Julio López
está desaparecido
hace 5807 días
versión para imprimir - envía este articulo por e-mail

viene el estallido en BOLIVIA
Por fab - Thursday, Jan. 29, 2004 at 11:49 AM

La Paz, enero 28, 2004.- La población civil de las principales ciudades bolivianas unió hoy su voz de protesta a la de los sindicatos y organizaciones sociales y populares para condenar las medidas económicas que alista el presidente Carlos Mesa.

CRECE CLAMOR POPULAR CONTRA PAQUETAZO ECONÓMICO DE MESA

Redacción de Econoticiasbolivia.com


"No pueden pedir más sacrificios al pueblo", "que la crisis la paguen los ricos y no los pobres", "el gobierno aún está a tiempo de recapacitar", "va a ser el peor error del Presidente", "no nos pueden hacer esto", dijeron ciudadanos de diversa condición social a las cadenas de televisión y radioemisoras locales.


La protesta fue generalizada al conocerse que entre las medidas económicas que prepara el gobierno se incluye, entre otras, el fin del subsidio del gas licuado doméstico consumido por los hogares más pobres y el alza en el precio de los principales carburantes, lo que tiene un efecto multiplicador en el resto de los productos de la canasta familiar, el transporte y la alimentación.

LEVANTAMIENTO POPULAR


"El pueblo se va a levantar", advirtió el principal dirigente de la Confederación de Campesinos, el "Mallku" Felipe Quispe. "Si Mesa anuncia el garrafazo o el gasolinazo, el pueblo se va a levantar y muy pronto Carlos Mesa va a caer".


"Nos estamos preparando para salir a las calles para enfrentar las medidas económicas y tumbar a Mesa", aseguró el líder de los campesinos del Altiplano, que alista junto a la Central Obrera Boliviana (COB) una huelga general indefinida y el bloqueo de caminos si Mesa lanza las medidas económicas acordadas con el Fondo Monetario Internacional y no atiende las demandas sociolaborales.


La protesta popular fue de tal intensidad que alarmaron, incluso, a los parlamentarios del Movimiento al Socialismo (MAS) del cocalero Evo Morales, que respaldan al presidente Mesa y que habían condenado la convocatoria de la COB a la huelga como "sediciosa" y "golpista".


"Ya le hemos dicho al Presidente que esto (eliminar la subvención al gas licuado) es un suicidio", confesó el senador del MAS, Filemón Escobar, al considerar que estas medidas económicas ocasionarían grandes conflictos sociales.


"Habrá una convulsión social, de la que seguramente se van aprovechar aquellos que no quieren llegar a las elecciones", lamentó el parlamentario del MAS, partido que intenta canalizar todas las protestas sociales y el repudio popular al neoliberalismo hacia la vía electoral. En el MAS, hay el temor de que la lucha popular sea contrarrestada por un golpe militar de extrema derecha, lo que suspendería la vigencia de la democracia, cancelaría las elecciones y, por tanto, sus posibilidades de ser gobierno.

LAS MEDIDAS


Según los anuncios oficiales, el presidente Mesa anunciará este fin de semana su programa económico de emergencia con el que intentará financiar un elevado déficit fiscal de más del 6% del Producto Interno Bruto (PIB). Hasta ahora ya se conoce que reducirá en un 10% los salarios de la alta burocracia y ahorrará un poco más de 35 millones de dólares con una política de austeridad. Otros 100 millones de dólares serían obtenidos de la cooperación internacional, por lo que le restaría financiar un total aproximado de 250 millones de dólares, los que provendrían de aportes de las empresas petroleras, el fin del subsidio del gas licuado, mayores cargas tributarias sobre los asalariados y al alza del precio de la gasolina y diesel, tal como denunciaron dirigentes sindicales y anticiparon parcialmente las propias autoridades de gobierno.


En los sectores populares hay la certidumbre, fruto de experiencias pasadas, que el aumento de impuestos y el alza en el precio de los carburantes tiene un impacto muy fuerte en la economía de los pobres, que constituyen dos terceras partes de la población y que, por lo visto hasta ahora, no parecen estar muy dispuestos a sacrificarse tal como lo solicitó el presidente Mesa.

