Julio López
está desaparecido
hace 5855 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

Conflicto público de basurales en territorio Mapuche
Por Mapuexpress - Wednesday, Jan. 28, 2004 at 11:19 AM

Racismo Ambiental en la Región de la Araucanía.

Wallmapu, territorio del Gulumapu (Chile), año 2004.-

La coordinación de familias y comunidades mapuche afectadas por basurales en la región de la Araucanía (IX Región) , han sostenido insistentemente en los últimos años que el 70 % de ellos están en tierras Mapuche. Asimismo
agregan otras cifras que continúan estremeciendo: Unas 11.000 toneladas de basura son depositadas mensualmente en tierras mapuche; de los 28 basurales en la región, 15 han cumplido su vida útil, expirando el año de cierre; 9 se encuentran sin autorización sanitaria que emite el servicio de
salud (la mayoría de ellos han obtenido sus autorizaciones a principios y mediados de los año noventa); Y 25 se encuentran sin resolución de calificación ambiental (RCA) que emite la Comisión nacional del medio ambiente, CONAMA..

Dichas denuncias se han relacionado directamente con un racismo ambiental. La existencia de basurales en comunidades mapuche se denuncian no como una coincidencia ni acción fortuita, por el contrario, se señala como parte de un comportamiento social e ideológico político que establece una jerarquía al interior de los grupos de poder del Estado y que se ha replicado al conjunto de la sociedad chilena, como práctica colonialista y de asimilación al Pueblo Mapuche y que hoy se traducen en estas nuevas formas de
discriminación.

En la región, latifundistas y empresas que controlan grandes extensiones de terrenos, siendo el caso de muchos que ni siquiera viven ahí, nunca en sus terrenos han recibido el depósito de basuras u otros proyectos con algún tipo de impacto, a pesar de que en sus alrededores prácticamente no hay existencia demográfica, pero las redes políticas y económicas se imponen para que las consecuencias sean recibidas por amplios sectores desposeídos.

Como ya se mencionó, los basurales se sitúan mayoritariamente en medio de comunidades mapuche y por ende de centenares de familias, pero además, en algunos casos se ubican en sectores cercanos a poblaciones de campesinos pobres, donde habitan numerosas familias, soportando la contaminación al lado de sus viviendas, al lado de sus caminos, al lado de los predios agrícolas y ganaderos, al lado de sus escuelas, al lado de sus recursos naturales, como el agua y bosques.

Basurales como los de Galvarino, Gorbea, Imperial, Loncoche, Melipeuco, Perquenco, Pitrufquén, Pucón, Saavedra, Teodoro Schmidt, Temuco, Vilcún, Villarrica, Ercilla, Los Sauces, Lumaco, Purén, Lautaro, se sitúan al interior, adyacente o muy cercanos a comunidades Mapuche. Otros, como los de
Cunco, Freire, Traiguén, por ejemplo, se sitúan cercanos a poblaciones de campesinos chilenos pobres. Esto deja en absoluta evidencia la práctica de racismo ambiental sostenida y en algunos casos, evidencia el clasismo, atentando contra sectores vulnerables y desprotegidos en sus Derechos.

Al respecto, alcaldes y autoridades de servicios públicos han sido tildados de ser reproductores de una ideología racista, que si bien puede ser directa o indirecta, conciente o inconsciente, por acción u omisión, lo cierto es, que producto de sus actitudes han ocasionado graves consecuencias y violaciones a Derechos fundamentales al ser responsables de
la existencia y funcionamiento de los basurales en comunidades mapuche y otros sectores vulnerables.

Basurales en tierras Mapuche. Relación comunidad afectada, depósito mensual de basura y distancia aproximada de la comunidad

1) Basural comuna Temuco, Varias Comunidades de Boyeco, 7.500 ton/mes, interior.

2) Basural comuna Gorbea, Comunidad Antonio Millaman, 143 ton/mes, interior.

3) Basural comuna Purén, Comunidad Pascual Huenupi, 131,25 ton/mes, interior

4) Basural comuna Lumaco, Comunidad Pililmapu, 9,22 ton./mes, interior.

5) Basural comuna Perquenco, Comunidad Llancamil, 9,6 ton./mes, interior

6) Basural Melipeuco, Comunidad Juan Meli, 27 ton/mes, interior.

7) Basural comuna Pitrufquén, Comunidad Cleonardo Pilquimán y Com. Ignacio Huaiquimil, 141 ton./mes, interior

8) Basural comuna Villarrica II, Comunidad Pedro Ancalef, 707 ton/mes, A menos de un Kilómetro

9) Basural comuna Villarrica I, Comunidad Pedro Ancalef, Sin antecedentes, A menos de un Kilómetro.

10) Basural comuna Loncoche, Comunidad María M. Quilacán, 307,352, Interior.

11) Basural comuna Imperial, Comunidad Hueche Huinca, 427 ton/mes, Adyacente.

12) Basural comuna Galvarino, Comunidad Curihuentro, Sin Funcionamiento oficial en el 2003, Interior.

13) Basural comuna Lautaro , Comunidad Juan Millape, 580,5 ton/mes, A menos de un Kilómetro.

