarios tomarían cuenta de las tierras y además usarían al indio como mano de obra", esclarece el abogado.

La salida para que ocurra la sustentabilidad indígena, según Villi, sería la elaboración de propuestas que involucre una asociación con las universidades, agroindustrias, en torno de investigaciones de la explotación de recursos naturales y alimenticios. "¿En lugar de la soja, por qué no cultivar el pequi, por ejemplo, que comprobadamente es una buena opción económica? Las reservas están repletas de recursos naturales fitoterápicos y frutos silvestres. Falta creatividad en el gobierno", observa.


Al publicar en medio impreso, favor citar la fuente y enviar copia para: Caixa Postal 131 - CEP 60.001-970 - Fortaleza - Ceará – Brasil

agrega un comentario