NO MÁS SACRIFICIOS


"Cada año nos piden más sacrificios, cada año nos piden que nos ajustemos los cinturones, ¿dónde más?. Los bolivianos somos muy pobres, apenas nos alcanza para sobrevivir", protestó el dirigente de los maestros urbanos de La Paz, José Luis Álvarez, que cree que Mesa continúa con la misma política del ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, derrocado por la furia popular en octubre pasado.


"Ellos siempre han manejado la economía, ellos son los que han quebrado (...) Si no pueden dar de comer al pueblo, deben dejar el poder", agregó el dirigente al convocar a los trabajadores de todo el país a organizarse junto a la COB para frenar el "paquetazo económico"


En Cochabamba, el principal dirigente de la Central Obrera Departamental, Alberto Machaca, exigió a la dirección nacional adelantar la huelga general y el bloqueo de caminos para detener el gasolinazo de Mesa.


En Oruro, un ampliado de la Federación de Mineros lanzó igual convocatoria a la movilización. "Hemos aprobado avanzar en la unidad de los trabajadores en torno a los documentos programáticos y revolucionarios de los mineros, reemplazar el Parlamento burgués con la Asamblea popular de obreros, campesinos y clases medias, y movilizarnos en contra de las medidas económicas", informó el máximo dirigente minero, Miguel Zubieta.

MÁS PROTESTAS


La protesta popular ya ha generado una virtual división al interior del gabinete ministerial, entre quienes insisten en aplicar las medidas acordadas con el Fondo y aquellos que creen que el gasolinazo es poco menos que un suicidio (ver http://www.econoticiasbolivia.com/documentos/notadeldia/cobgasomesa.html).


Mientras tanto, en la televisión, las muestras de protesta suman y siguen. En la red Bolivisión, por ejemplo, ciudadanos de la ciudad de Santa Cruz decían: "No aceptamos el incremento, ya que es un elemento que va dañar a la clase pobre", "No estoy de acuerdo con el incremento del precio del gas, ya que afectará a toda la canasta familiar", "El gobierno antes de incrementar el precio del gas, debe incrementar los salarios y recién debe pensar en esa posibilidad", "Parece que es mucho el incremento, creo que el gobierno debe pensar muy bien antes de aplicar esta medida antipopular".


En la ciudad de La Paz, la protesta era similar: "Esta es una medida que va en contra del pueblo. ¿De dónde vamos a sacar dinero para comprar el gas, ya que los salarios no se incrementan desde hace varios años?", "No estoy de acuerdo con esa política del gobierno", "El gobierno quisiera que explique cómo va identificar a los más pudientes, para que ellos paguen más por el GLP, esto es otra fumada más del gobierno para lanzar sus medidas antipopulares", "Estoy en total desacuerdo con esta medida. Parece que el Presidente Carlos Mesa se está equivocando, ya que las medidas económicas no deben cargarse a las espaldas del pueblo, sino a las espaldas de los ricos y de la clase política" .


En Cochabamba, la misma historia: "No estoy dispuesto en pagar ese monto, ya que la crisis económica está azotando con todo al pueblo. Creo que el gobierno debe reflexionar y debe retirar esa medida", "No hay trabajo, no tenemos dinero, encima nos quieren imponer este garrafazo. Con esta medida el gobierno nos está obligando a delinquir", "Con esta crisis económica cómo pueden pensar en incrementar el precio del GLP, ya que nos estarán condenando a la miseria", dijeron a Bolivisión.

http://www.econoticiasbolivia.com

econews@ceibo.entelnet.bo

agrega un comentario


ULTIMOS COMENTARIOS SOBRE ESTE ARTICULO
Listados aquí abajo estan los últimos 10 comentarios de 1 escritos sobre este articulo.
Estos comentarios son enviados por los visitantes del sitio.
TITULO AUTOR FECHA
MAS son traidores durruti Thursday, Jan. 29, 2004 at 10:04 PM