14) Basural comuna Schmidt, Comunidad Francisco Quilaqueo, 45 ton/mes, adyacente

15) Basural comuna Saavedra, Comunidad Marcelo Nahuelcoi, 52 ton/mes, Adyacente

16) Basural comuna Vilcún, Comunidad José M. Millaleo, 100 ton/mes, A menos de un Kilómetro.

17) Basural comuna Pucón, Comunidad Pascual Quenupi, 1,041 ton/mes, A menos de un Kilómetro.

18) Basural comuna Ercilla, Comunidad Epuleo Conamil, 28 ton/mes, Interior

19) Basural comuna Los sauces, Comunidad José Loncomil, 45 ton/mes, A menos de un Kilómetro.

A los impactos que ocasiona un basural, tales como transformaciones sociales; daños culturales; mayor empobrecimiento; riesgo latente a la salud de la población; alteraciones a los valores paisajisticos; disminución del valor patrimonial, se menciona también como un hecho de suma gravedad la contaminación de los recursos naturales. Un gran porcentaje de basurales existen próximos a aguas superficiales, siendo en algunos casos notoria la contaminación en causes que comúnmente suministran a los animales y se aplican en regadío o microregadío para sembrados. Algunos de los casos a mencionar, son por ejemplo el del lugar Ancúe, vertedero Gorbea, cuyo recinto se ubica a 50 mts. del río. En Boyeco, al interior del vertedero de Temuco, al lado de la basura, nace el estero Tromen y se encuentra cercano también al estero Cuzaco Pelahuen, los que son utilizados por un amplio sector poblacional. Con respecto al basural de Pitrufquén, este se ubica a 50 mts. de un canal llamado Faja Maisa, encause de unos 17 kmts., proyecto reciente para un programa de regadío.

Otro ejemplo, es el del basural de Loncoche en el lugar Penchucón, cuyo recinto colinda en declive con quebrada donde fluye un manantial, del que varias familias mapuche consumen agua. En el basural de Vilcún, también adyace a un estero que suministra agua a los predios agrícolas y ganaderos colindantes. En Lautaro, en temporadas de lluvia, se ha denunciado que el recinto basural ha colapsado por el agua, inundando predios agrícolas y ganaderos colindantes.

En Villarrica, uno de los basurales (son 2) que se conoce como el antiguo, se ubica a unos 600 mts. del río; por su parte el otro (el nuevo) adyace a un estero. En Perquenco, el basural se ubica a unos 900 mts. en línea recta de la piscina natural que es Municipal y que presenta en temporada veraniega una alta asistencia de público que se baña
en sus aguas.

La gran mayoría de las familias mapuche que conviven con los basurales utilizan agua de pozo para su consumo y en algunos casos más extremos aguas superficiales que adyacen a estos recintos. Las consecuencias al respecto son absolutamente insospechadas ante el peligro de contaminación de las napas, esteros, ríos o manantiales.

Otro grave problema de contaminación a los recursos naturales y de riesgo a la población, son la existencia de microbasurales. Al respecto, se puede mencionar nuevamente como ejemplo el de Boyeco que es uno de los más afectados en este sentido, ya que la presencia de basura en caminos e hijuelas, botados por particulares que vienen principalmente desde Temuco fuera de los horarios de depósito del recinto basural, han convertido el amplio sector mapuche en depósitos de desechos de todo tipo. Por otra parte, catastrófica es la situación que enfrenta el lugar Pelahuenco, comunidad Curihuentro a causa del basural de Galvarino. Si bien dicho recinto se encuentra oficialmente cerrado, el que dejó de funcionar en el año 2002 a causa de un litigio de propiedad con una familia mapuche, en las
inmediaciones de dicho recinto, en pleno camino público, se ha convertido en un basural clandestino donde transitan obligadamente día a día, numerosos niños (as) adultos y ancianos.

La quema irracional de basuras al interior de los recintos es otra práctica común que se hace. La incineración aumenta los malos olores y amplía la contaminación del aire en las familias que colindan.

Por lo señalado, el seguir manteniendo las actuales políticas sanitarias y ambientales sobre los basurales es seguir causando un abierto ecocidio y etnocidio. Sin embargo, la sola erradicación de los recintos desde comunidades Mapuche no cambia los problemas de fondo. Un posible traslado,
mitigaciones a los daños causados y compensaciones, requiere también urgentes transformaciones en las políticas públicas. Una de ellas es terminar con el racismo ambiental en las comunidades mapuche y la discriminación conexa a sectores poblacionales no mapuche desprotegidos en sus Derechos. Asimismo, urgen políticas que vayan destinadas revertir las actuales condiciones, con fines útiles y efectivos, siendo entre otras y de manera general:

-La Promoción en la comunidad sobre Educación Ambiental;

-La promoción de alternativas económicas y comerciales a través del reciclaje y de re-usar desechos sólidos domiciliarios;

-La Investigación y promoción sobre el aprovechamiento de los desechos sólidos, con participación comunitaria;

-Capacitación cívica con respecto al tratamiento adecuado de los desechos sólidos y su recuperación, promoviendo la recogida selectiva, en su origen, para la separación de los residuos.

compilación por: Alfredo Seguel
-Agrupación Mapuche de Temuko Konapewman
-Coordinación de comunidades mapuche en conflictos ambientales. (región de la Araucanía).-

agrega un comentario