Julio López
está desaparecido
hace 5608 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Gulumapu: Los hijos de los que no pudieron matar
Por Hernán Scandizzo - Monday, Oct. 27, 2003 at 7:01 PM
herscan@yahoo.com.ar

“Somos los hijos de los peñis que no pudieron matar”, dice la pintada de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM) hecha en un muro de la avenida Caupolican. La CAM es considerada una asociación ilícita por el gobierno chileno y la mayoría de sus dirigentes se encuentran en prisión. Pero por las noches las paredes de Temuco son cubiertas con pintura y carteles de esa organización. La resistencia mapuche no duerme, por la mañana eso se ve en las paredes.

“Somos los hijos de los peñis que no pudieron matar”... la frase me recuerda un estribillo del grupo punk vasco La Polla Records: “Somos los nietos de los obreros que tu no pudisteis matar”.

Un estudiante mapuche me dice que tendrían que ponerle a los pacos el tema hip hop dedicado a los hermanos Pichún – condenados a 5 años de prisión por el supuesto incendio de un camión de una empresa forestal -. Él asegura que serviría de acción psicológica contra los carabineros cuando reprimen en los Hogares o merodean por ahí.

En los Hogares la televisión está todo el día encendida, allí ven desde novelas para adolescentes y dibujos animados hasta imágenes de los enfrentamientos con los carabineros, que transmite el informativo de la Red Araucanía. Ellos ven sus enfrentamientos con los carabineros. Después hay tiempo para las novelas y escuchar rancheras, melódico latino, rock argentino, cumbia argentina (¡¡¡cumbia warice!!!), pop chileno y música popular. Después también hay tiempo para pensar acciones psicológicas contra los pacos.

Algunos funcionarios creen lo que le dicen los pacos, sus subordinados, sus empleados. Y los pacos dicen que los Hogares son nidos de subversivos, que hasta polígonos de tiro tienen. Eso lo creyó y lo dijo el intendente regional de Temuco tiempo atrás. Eso lo creyó el subsecretario del Ministerio de Planificación (Mideplan) Marcelo Carvallo, por eso el viernes, cuando se reunió con los estudiantes de los Hogares Mapuche en Las Encinas, más de 200 pacos estaban escondidos en los alrededores. El funcionario tenía miedo de que los jóvenes lo secuestraran.

Jóvenes así, que ríen viendo Cantinflas, son los mismo que se cubren la cara y enfrentan a los pacos. También jóvenes así son los que van presos; los que arrojan molotovs; los que le complican la existencia a los pacos, los que le meten miedo a ciertos funcionarios; los que escuchan rancheras; los que piensan acciones psicológicas con ritmo hip hop; los que llegan de las comunidades a estudiar a la ciudad y los que me recuerdan estribillos punk.

agrega un comentario